inicio
Alejandro Talavante corta tres orejas y se la juega en su primera actuación. Diego Urdiales y Migue Ángel Perera, que reaparecía después del percance de Salamanca, se llevan una.
Lucía Fuente León.- Vídeo: prensa FIT - 05/03/2016
prensa FIT
prensa FIT

La emoción y la suavidad fueron los dos puntos clave en las actuaciones de Alejandro Talavante durante la tarde hoy. Se jugó la vida y se ganó a pulso las dos orejas el pacense en el tercero, un toro con fuerza y empuje aunque desclasado y con la cara arriba. Aguantó estoicamente los parones y las miradas del de Garcigrande y se enfrentó a él cara a cara con valentía y coraje, rozando en varias ocasiones el percance hasta que éste sucedió y fue prendido por el pecho, milagrosamente sin consecuencias graves. Pero Alejandro ni se inmutó y volvió a la carga con una serie de sobrecogedoras manoletinas y cerrando una faena en la que también hubo toques de ingenio y habilidad, sacándose varias veces al animal por la espalda. Mató de estocada entera y, aunque la puntilla hizo al animal levantarse y hacer que sonase el primer aviso, desorejó al astado y se aseguró la puerta grande. Con el que cerró plaza toreó con delicadeza y sin tirones, llegando a rotar sobre sí mismo en una primera tanda por la derecha. La misma sintonía con la que toreó al natural. Sin embargo le faltó toro al extremeño, ya que el morlaco terminó rajándose. Mató de una estocada y paseó su tercera oreja de la tarde.

Diego Urdiales gustó y se gustó en el primero de la tarde, un toro con calidad y transmisión al que recibió a la verónica y quitó por delantales de mucho gusto, haciendo sonar pronto los olés. Elegancia y clase en la faena del riojano, que dejó en su primera actuación en Olivenza su impronta reflejada en largos y suaves naturales y rematados derechazos. Enterró el acero a la segunda y paseó la primera oreja del festejo. Al cuarto también lo recibió de manera distinguida, de nuevo por verónicas. Con la muleta tuvo que ejecutar los muletazos uno a uno ya que el toro carecía de desplazamiento y le costaba embestir. A pesar de todo la calidad fue la nota dominante en toda la lidia. Pinchó en dos ocasiones y fue ovacionado.

Miguel Ángel Perera reaparecía tras el grave percance que tuvo en Salamanca el pasado mes de septiembre.  A su primero lo recibió de rodillas a la verónica, rematando el saludo capotero con una elegante media. Tras el jaleado quite por gaoneras, y la gran actuación de su cuadrilla, el extremeño comenzó la faena de muleta con estatuarios, con derribo y tropezón incluidos. Sin quitarle nunca la muleta de la cara, Miguel Ángel instrumentó una faena de poder hasta que el toro terminó rajándose. Lo consiguió volver a encauzar toreando en redondo y muy encima, y mató de una estocada entera y dos descabellos tras los que le concedieron una oreja. El quinto, con el que estuvo en su sitio, fue un toro desclasado con el que tuvo pocas opciones y varias dificultades. A pesar de ello, Perera pudo sacarle varios muletazo y dejó unas ajustadas manoletinas de cierre. Hubo una leve petición de oreja, aunque no la suficiente para que el presidente concediese el trofeo.

Ficha del festejo:

Plaza de toros de Olivenza.- Badajoz. Toros de Garcigrande y Domingo Hernández (5º y 6º), destacando el primero. Lleno de ‘no hay billetes’ en tarde con intermitente sol y lluvia. Se guardó un minuto de silencio por la muerte de Bernardino Píriz y el público ovación a Perera antes de saltar el primero, compartiendo la ovación con sus compañeros.

Diego Urdiales, oreja y ovación tras aviso

Miguel Ángel Perera, oreja tras aviso y ovación

Alejandro Talavante, dos orejas y oreja

 

Así se lo contamos TORO A TORO

FOTOGALERÍA

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   2 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.