inicio
Leonardo Hernández y Andrés Romero, oreja por coleta.
Redacción - 25/09/2016

Plaza de toros de Pozoblanco.- Córdoba. Festejo de rejones. Toros de Passanha para Leonardo Hernández en sustitución de Diego Ventura que causa baja por lumbalgia, Andrés Romero y Lea Vicens.

Con una entretenida corrida de rejones concluía ayer tarde la feria taurina de Ntra. Señora de las Mercedes, en la localidad cordobesa de Pozoblanco. El Coso de los Llanos presentaba una agradable imagen, con dos tercios largos de su aforo completos. Se lidiaron seis toros de la ganadería portuguesa de Passanha, bien presentados y de juego desigual, que fueron lidiados por tres de los rejoneadores más importantes del escalafón taurino en la actualidad. Leonardo Hernández (que sustituía a Diego Ventura), Andrés Romero y Lea Vicens hicieron las delicias de los aficionados pozoalbenses.

Leonardo Hernández se presentaba en Pozoblanco en sustitución de Diego Ventura, que durante las últimas horas del día anterior anunció que no iba a poder comparecer en el Coso de los Llanos, aquejado de una serie de dolencias. El rejoneador pacense dejó huella del gran estado de forma del que goza en los últimos tiempos. Ante su primer oponente, un animal poco colaborador y sin mucha fijación en el caballo, Hernández sacó a relucir su gran dominio de la tauromaquia a caballo. Se vivieron momentos de gran belleza a lomos de los diferentes equinos de su cuadra, aunque la faena quedó algo deslucida por el poco fondo de su oponente. Tras el uso del rejón de muerte y un descabello, el rejoneador paseó la primera oreja de la tarde. En su segundo toro, cuarto de la tarde, Leonardo Hernández continuó haciendo gala de sus grandes cualidades, con un público totalmente rendido. El animal, el mejor y de mayor calidad hasta el momento, contribuyó a que la faena tomase altos vuelos. Sin embargo, el pacense perdió los trofeos tras tener que usar hasta en dos ocasiones el rejón de muerte. Su segundo toro se saldó con una cariñosa ovación de la afición pozoalbense.

Andrés Romero hacía el paseíllo por segunda vez en su carrera en el Coso de los Llanos. Ante su primer oponente, segundo de la tarde, el rejoneador onubense no pudo lucir todo lo bien que hubiese querido, ya que el animal, con las mismas carencias del primero, no colaboró en ninguna fase de la faena para contribuir a la pomposidad del espectáculo. El público, que contemplaba esta situación, se mantuvo cauto aunque sin mucha conexión con lo que se veía en ese momento en el ruedo. Tras el uso del rejón de muerte, Romero recibió una leve petición de oreja que no sirvió para la consecución del trofeo. Su primer toro se saldó con una ovación. Todo cambiaría radicalmente en el segundo de su lote, quinto de la tarde. Andrés Romero recibió al de Passanha en la puerta de toriles, llamando su atención con un marsellés. Desde los primeros compases de la faena se pudo observar la calidad en la embestida del animal, aprovechada con gran brillantez por el rejoneador de Escacena del Campo. Sin embargo, un uso errático del rejón de muerte, que tuvo que ser utilizado hasta en tres ocasiones, privó a Romero de un mayor triunfo. La faena se saldó con una oreja.

La gran triunfadora de la tarde sería Lea Vicens, una de las rejoneadoras más importantes del panorama actual. La francesa, que se presentaba por primera vez ante la afición pozoalbense, conectó desde primer momento con el tendido.  En el primero de su lote,  Vicens dejó claro el gran estado de forma del que goza su tauromaquia. El animal, tercero de la tarde, fue algo más colaborador que sus dos antecesores, lo que permitió a la rejoneadora lucir algunos de los caballos de su cuadra. Tras usar el rejón de muerte y descabellar hasta en dos ocasiones, Vicens saldó su primera batalla con un trofeo. Consciente de ello, en el segundo de su lote, sexto y último de la tarde, la de Nimes volvió a demostrar sus grandes dotes a lomos de los diferentes equinos de su cuadra. Gran parte de culpa tuvo también su oponente, que junto con el cuarto y quinto, fueron los mejores del encierro. El público, que se mostraba receptivo y efusivo con cada lance de la faena, regaló sendas ovaciones a la joven rejoneadora. Tras un uso efectivo del rejón de muerte se pidieron con fuerza los dos apéndices del animal. Sin embargo el presidente consideró que la faena, que había resultado muy brillante por momentos, debía de ser premiada solo con una oreja.

Con la salida a hombros de Lea Vicens por la Puerta del Gallo, concluía la feria de Ntra. Señora de las Mercedes. Una agradable tarde de toros donde el público pudo disfrutar de la belleza y la plasticidad del toreo a caballo en una de las plazas más emblemáticas de la provincia cordobesa.

Ficha del festejo:

Leonardo Hernández, oreja y ovación

Andrés Romero, ovación y oreja

Lea Vicens, oreja y oreja

Fuente: PuertadelosCalifas.

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   1 Voto

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.