inicio
No funcionó el encierro de López Gibaja ni los novillos de José Vázquez, aún así, Escribano, Fandiño y El Gallo salen a hombros con sobrero de regalo incluido
Rafa Navarro - 23/08/2015

Tarde rara, rara, rara como díría el doctor Iglesias Puga, en Cuenca. O le caería una bronca monumental ayer noche al Presidente tras negarle una oreja ganada a Talavante, o que me expliquen la mano suelta que tuvo en la tarde de hoy. El público también se excedió demasiado en las peticiones, en unos casos por cariño y en otros por agradecimiento, vamos por partes. Escribano venía a sustituir a Fortes y su pareja lo querrá hoy más que nunca porque con respecto a la fortuna en el sorteo, tuvo nada y menos. Quedó inédito en sus dos toros de rigor y gran gesto con la afición de Cuenca en regalar un sobrero que no le dio juego pero ante el que se mostró superior. No hasta el punto de cortar las dos orejas pero el público las pidió y el Presidente que es el único con potestad para poner un poco de orden, se dejó llevar por el mismo entusiasmo que los tendidos conquenses. Fandiño aprovechó lo único aprovechable de la tarde, el pitón derecho del primero de su lote, le dio tres tandas con mucha largura y ligazón que le valieron la primera oreja. Otra le cortó al quinto que se movió a media altura y ante el que puso esfuerzo y ganas, eso le valió otra y una y una son dos. Cerraba la terna Aitor Darío El Gallo, la promesa del toreo conquense. Cualidades tiene para ello, en sus andares y en su gusto con la muleta pero tras un fuerte volteo nada más iniciar el toreo con capa a su primer novillo, le pasó factura en templar y cuajar un toreo que sí que demostró con creces el pasado año en la ciudad encantada. A su público no le importó los cuatro pinchazos que dejó a su primer rival y le pidió la oreja. Otra del sexto que fue un rival con complicaciones y con el que se llevó otro volteo. La gesta de salir de la enfermería tras esa primera paliza hay que reconocérsela con creces pero debe Cuenca de tener un mayor baremo de exigencia para todos, es Cuenca, plaza de segunda, no una portátil en Olmeda de la Cuesta. Soy el primero que defiende que a los toros se va a pasarlo bien y a disfrutar, pocas orejas de más criticaré pero es que la tarde en Cuenca fue de segundas rebajas.

Mérito tuvo una terna en sacar partido de los toros de López Gibaja y de los novillos de José Vázquez. Grata imagen que deja Escribano por su acto y sus ganas de agradar a Cuenca con ese sobrero tras no poder dar un lucido pase a ninguno de sus dos rivales anteriores. Directamente de rodillas para recibir al sobrero de José Vázquez y darle una larga cambiada y toreo a la verónica. Quiebro ajustadísimo el último par del sevillano que estuvo toda la tarde más que decente con los palos. Toreo de rodillas pero ni con el sobrero, no era su día. Toro con escasa fuerza, manso y que no quería lucha. Aprovechó el ralentí en su pausado arranque para dejar lentos derechazos y lo exprimirlo al máximo. Lo cuidó para que le durara y levantó los ánimos con desplante incluido. Le tocó hacerlo todo. Tuvo mala suerte hasta para que doblara el sobrero tras una entera. Necesitó de cuatro descabello con susto incluido tras un arranque del manso en tablas. Después ya vino lo que todos saben. Suma y sigue conquistando nuevos territorios y una Puerta Grande más para el temporadón del sevillano.

Paró Fandiño al segundo por delantales. Tras el desastre en la lidia en banderillas con el toro poco colaborador, tocaba el turno del vasco. Se lo sacó Fandiño por la espalda y se vino arriba el astado en la muleta. Tres series largas y con mucho recorrido por el pitón derecho y el diestro acompañando a la perfección la noble embestida del de López Gibaja. Por el izquierdo perdía la faena y volvió a la diestra para dejar otra en redondo antes de cerrar por bernadinas con cierto peligro. Se precipitó y pinchó antes de una entera. El quinto embistió con brusquedad en el capote e intentó pararlo a la verónica. Otro de Gibaja que no se movía con clase alguna. No se tragaba más de dos seguidos y a regañadientes. A media altura y de uno en uno intentó el de Orduña hacer faena pero se quedó en el esfuerzo y las ganas ante el arisco rival. Mató de entera atravesada y oreja. Destacar de Fandiño la actitud intachable durante todo el festejo que ha tenido con El Gallo a la hora de calmar los nervios tras las dos palizas recibidas y en brindarle la muerte del quinto, chapó.

El Gallo tiene a un público fiel y esperamos que le siga por toda España cuando vayan saliendo los contratos. Tienen que salir, tiempo al tiempo porque el joven tiene gusto para torear. Eso sí, carretón necesita el joven al que ya se le han escapado triunfos importantes por los aceros. Hoy no se escapó la Puerta Grande por jugar en casa pero carretón, carretón y carretón, tiene personalidad y cualidades para llegar lejos. Casi sin parpadear tras la salida del tercero, El Gallo fue cogido cuando lanceaba el capote de salida y se llevó una tremenda paliza. Quedó tendido en el albero y corriendo a la enfermería en volandas. Salió de la enfermería tras las banderillas entre el aplauso de la plaza y con un ojo morado del golpe. En la enfermería también tuvo lo suyo con los doctores que no querían que saliese pero salió la garra de torero y más en la tarde más importante del año pasa él. Muy buen gusto del joven ante un novillo que lo tuvo calado desde primera hora. Aguantó con valentía esas miradas y toreó con lentitud por ambos pitones. Con el toro a menos no se inmutó en cercanías. Cuatro pinchazos y una entera atravesada que hizo guardia, antes de pasear premio. Lanceó a la verónica entre los vítores del respetable y cuando metía al novillo al caballo, se equivocó y se echó el capote encima levantándolo del suelo. No salíamos de una y de nuevo gritos en la plaza al voltear al subalterno encargado de la brega, se salvó de milagro. Fuera nervios, el conquense elaboró una digna faena ante un novillo que no humilló en ningún momento. Todo a media altura y nada agradecido por el pitón izquierdo. Se mostró El Gallo superior a un rival con complicaciones. Mató de más de media que necesitó de cinco descabellos y oreja. Por los condicionantes de torear medio grogui y las complicaciones de su lote, no fue su mejor tarde pero demostró de nuevo a sus paisanos, que la confianza que han depositado en él, tiene futuro.

 

Ficha del festejo:

Plaza de toros de Cuenca. 2ª de San Julián. Menos de 2/3 de entrada. Toros de López Gibaja y dos novillos de José Vázquez, de poco juego en líneas generales salvo el 2º.

Manuel Escribano, saluda ovación, saluda ovación y dos orejas en el sobrero de regalo

Iván Fandiño, oreja y oreja

El Gallo,  oreja tras aviso y oreja

 

Así se lo contamos, TORO A TORO

FOTOGALERÍA

 

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   1 Voto

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.