inicio
Dos orejas por coleta cortaron cada uno de los diestros
Redacción - 24/09/2016
Antonio Manuel Luque
Antonio Manuel Luque

Gratas sensaciones las vividas ayer en el vallesano Coso de los LLanos en la corrida que suponía el debut del banderillero cordobés Antonio Tejero como empresario de la citada plaza. El público acudió a la interesante propuesta en gran medida ya que cubrió el aforo en aproximadamente dos tercios.

Se corrió un encierro de la ganadería de Albarreal, muy bien presentado y en sintonía con lo que debe ser el toro de una plaza como Pozoblanco, sin embargo, la corrida enviada desde tierras onubenses no terminó de entregarse, debido, casi exclusivamente, a la falta de fuerza que hizo que blandearan en exceso perdiendo las manos en varias ocasiones.

Con este material Enrique Ponce recibió a su primero con unas elegantes verónicas hasta los medios cerrando con media de la casa. No se entregó el astado en el caballo repuchándose y metiendo la cara al estribo. Ya con la franela, el de Chiva, siempre a media altura anduvo más que solvente, componiendo la figura y corriendo la mano para acompañar la embestida. Tras una estocada entera pasó a saludar una cariñosa ovación desde el tercio. El cuarto de la tarde, al que había recibido con una alegre ráfaga de verónicas, denotó también desde el primer tercio blandura de remos, aunque la nobleza del de Albarreal le permitió a Ponce, mostrar su cara más beligerante. Se enrabietó y tiró de recursos para crear una faena en la que sólo él creía y que acabó convenciendo al respetable. Menudo arrimón se pegó. Parecía que había tomado la alternativa antes de ayer. Fue faena de demostrar a sus compañeros de cartel el porqué Enrique Ponce es una figura colosal. Como además mató a la primera, de estocada algo tendida, a sus manos fueron a parar las dos orejas.

Se presentaba David Mora ante la afición pozoalbense y justificó con creces el interés que había suscitado. El primero de su lote sólo le permitió dejar una más que interesante tarjeta de visita. Valiente a carta cabal, inició la faena de muleta con estatuarios ya que el astado agradecía la labor por arriba. Acortó distancias para encunarse en los pitones y tras una estocada en el rincón saludo una ovación. La del quinto de la tarde fue otra historia. Sensacional concepto el que demostró tener el madrileño. Valor sin alardes. Muletazos de verdad empujando al toro hacia delante, llevando larga-larguísima la embestida y sacando la muleta por debajo de la pala del pitón. En el toreo de David Mora nada es accesorio porque hasta los adornos tienen pureza y verdad. El triunfo estaba conquistado y para asegurarlo entró a matar dejando una estocada algo caída pero que provocó que el astado cayera rodado. Y dos orejas al esportón.

Se presentaba igualmente en Pozoblanco Alberto López Simón, que resultó ser, a la postre, el provocador o el desencadenante de que la tarde rompiera en éxito. Sin duda, espoleó a sus compañeros, que hasta el tercero de la tarde sólo habían podido saludar sendas ovaciones. Al primero de su lote lo recibió sin probaturas, decidido, en el tercio a pies juntos. El público reaccionó positivamente de forma inmediata. El de Barajas dejó al burel crudo en el caballo, ya que el varilarguero de turno se limitó a dejar caer la puya sobre el morrillo. Esto, sin lugar a dudas hizo que el de Albarreal llegara a la muleta con una embestida más boyante y que durara más. Y con la pañosa, López Simón demostró porqué ocupa el lugar que ocupa en el escalafón. Realizó una faena muy compuesta con momentos muy interesantes por ambos pitones, para terminarla con una tanda de rodillas que hizo que el público se le rindiera definitivamente. Mató de una estocada entera y como no podía ser de otra forma las dos orejas fueron a parar a sus manos en aclamada vuelta al ruedo. En el que cerraba plaza, de embestida sosa, sólo pudo el madrileño volver a mostrar sus credenciales, en una faena de cercanías y mérito, que no tomó mayor vuelo por la escasa codicia de su contrincante. Pese a todo, tras una estocada entera le fue pedida una oreja aunque de forma leve.

Y concluyó la tarde, con los tres matadores a hombros cruzando la Puerta del Gallo en lo que esperamos sea la recuperación definitiva de una emblemática y centenaria plaza que está llamada a ocupar un puesto de privilegio en la Tauromaquia. Ojalá así sea…

Ficha del festejo:

Pozoblanco. Primera de feria. Alrededor de dos tercios de entrada en tarde de temperatura agradable.

Toros de Albarreal. Bien presentados, nobles y todos con el defecto de la falta de fuerza y fondo, lo que condicionó su juego. Destacó el tercero, sin apenas castigo en varas, por lo que tuvo mayor duración. Al arrastre: Pitos, pitos, palmas, división de opiniones, palmas y algunos pitos.

Enrique Ponce: Ovación y dos orejas tras aviso.

David Mora: Ovación y dos orejas.

Alberto López Simón: Dos orejas tras aviso y ovación.

Fuente: Rafael Sánchez Pineda (www.puertadeloscalifas.com)

FOTOGALERÍA

  Votar:  
Resultado: 1 puntos1 puntos1 puntos1 puntos1 puntos   2 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.