inicio
"Orgullito" número 55 de Garcigrande regresará a la dehesa que le vio nacer, tras ser episodio principal de una tarde de celebración grande.
Alcolea - 09/09/2017
Javier Guijarro
Javier Guijarro

La Chata se vistió goyesca para conmemorar el centenario de su inauguración y sin duda el total de los tendidos, abarrotados, no olvidará fácilmente lo vivido en la ciudad de la cuchillería.

Cortó El Fandi la primera oreja de la tarde a un animal abanto de salida, manso en varas y aquerenciado a toriles en el último tercio, tapó el granadino la salida como requería el astado, consiguiendo ligazón en al menos tres tandas por el pitón derecho, rematando con una buena estocada y un golpe de verduguillo. Por contra, no cuajó en el tendido la faena al quinto al estar el morlaco en todo momento encogido y afligido aparentemente por un daño motriz ocasionado en el tercer capotazo.

Miguel Ángel Perera igualó en trofeos a su antecesor al cortar un apéndice a su primero, con mejor calidad en la embestida que su hermano de camada. Consiguió el extremeño naturales largos de mano baja por sendos pitones y mató de estocada entera algo contraria después de que sonase el primer aviso. Su segundo fue un animal incierto, correoso, con malas ideas desde salida y no gustó al respetable, que pronto desesperó pidiendo que abreviase; saludó ovación desde el tercio.

Alejandro Talavante corroboró el extraordinario momento que atraviesa. Figura del toreo con recursos, con firmeza absoluta, control del terreno que pisa y cabeza despejada. Llevó buena bronca el palco tras negar la segunda oreja del tercero de orden de lidia, un burraco noble y bravo pero justo de fuerzas. Lo entendió a la perfección Talavante cogiéndolo en corto, con series cortas y remates por alto buscando que el animal no perdiese las manos. Otro cantar fue el séptimo de la tarde, un colorado aplaudido en el arrastre, bravo, acaso falto de un punto de fondo al que Talavante le planteó una lidia de imposición absoluta rubricada con un estoconazo fulminante, premiada con dos apéndices.

Pero lo mejor vendría de la mano de un peruano con proyección infinita, con un morlaco que, ciertamente, no empujó en el peto, sino que echó la cara arriba. Se mostró reacio el Palco a mostrar el pañuelo naranja, tanto, que después de repetir cuatro veces el gesto de matar a Roca Rey, sacó el pañuelo blanco para ordenar el primer aviso, pero la insistencia del público albaceteño, alimentada con la alegría del centenario, causaron el efecto deseado. Roca Rey mostró su mejor faceta esta tarde en La Chata. Derroche de valor, variedad en quites, poder con la pañosa, buen uso de los aceros y conexión infinita con los tendidos, sencillamente, perfecto. 

Ficha del festejo:

Se lidió un encierro de Domingo Hernández y Garcigrande bien presentado de distinto comportamiento, bravo y noble el líneas generales.

El Fandi, oreja y saluda ovación

Miguel Ángel Perera, oreja y ovación

Talavante, oreja con fuerte petición y bronca al palco y dos orejas

Roca Rey, dos orejas y rabo simbólico tras indulto y dos orejas

FOTOGALERÍA

DETALLES del festejo

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.