inicio
Álvaro Lorenzo dio una meritoria vuelta al ruedo tras la fuerte petición no atendida
J.C.M. - 09/05/2016
Alcolea
Alcolea

Primera novillada de la feria de San Isidro con aroma a corrida de toros por la inminente toma de la alternativa de Álvaro Lorenzo, Ginés Marín y Jonathan Varea en la feria de Pentecostés en Nimes. Suponía su presentación en Las Ventas con novillos de El Parralejo, hierro conocido y del gusto de alguno de ellos no en vano algún triunfo les ha dado. Corrió serio peligro de no celebrarse por el estado del albero tras las últimas lluvias que han azotado a la capital de España. Buen trabajo de la empresa que logró acondicionar a tiempo el ruedo y buena respuesta del público llenando tres cuartos del aforo en una tarde que invitaba a mejores menesteres. Fue respetuosa la lluvia al menos hasta la lidia del sexto.

Decepcionaron los novillos de la ganadería onubense todos ellos bien presentados pero muy parados excepción hecha del 4º que permitió al toledano Álvaro Lorenzo ir ligando tandas por ambos pitones. Y mal la Presidencia a cargo de Don Justo Polo, muy precipitada en la devolución del 3º que apuntaba maneras pese a perder las manos en el capote y en el tercio de varas, atendiendo la leve petición del respetable; muy cicatero en la no concesión de la oreja a Lorenzo en el 4º pese a la ahora sí fuerte exigencia del público. Cierto es que esto es Madrid y que los trofeos cotizan caros pero no se dejó nada el toledano en su esfuerzo por agradar, revolcón incluido. Con semejante novillada más no se podía hacer. El mismo empeño pusieron Ginés Marín y Jonathan Varea, los dos muy por encima de sus oponentes, sin ritmo y perdiendo las manos, en el caso del 3º bis rozando la desesperación de Varea. No pudieron brillar en ocasión tan importante teniendo que lidiar con la cara más ingrata de esta profesión.  A la espera de mejores tardes dejaron patente los tres estar preparados para dar el salto a la primer escalafón de la tauromaquia.

No pudo lucir Álvaro Lorenzo con el capote en el 1º, animal sin fuelle que pierde las manos dos veces en la salida a los medios. Parado, deja tandas muy discontinuas por ambos pitones. Se adornó Lorenzo con un pase circular pero con buen criterio abrevió la faena. Tras dos pinchazos dejó una estocada algo caída. Silencio. Al 4º, el mejor de la tarde, lo recibió con una correcta tanda de verónicas. Animal noble, lo llevó a los medios con una aplaudida serie de doblones. Animal con recorrido al que sacó dos ligadas tandas de derechazos bastante exigidos. Mantuvo el novillo el tipo también al natural parándose a medida que la faena avanzaba. En los adornos finales volteó al diestro que en valentía no es dudoso. Le dejó una estocada trasera como remate  a una faena que pese a la fuerte petición de las gradas sólo le dejó en claro una merecida vuelta al ruedo.  

Intentó Ginés Marín lucir sus mejores galas con el capote incluso en los quites a Lorenzo. Brilló en el remate del saludo capotero del 2º con una larga con el envés. De lo mejor de la tarde. Le tocó en suerte un animal que cabeceaba demasiado afeando tanto los estatuarios de inicio como las tandas posteriores. Fue adaptándose el jerezano a base de paciencia aunque los muletazos que dibujó carecían de brillo alguno. Cerró con media estocada caída y silencio tras aviso. El 5º, remolón con el caballo, tuvo algo de continuidad una vez encontraba la muleta. Sacó dos buenas tandas por el pitón derecho. Por más que insistió Ginés los muletazos eran más de lo mismo carentes de brillo. Terminó la faena con media estocada. Silencio.

Desesperación es la palabra que define la actuación de Varea. Le arrebataron con prontitud al 3º, impetuoso, al que se adivinaba algo, no se sabe bien el qué visto lo visto. Pero algo había. Perdió las manos varias veces y la Presidencia lo mandó sin mediar clamor mayúsculo a los corrales. Se encontró a cambio un sobrero de José Vázquez al que saludó con una brillante tanda de verónicas rematas con dos medias. Este sí que tenía algo: debilidad en las manos las cuales perdió una y otra vez hasta dibujar en la cara del de Almazora la imagen viva de la desesperación. Sin recorrido alguno, trotón, lo finiquitó con media estocada tendida. Silencio y pitos al animal en el arrastre. El 6º trajo consigo la fuerte lluvia y un intento fallido de porta gayola por desidia. Bien el tercio de banderillas de Iván García que se desmonteró. Tuvo Varea la paciencia de ir ligando muletazos por el pitón derecho pero tan pronto inició al natural el novillo se paró y nunca más se supo. El desplante final de rabia fue fiel reflejo de la frustración del novillero. Tres pinchazos y una estocada trasera pusieron fin a la agonía general. Le premió el poco público que quedaba en las gradas con una ovación más por la frustración que por lo visto y al novillo con merecidos pitos.

Decepcionante la primera de las tres novilladas de este San Isidro 2016, rescatada de las fuertes lluvias, no tanto por la actitud y clase de los futuros tres matadores como por el naufragio tanto de la ganadería como de la Presidencia.

Ficha del festejo:

Álvaro Lorenzo, silencio y pitos al toro en el arrastre y vuelta al ruedo tras fuerte petición

Ginés Marín, silencio tras aviso y silencio

Varea, silencio con pitos al toro en el arrastre y silencio tras aviso

 

Así se lo contamos TORO A TORO

FOTOGALERÍA

DETALLES de la 1ª novillada de San Isidro

SECUENCIA de la cogida de Álvaro Lorenzo

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   3 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.