inicio
La corrida de Miura, última de San Isidro, deja mucho que desear en cuanto a la presentación y el comportamiento de los astados. Segundo y quinto, devueltos.
Lucía Fuente León - 11/06/2017

La esperada miurada que ponía punto y final al primer San Isidro de la era Casas decepcionó por el escaso juego y la floja condición de los astados. El sobrino de los ganaderos, Eduardo Dávila Miura, volvía a pisar Las Ventas para conmemorar el 175 aniversario del hierro familiar y vio como sus dos toros eran devueltos al corral por falta de fuerzas. Rafaelillo tuvo que acudir a la enfermería después de recibir un puntazo en el muslo y otro en la axila al tirar de oficio y valentía con el cuarto. Rubén Pinar pechó con un lote sin opciones.

Puede que Dávila Miura, obligado a saludar una ovación antes de la salida del primero, saliese ganando con la devolución de los dos toros de su lote, ya que los sobreros de Buenavista y El Ventorrillo se convirtieron en lo más destacado de la tarde. El segundo bis fue un animal que desarrolló movilidad a lo largo de la faena. Eduardo resolvió con solvencia y mató de pinchazo y media estocada. Fue silenciado mientra el de Buenavista se despedía entre palmas. Con clase y humillación acudió el quinto bis, de El Ventorrillo, a la muleta del veterano torero, que lo templó con suavidad y profundidad por ambos pitones. Pinchazo y media estocada tras la que el toro fue despedido con una ovación. Dávila Miura salió a saludar entre una división de opiniones.

El que abrió la tarde fue un animal noble pero sin fondo al que Rafaelillo cuidó durante la faena de muleta. Sin obligar y llevando a su oponente con suavidad, el torero murciano firmó con oficio una actuación que no tuvo eco en los tendidos. Mató de media estocada y decabello, siendo silenciado. Con un farol de rodillas recibió al cuarto de la tarde, al que remató con una lucida revolera después de un saludo capotero con buen son. Rebrincado en banderillas el cárdeno, al que le faltó empuje y casta en la muleta. Rafaelillo, que fue prendido en el muslo, fue todo actitud y valentía. Media estocada trasera y ovación.

Rubén Pinar fue el peor parado de la tarde al toparse con un lote sin oportunidad alguna. Muy justo de fuerzas el tercero de Miura, protestado con fuerza por los tendidos, que tuvo una embestida incierta y mostró dificultades a lo largo de la lidia. Solvente y con actitud Pinar, que dejó una estocada tras varios intentos y fue silenciado. También se protestó con insistencia al que cerró plaza, un toro nulo con el que poco pudo hacer el manchego salvo abreviar y coger directamente la espada. Estocada, descabello y silencio de nuevo.

Ficha del festejo:

Plaza de toros de Las Ventas (Madrid). 32ª y última de San Isidro. Casi lleno en los tendidos. Toros de Miura, justos de presencia, flojos y sin casta; Buenavista (2º bis) y El Ventorrillo (5º bis), estos dos últimos con movilidad y opciones, para Rafaelillo, Dávila Miura y Rubén Pinar.

Rafaelillo (azul pavo y oro), silencio y ovación

Dávila Miura (verde y oro), silencio y división de opiniones

Rubén Pinar (azul pavo y oro), silencio y silencio

Parte médico de Rafaelillo: "Puntazos corridos en cara interna tercio superior muslo izquierdo y axila derecha. Pronóstico: leve”.

Así se lo contamos TORO A TORO

FOTOGALERÍA

DETALLLES del festejo

SECUENCIA del percance de Rafaelillo

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   4 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.