inicio
Ferrera lo más destacado de una tarde en la que ni Juan Bautista ni Escribano tuvieron opciones de trofeo
José Mª Vivas - 09/06/2017

Casi lleno en tarde calurosa, se lidiaron toros de Adolfo Martin, excelentemente presentados y de juego desigual, aunque no han dado el juego esperado, se guardó un minuto de silencio en memoria de Ignacio Echeverría.

No todo podía ser tan bueno en la semana torista, y precisamente en uno de los platos fuertes de la misma, en una de las corridas más queridas y seguidas de la afición de Madrid como es la de Adolfo, se baja un poquito el listón y la extraordinaria presentación de la corrida, no estuvo acorde con el juego de los toros. Sobre todo con lo que esta ganadería nos tiene acostumbrado. Imagino que el primer disgustado sea el propio ganadero y la paciencia que acredita a lo largo de su vida, es el mejor bálsamo para que en breve y volviendo a su plaza, torne las lanzas en cañas y podamos disfrutar del toro de Adolfo en estado puro.

Terna muy atractiva sobre el papel, la que se enfrentaba a los grises, cada uno por sus "cosas", Antonio Ferrera puede que sea y no creo que me equivoque, el yerno que toda suegra quiere tener o trasladado al toro, el torero que todo ganadero quiere que lidie su corrida puesto que la capacidad lidiadora y artística y de entendimiento de Ferrera con cualquier toro y en cualquier condición, está al alcance de muy poquitos toreros del escalafón. Hoy en Madrid ha vuelto a dar una verdadera lección de todos esos valores durante toda la tarde pero concretamente en el segundo de su lote, ha sido donde ha sacado a relucir lo mejor del extremeño, conocimiento de terrenos indispensable cuando el de Adolfo le exigió esos cambios de sitio, temple, inteligencia y además, toreo caro y del bueno, todas esas condiciones a las que no ha sumado la de la suerte suprema y cierre final de faena. No me cansaré de decir que lo importante ahí quedó pero ya son varias veces, cuando no es un presidente cicatero, es la espada o el descabello, o cualquier otra cosa, pero ya es hora que el toreo y la suerte sea justa con un pedazo de torero.

Le seguía en el cartel el francés Juan Bautista, torero que atraviesa un extraordinario presente profesional y que siendo capaz de ser fiel a sí mismo en la actualidad se ha convertido en uno de esos toreros que da gusto verle andar por la plaza, facilidad, seriedad y sobre todo torería en un torero que ha madurado a lo largo de su carrera y sin dar la nota ha adquirido poso. Llegaba a Madrid después del lio que armo en Nimes y con la corrida de Adolfo parecía que podía ser, pero no ha sido y no precisamente por Juan, porque aunque los dos toros que ha sorteado hoy no han sido los peores de la tarde, tampoco le han permitido el acople necesario para una plaza como Madrid, faenas limpias y templadas, pero que no llegaron a conectar con el público.

Cerraba terna el sevillano Manuel Escribano, que de un plumazo borró cualquier atisbo de duda en su reencuentro en Madrid con los Adolfos y desde la porta gayola con la que recibió a su primero, hasta el tercio de banderillas del 6º, todo han sido buenas intenciones del torero. Pero que con los dos toros más complicados de la tarde, todo ha quedado en eso y nada más, buenas ideas por parte de Manuel, que volvía a enfrentarse a los Adolfos en Madrid y los recuerdos quedaran para siempre en eso, solo recuerdos.

Ficha del festejo:

Antonio Ferrera, silencio y palmas tras dos avisos.

Juan Bautista, silencio y silencio.

Manuel Escribano, silencio y silencio

 

Así se lo contamos TORO A TORO

FOTOGALERÍA

DETALLES del festejo

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   1 Voto

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.