inicio
Alejandro Talavante pincha una faena de dos orejas y López Simón obtiene una fuerte petición de oreja en el sexto. Ambos se llevan una y dan una vuelta al ruedo.
Lucía Fuente León - 11/07/2016
Jacobo Silvestre (@enfoquetaurino)
Jacobo Silvestre (@enfoquetaurino)

Alejandro Talavante estuvo en la tarde de hoy a punto de abrir la Puerta Grande de la plaza de toros de Pamplona tras una extraordinaria actuación de torero reposado y artista que el fallo con la espada difuminó. Se llevó una del tercero, después de otra gran y sólida faena a la que después contestaría un firme y dispuesto López Simón, que se llevó una del tercero y recibió una fuerte petición en el sexto. Diego Urdiales, con el peor lote del encierro de Jandilla, tuvo que conformarse con una ovación en el cuarto que reconocía su seria y comprometida labor a lo largo de la tarde.

De dos orejas fue la actuación de Alejandro Talavante ante el quinto de la tarde, un toro colorado que mostró gran calidad a la hora de embestir y que fue despedido con una ovación.  Estirándose a la verónica, para después rematar con dos medias y una larga, recibió el extremeño al segundo de su lote. Directamente toreando sobre la mano izquierda comenzó Alejandro el trasteo con la muleta, alargando la mano en cada muletazo y toreando con mucho temple y torería durante toda la sensacional actuación. Importante y sólida faena presidida por la despaciosidad en la que el diestro pacense dejó patente una vez más su calidad de figura, construyendo una extraordinaria actuación en la que toreó totalmente de frente y por derecho.  Tenía las dos orejas y la Puerta Grande en la mano, pero el pinchazo precedido por media estocada con la que fue necesario descabellar hasta en dos ocasiones, esfumaron toda posibilidad y el torero tuvo que conformarse con dar una vuelta al ruedo. A pesar de ello Talavante no se fue de vacío, ya que previamente había cortado una oreja al segundo de la tarde. Sin moverse y a pies juntos por verónicas, una chicuelina y tafalleras saludó Alejandro a su primer oponente, que no quiso mucha pelea en ninguno de los dos puyazos. Tras el intento de quite por chicuelinas de López Simón, el extremeño brindó al cielo en memoria de Víctor Barrio y comenzó su faena en el mismo centro del ruedo y de rodillas, con una arrucina y el toro arrancándose desde el burladero. Con mucho poso y firmeza el pacense realizó una faena presidida por el temple que, sin embargo, el toro marchitó por su deslucida acometida en la que siempre marcó la querencia a rajarse. Volvió a ponerse de rodillas el diestro, en una serie pegado a tablas que puso la emoción que le faltaba a la faena, y finalizó con manoletinas mirando al tendido antes de dejar una estocada trasera que precisó de descabello.

López Simón quiso unirse a la fiesta desde el primer momento, y mostró una total entrega y disposición en sus dos actuaciones. Al igual que su compañero paseó una oreja, pero pudo irse con más trofeos de su primera tarde en Pamplona si el presidente hubiese concedido el trofeo del sexto tras la petición. Al igual que sus compañeros, el madrileño dedicó su brindis a su compañero Víctor Barrio. Comenzó la faena por alto y a pies juntos, toreando después con aplomo frente al noble y justo de fuerzas de Jandilla al que consiguió ligar con ritmo sobre la mano derecha. Decidió cambiar a la mano izquierda, pero tras una tanda tuvo que volver sobre la derecha, ya con un toro más desentendido que hizo caer la faena en intensidad. Ante esto el torero concluyó con adornos y una tanda de rodillas. Remató con manoletinas de rodillas y mató de un pinchazo recibiendo y una estocada entera a la segunda, ésta al volapié. Tardó en caer y sonó el primer aviso, pero hubo gran petición y el presidente concedió el trofeo.  Afloraron también los pañuelos blancos tras la muerte del que cerró plaza, un colorado que metió bien la cara en el recibo con el capote del diestro de Barajas, que comenzó su actuación de rodillas en los medios. Le faltó clase y ritmo al animal ante el que se vio a un López Simón dispuesto y superior. Mató de pinchazo y estocada desprendida de rápido efecto y dio una merecida vuelta al ruedo tras petición.

Por su parte Diego Urdiales se enfrentó al lote con menos opciones y más deslucido del encierro. El primero echó la cara arriba en el capote, varas y banderillas; y embistió a media altura y derrotando durante la faena de muleta. Sin clase y sin casta el abreplaza, no terminó de entregarse en ningún momento y pasó por la franela como mero trámite. Lo intentó y se justificó Urdiales por ambos pitones, pero no tuvo ninguna posibilidad de lucimiento ante él. Estocada caída y silencio. El cuarto de la tarde, con un auténtico cornalón, tampoco terminó de entrar en pelea. Sin humillar y derrotando tras cada muletazo, el torero volvió a mostrar gran disposición y no se dio por vencido a la mínima de cambio. Alargó sin ninguna opción y mató de una estocada tras la que recogió una cálida ovación en reconocimiento.

Ficha del festejo:

Plaza de toros de Pamplona. Séptima de la Feria del Toro. Toros de Jandilla,con mucha calidad el quinto (ovacionado en el arrastre) para Diego Urdiales, Alejandro Talavante y López Simón.

Diego Urdiales (de grana y oro), silencio y ovación

Alejandro Talavante (de grosella y oro), oreja y vuelta al ruedo

López Simón (de rosa y oro), oreja tras aviso y vuelta al ruedo tras petición

Así se lo contamos TORO A TORO

FOTOGALERÍA 

  Votar:  
Resultado: 3 puntos3 puntos3 puntos3 puntos3 puntos   2 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.