inicio
Finito de Córdoba y Talavante poca fortuna tuvieron en sus respectivos lotes
Alcolea - 11/09/2014

Hay algo que el espectador saca en claro cuando ve torear a Miguel Ángel Perera, que ha tocado techo, que ha llegado a la cumbre, que pisa terrenos que sólo los ocupan las Figuras del Toreo. Torero de recursos, muy querido en esta tierra, tanto que antes de su primer astado tuvo que saludar la cálida ovación de los tendidos en forma de agradecimiento, por aquella gran tarde que nos brindó el pasado año en esa faena en la que indultó un toro de Daniel Ruíz. Pero hoy no iba a ser menos.

Inquieto, como de costumbre, veía el ganadero el transcurrir de una tarde muy cuesta arriba. Cartel de expectación, quizás uno de los más rematados del ferial. El público que llenó más de tres cuartos del tendido esperaba mucho más del encierro de Fuente Ymbro, bien presentado el ganado, rematado, peligrosos en general, mansos y sin clase, mirones y sin fijeza.

No fue la tarde de Finito ni mucho menos. Le faltó acople con un primero, que sin ser un animal de indulto tampoco fue de capea. El animal se medio dejaba por el derecho, mas no lo vio claro el matador y cambió pronto la ayuda por el estoque de matar. Desacertado en la tarde de hoy con los aceros, escuchó sendas pitadas tras el arrastre de sus contrincantes. Su segundo no pasó ni una sola vez en la muleta, aunque parte del tendido no quiso verlo y la tomó exclusivamente con el diestro.

Alejandro Talavante tampoco tuvo suerte con su lote. El tercero de orden de lidia pasó de puntillas por el del castoreño, no le sobraban las fuerzas. Buscó la salida durante todo el tercio de muleta, defendiéndose sin más echando la cara arriba para más Inri. Faena breve del extremeño que remató con un pinchazo y una estocada tendida. Silencio que dio paso a la típica merienda de los tendidos. El que cerraba plaza no sería muy distinto a sus hermanos, se quedaba corto, carente de clase y motor. Pitada general que aunaba el descontento con el burel y el fallo con el acero de matar de Talavante.

Lo mejor de la tarde, sin duda, lo protagonizaría Miguel Ángel Perera en el quinto de orden de lidia. En su primer capítulo se estrelló Perera con un manso peligroso de Fuente Ymbro, acaso el peor del encierro. Reservón, con malas intenciones se paraba el astado, buscando la colada por defensa. Digno el matador, se las vio y se las deseó para pasaportar a un toro que parecía esperar a drede que la espada de matar estuviese montada para bajar la cabeza y escarbar con guasa. Una estocada casi entera en buen sitio permitió al matador saludar ovación desde el callejón. En el quinto llegaría el auge, imposible hacer más con menos. Faena de bragueta a un animal que comenzó sin querer pasar por ningún pitón y acabó pasando por ambos, mejor por el zurdo. Sin poder bajar mucho la mano para no derribar al de Fuente Ymbro, alargó el viaje el extremeño a "Soplón" hasta conseguir tres tandas jaleadas que levantaron a los espectadores de sus localidades. Conocedor del premio en juego se tiró Perera a matar como si fuese el toro de su retirada, estoconazo en todo lo alto, a costa de ser prendido en el embroque. Un enganchón por la banda de la taleguilla que daría paso al zarandeo seco y brusco del animal. Tras pasear los dos apéndices pasaría por la enfermería para posteriormente ser trasladado a centro hospitalario. Faena cumbre de Perera que no pasará al olvido con facilidad.

Ficha del festejo:

Finito de Córdoba, pitos y divisón de opiniones con pitos para el toro

Miguel Ángel Perera, ovación y pitos para el toro en el arrastre y dos orejas

Alejandro Talavante, silencio y pitos

 

Así se lo contamos TORO A TORO

FOTOGALERÍA

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.