inicio
Roca Rey cortó tres orejas después de una tarde pletórica a pesar de la escasa colaboración de un encierro de Victoriano del Río muy descastado. Talavante, muy dispuesto y entregado, consiguió un apéndice.
Carlos Bueno.- Vídeo: Movistar + - 17/03/2016
Jesús Camacho
Jesús Camacho

El resultado de la pionera idea de la empresa de Valencia de apostar por dos ‘mano a mano’ en la Feria de Fallas era toda una incógnita cuando se anunció. Dos consagrados con dos jóvenes. Dos nombres populares para todo el público con dos conocidos por los aficionados. Respondió la asistencia y los tendidos casi se llenaron al reclamo del primero de los acontecimientos, el que anunciaba a Talavante junto a Roca Rey. Prueba superada a priori. Y también a posteriori, pues la clientela se marchó de la plaza emocionada por lo visto sobre el albero.

Se la jugaron los dos matadores, muy predispuestos toda la tarde a pesar de la escasa colaboración de un encierro de Victoriano del Río, muy descastado y con escasa duración en general del que sólo cabe destacar el juego del boyante cuarto, que le correspondió a un pletórico Roca Rey que estuvo especialmente activo en quites durante todo el festejo. Verónicas, delantales, chicuelinas, tafalleras, gaoneras, saltilleras, caleserinas… fueron parte de un repertorio variado que se sustentó en su valor y seguridad.

No se quedó atrás Talavante en vistosidad capotera ni en entrega, pero la tarde parecía estar destinada para que un jovencísimo chaval del Perú constatase que el escalafón taurino tiene recambio generacional y que la tendencia del público va en ese sentido.

Repitió sus embestidas el que abría festejo pero con cierta violencia y sin acabar de emplearse, lo que provocó que la faena de Talavante resultase intermitente y más basada en las formas que en el fondo. No hubo el mando de otras ocasiones porque el toro protestaba y se quedaba corto, así que el extremeño optó por pases más vistosos que profundos aunque siempre con las zapatillas muy ancladas al albero. En el tercio de banderillas Santiago Acevedo se trastabilló tras clavar el primer par y se fue al suelo, sufriendo una cornada en el glúteo izquierdo.

También embistió protestando con violencia el segundo de su lote, y ante su escaso viaje Talavante decidió acortar distancias y extraerle los pases uno a uno muy metido entre los pitones. No resultó pulcra su labor, pero hubo entrega y verdad en su colocación. Luego se eternizó con el estoque.

Extraordinaria la tanda que dio inicio a su última actuación, una serie en redondo de rodillas. Intensos los derechazos siguientes, ligados en un palmo de terreno. Pero comenzó a protestar tanto mando el animal y la faena bajó enteros, sobre todo toreando por el pitón izquierdo. Tras un pasaje embarullado Talavante insistió sobre la mano derecha, aunque ya no podía haber la profundidad anterior. Mató de estocada caída y el público acabó premiando su disposición.

Manseó clamorosamente el primero del lote de Roca Rey, poniendo en apuros a la cuadrilla en banderillas. Poco le importó tal condición al peruano que inició su quehacer con tres escalofriantes pases cambiados por la espalda. Le planteó luego la faena en los adentros, donde el animal quería. Y, a pesar de su rebrincada embestida, pisó los terrenos con asombrosa seguridad para robarle muletazos inesperados y sorprendentes aprovechando su querencia a tablas.

Su segunda labor la inició de nuevo con pases cambiados en el centro de la plaza, y una arrucina increíble, y un natural largo y por abajo, como después continuó toreando. Derechazos y naturales profundos, llevando al animal mucho más lejos de lo que parecía querer ir. Todo ligado sin enmienda, con autoridad, con firmeza, Para terminar dos arrucinas más, cosidas a dos de las flores y otro natural para el recuerdo; y a continuación una tanda de bernardinas fundiéndose los cuerpos de toro y torero. El éxtasis. Tras la estocada al encuentro la doble petición fue un clamor.

Si antes Talavante había comenzado de rodillas, Roca Rey le copió la idea en el sexto. Quiso marcharse enseguida el toro a tablas, pero el peruano le tapó la salida dejándole la muleta puesta y manteniéndolo fijo en el engaño siempre que pudo con una autoridad asombrosa. Es evidente que la tauromaquia tiene futuro.

Ficha del festejo:

17 de marzo, 7ª de la Feria de Fallas. Casi lleno. Tres toros con el hierro de Victoriano del Río (2º, 3º y 6º) y tres con el de Toros de Cortés (1º, 4º y 5º), bien presentados pero descastados. El 4º resultó el más manejable.

Alejandro Talavante: saludos tras aviso, silencio tras aviso y oreja.

Roca Rey: saludos, dos orejas y oreja tras aviso.

Cuadrillas: Santiago Acevedo se trastabilló tras banderillear al primero y sufrió una cornada en el glúteo izquierdo.

Excelente brega de Iván García al segundo, que se desmonteró tras banderillear al sexto.

Así se lo contamos TORO A TORO

FOTOGALERÍA

VÍDEO: COGIDA DE SANTIAGO ACEVEDO EN EL 1º TORO

  Votar:  
Resultado: 4,9 puntos4,9 puntos4,9 puntos4,9 puntos4,9 puntos   10 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.