inicio
Jesús Enrique Colombo sufrió una doble cornada durante su primera faena, mientras que un dispuesto y entregado Ángel Téllez conseguía abrir la puerta grande ante una desrazada novillada de Los Chospes. Fernando Beltrán no pasó de destellos con un lote imposible
Carlos Bueno - 09/10/2017
@enfoquetaurino
@enfoquetaurino

Se miró Colombo tras la espeluznante cogida y le cayó el mundo a los pies: Adiós a la alternativa, pareció pensar. Sólo quedaban dos días para doctorarse en Zaragoza y llevaba una cornada en el muslo derecho. Una faena la que le acababa de hacer el segundo novillo de la tarde, cornicorto y cornigrueso, certero y avisador, que ya se había colado por ese pitón en un par de ocasiones antes de levantar al venezolano del suelo. Le cogió confiado, con las zapatillas asentadas, intentado hacer la faena que se le volvió en contra, y todo después de banderillear con ortodoxia y exposición.

Le cortó una oreja Ángel Téllez al quinto a base de consentir y provocar. Respondió el animal yendo tras la muleta. Faena intermitente por la falta de ritmo del astado pero impregnada de entrega y verdad por parte del novillero, que impuso su mando con suave temple y mucha seguridad antes de rematar de estocada corta.

A portagayola se fue a recibir al que cerraba el festejo y luego quitó por ajustadas saltilleras, muestra inequívoca de su inconformismo. El temerario pase cambiado por la espalda con el que inició su quehacer significaba que su actitud no iba a decaer hasta el final. No parecía tener demasiado recorrido el de Los Chospes, pero Téllez tiró de él con autoridad consiguiendo alargar su viaje en una faena medida e intensa rematada de media estocada que fue suficiente.

Le había consentido mucho al reservón que sorteó en primer lugar, que nunca embistió con la mínima claridad, pero su labor no consiguió alcanzar el ritmo y la intensidad necesarios para calar en los tendidos.

Manseó descaradamente el novillo que abrió la tarde, un precioso ejemplar que siempre embistió calamocheando y pegando violentos tornillazos. Fernando Beltrán intentó llevar a cabo el imposible toreo en terrenos de tablas, pero lo más significativo de su labor habían sido dos medias y una personal revolera con las que abrochó su recibo capotero y que consiguieron pellizcar a los espectadores.

Hizo lo imposible por mantener en su muleta al que salió en cuarto lugar, pero su marcada querencia a tablas hizo que siempre saliera suelto en su búsqueda, y de nuevo sólo pudo apuntar su regusto en un par cambios de mano y de recargados molinetes.

Se esperaba con expectación la novillada de Los Chospes, propiedad de Fernando Moreno, un valenciano ilusionado con la ganadería en la que tanto esfuerzo y trabajo está invirtiendo. Y dentro de su desigualdad de peso y hechuras, el encierro estuvo generosamente presentado con dos novillos de preciosas hechuras, 1º y 5º, pero en general a los novillos les faltó raza y fondo. Sólo los dos últimos ofrecieron posibilidades.

Ficha del festejo:

9 de octubre, Valencia, novillada del día de la Comunidad Valenciana. Más de un tercio de plaza. Novillos de Los Chospes, desiguales de presentación y juego. Mansos 1º y 4º, incierto el 2º, desrazado el 3º, y manejables 5º y 6º.

Fernando Beltrán: saludos, silencio en el que estoqueó por Colombo y silencio tras aviso.

Jesús Enrique Colombo: herido por su primero.

Ángel Téllez: silencio, oreja y oreja.

Cuadrillas: se desmonteraron Juan Navarro y Juan Felipe Cano tras banderillear al quinto.

FOTOGALERÍA

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   1 Voto

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.