inicio
Padilla, Morenito y López Simón consiguieron abrir la puerta grande del coso ribereño. Tres toros devueltos tras partirse un asta complicaron la tarde. Al final se tuvieron que lidiar dos toros de Victoriano del Río, tras no haber más sobreros
Daniel Escudero - 16/09/2017
Julio Calvo
Julio Calvo
Julio Calvo
Julio Calvo

La tarde empezó con serios problemas. El primer toro tuvo que ser devuelto tras perder su asta izquierda en su primera pelea con el caballo. El sobrero, de nombre Algodonito fue un toro serio pero que duró poco. Nada más salir remató en un burladero con la mala fortuna de partirse el pitón. El presidente no dudó y volvió a sacar el pañuelo verde. Tuvo que salir un animal de Victoriano del Río para que Juan José Padilla lidiara su primer animal. Un toro bizco que no acompañó al jerezano. No le dejó lucirse con la muleta, aunque lo mejor llegó con un tercio de banderillas que brindó al público. Media estocada que no fue suficiente para hacer doblar al toro y necesitó del descabello. 

El segundo fue el más pequeño del festejo de presencia anovillada. Solamente fue señalado por el picador ya que desde el primer momento demostró su falta de fuerzas. Decisión inteligente la de Morenito, que comenzó en los medios de rodillas con una buena tanda de muletazos. El ribereño fue toreando con temple para acabar cuajando una faena de mérito. Mucho detalles toreros los que dejó Morenito con su primero, sobre todo con algunos naturales. Media estocada fue suficiente para tumbar al animal. Oreja.

López Simón se tuvo que enfrentar con el peor toro de la tarde. Desde el principio de la faena se mostró peligroso, reservón y mirón poniendo en apuros al madrileño desde las primeras tandas. López Simón lo intentó por ambos pitones pero el toro no mejoraba sus condiciones. El diestro decidió acabar cuantos antes yendo a por la espada de muerte. Las cosas se complicaron ya que el descabello se le atragantó al madrileño.

El cuarto fue un toro serio que mostró debilidad en la pata izquierda trasera, pero se complicó cuando tras chocar con las tablas volvió a romperse el cuerno. El toro fue devuelto pero el problema es que no había más que los dos animales que quedaban por lidiar en los corrales. Tras minutos de dudas, apareció un camión en la plaza con toros de Victoriano del Río. Padilla tuvo que enfrentarse a un ejemplar alto de buenas hechuras. El ciclón de Jerez se encargó de transmitir su afición a la grada. Chicuelinas para llevar el toro al caballo y un fantástico tercio de banderillas avecinaban una gran faena. El toro no tenía nada especial, pero Padilla experto con estas reses sacó su mejor faceta. Toreo de cerca, arrimándose al animal y unos cuantos desplantes alguno sin trastos hicieron levantar al público. Para acabar una estocada entera que le valieron las dos orejas.

El quinto toro fue el mejor presentado de la tarde. Morenito empezó la faena por el pitón izquierdo, pero las tandas no conseguían conectar con el público. El de Bañuelos se quedaba un poco corto y cerca estuvo de coger al torero local. Por el pitón derecho decidió tener algo de mejor calidad aunque el diestro lo descubrió un poco tarde. Dos buenas tandas al final hicieron saltar los olés del público. Una estocada fulminante le valió para sumar su segunda oreja de la tarde y asegurarse abrir la puerta grande de su ciudad natal.

El sexto fue el mejor toro de lo que va de feria. Desde el comienzo metió bien la cara abajo y demostró su nobleza. Lopez Simón se descalzó y empezó a forjar una faena magistral. El animal embestía y el madrileño querían acabar con buen sabor de boca. La unión perfecta que dejó detalles de un toreo perfecto. Un gran pitón derecho le valió para meter al público en la faena, toreo en redondo con los pies juntos o rufinas fueron algunos de sus mejores detalles. En las últimas tandas se metió entre los pitones pasando al toro muy cerca mientras miraba al público. La grada comenzó a gritar al  unísono ¡torero,torero,torero! Unas manoletinas dejaron al toro preparado para la suerte suprema en los medios. Una media estocada en el sitio le valieron para desorejar a un toro que pudo dar la vuelta al ruedo.

Plaza de toros de Aranda de Duero.- Burgos. Toros de Antonio Bañuelos para Juan José Padilla, Morenito de Aranda y López Simón.

Ficha del festejo:

Juan José Padilla, ovación y dos orejas

Morenito de Aranda, oreja y oreja

López Simón, silencio y dos orejas

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   1 Voto

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.