inicio
Alejandro Fermín corta una oreja
José Mª Martín.- Vídeo: Francisco J. Martín - 19/04/2015
Javier Martín Durán
Javier Martín Durán


Bendita diversidad la del toreo. Esta tarde nos ha mostrado la terna de novilleros que ha visitado el coso cacereño, como se puede afrontar la lidia de un utrero con argumentos tan distintos, que parecía que los únicos nexos en común que poseían, eran el albero que pisaban y su anhelo de triunfo.

Abría cartel Posada de Maravillas, acatando el rol de la figura consagrada que siempre le toca despejar plaza, y que está obligada a dejar ese poso de toreo añejo y de sabor, y que a buena cuenta Posada ha logrado proyectar. Su labor  con el que abría festejo, noble y a más, al que quitó por delantales con gusto, ha carecido de tiempos muertos. Ya desde el inicio aperturó faena con la muleta plegada citando desde los medios con la izquierda en un inicio muy torero. Llena el de Badajoz la escena al ganar y perderle la cara al toro con reminiscencias decimonónicas. Culmen en esta faena un par de serie de naturales muy profundas que fueron jalonadas por el respetable. Con la tizona estuvo acertado al primer intento y recibió las dos orejas.

Con el cuarto fue otro cantar, “Flautista” que así se llamaba, no poseía buenas partituras en su repertorio, pues desde el inicio manseó y acusó una acentuada querencia a tablas. Posada no se contentó con saber entenderlo, que cuando logró sujetarlo, consiguió enjaretarle un par de series, una con cada mano, de estimable mérito. Mató al primer intento y el respetable pidió con fuerza una oreja que la presidencia no concedió, lo que no le privó de pasear una vuelta al ruedo.

Por su parte Alejandro Fermín, saca inteligentemente partido de su anatomía de largas extremidades superiores, que le permite ejecutar unos muletazos de muy largo recorrido y mano baja. Quizás esa virtud se ha tornado en defecto ante su primero, pues el de Marca no demandaba tan bajas cotas, lo que hizo que hundiera los pitones en la arena un par de veces, provocando sendas volteretas, que sin duda mermaron su condición. Con estos mimbres no le quedó más remedio al de Cabezuela, que acortar distancias y añadir la emoción que le faltaba al astado. Además con los aceros no estuvo acertado y fue obligado a saludar desde el tercio.

Salió arreando Alejandro Fermín con el que hizo quinto, al que engarzó varias largas de rodillas de manera consecutiva. Prácticamente sin ver al picador pidió el cambio de tercio. Logró fijar y dominar al novillo tras doblarse con él al inicio de faena y posteriormente el trasteo alcanzó altura en un par de series con la zurda. Firme la figura del cacereño, con la cadera encajada, en la que la muleta barrió la arena. Posteriormente y con el novillo a menos acortó distancias y ejecutó varios circulares invertidos ayudados de una seguridad y entereza que les permite quedarse en el sitio, sin rectificar su posición. Después de matar de pinchazo y estocada contraria, recibe una oreja, que premia su disposición y entrega durante toda la tarde.

Valor, pureza y entrega han definido la actuación de Juan Carlos Carballo, ésta tarde en Cáceres. El de Valencia de Alcántara quiere ser alguien en esta profesión, y eso le ha llevado a recibir a sus dos oponentes a portagayola, y a sobreponerse a una fea voltereta al ser arrollado por el tercero de la tarde, entre otras cosas. A su primero ya le cortó una oreja en una labor dónde primó lo realizado por el pitón derecho, con el denominador común de la limpieza, y dónde destacó sobremanera la espectacular estocada cobrada tras volcarse de frente y por derecho con gran verdad, y que sin duda contribuyó a obtener premio. Pero sin duda fue con el que cerró festejo, el más fuerte del encierro y que se atemperó tras su paso por los montados, dónde vimos la mejor dimensión del cacereño. Ante éste utrero Carballo dibujó naturales, con el compás abierto y asentada las zapatillas, de muy bello trazo, que por poner algún pero les faltó la guinda de la ligazón, al tener que ejecutarlos de uno en uno. Con el cambió de manos, bajó un poco el listón que recuperó altura con las ajustadísimas manoletinas del cierre. Tras dos pinchazos volcándose, hundió la espada y el público pidió con fuerza la oreja que la presidencia concedió.

 

Ficha del festejo:

PLAZA DE TOROS “ERA DE LOS MARTIRES” DE CACERES

Novillada, con motivo de las fiestas de San Jorge. Primer festejo  del abono cacereño 2015. Alrededor de dos tercios de entrada en tarde soleada con ligera brisa. Novillos de D. José Luis Marca. De desigual presencia y juego.

Posada de Maravillas: Dos Orejas y Vuelta al ruedo.

Alejandro Fermín: Ovación y Oreja.

Juan Carlos Carballo: Oreja y Oreja.

 

ASÍ SE LO CONTAMOS, TORO A TORO

FOTOGALERÍA

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   2 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.