inicio
El quinto toro de Cuvillo permitió a Manzanares realizar una excelsa faena de dos orejas antes de rajarse. Un apéndice se llevaron Castella y Ginés Marín, muy dispuestos ante una corrida tan manejable como sosa en general.
Carlos Bueno - 21/07/2017

No estaba siendo ni buena ni mala la corrida que Cuvillo había enviado a Valencia. Ni salían toros sobresalientes ni alimañas imposibles. Unos animales eran simplemente manejables y otros muy escasos de casta, y tanto unos como otros estaban impregnados de cierta sosería. Así, estaban siendo los toreros quienes ponían todo de su parte para intentar llegar a los tendidos con la conexión necesaria y que sus labores transmitieran una mínima emoción.

Pero salió el quinto y el panorama permutó. Un cambio de mano que hizo rugir la plaza en el inicio de faena. Dos tandas excelsas; lo más parecido al llamado temple líquido. La tela en la zocata. Firme de plantas. Muleta adelantada para enganchar el viaje adelante y vaciarlo muy atrás, todo muy ligado y muy sentido. Ser rajó entonces el astado, y Manzanares aprovechó su viaje hacia la querencia a chiqueros para endosarle dos series más muy enfibrado, entregado, lo que tuvo una conexión extraordinaria. Mató en la suerte de recibir y las dos orejas fueron petición unánime.

Quizá acusando un fuerte castigo en varas, protestó mucho el primero del lote del alicantino, que lo fue sobando para intentar meter en el canasto, pero el animal además se quedaba muy corto imposibilitando la ligazón y cualquier atisbo de transmisión.

No era ningún dechado de virtudes el sexto, más bien sosote como alguno de sus hermanos anteriores. Sin embargo la disposición de Ginés Marín fue crucial para conseguir hacerlo embestir más y mejor de lo que el animal pretendía. Se atornilló a la arena el torero. Mandó sin dudas, sin fisuras, y le obligó a seguir su muleta por ambos pitones. Hubo pases despaciosos y otros resolutivos con chispa, según requería la ocasión. Toreo maduro, macizo, muy seguro siempre, con pasmosa autoridad. Mató de estocada perfecta y se le pidió con insistencia la segunda oreja, aunque el presidente sólo le otorgó una.

Tuvo gusto su recibo capotero a la verónica al tercero de la tarde. Torería, clarividencia y seguridad posteriormente manejando la franela. Temple, ligazón y profundidad en redondo, que al natural el toro se lo pensaba más y se quedaba corto. Acabó metido entre los pitones con gran autoridad, y hubiese cortado una oreja de no haberse demorado el toro en caer tras la estocada.

También consiguió cortar una oreja Castella, la del que abría la tarde. Después de un primer tercio que fue mero trámite, el toro obedeció con nobleza y prontitud a los toques del francés quien, tras un inicio por estatuarios, basó su quehacer sobre la mano derecha. Faena con altibajos que llegó con fuerza a los tendidos cuando impuso su mando con autoridad y en la fase final muy en cercanías. Mató de estocada muy trasera y caída, lo que no fue óbice para que le fuese concedida una oreja.

Con dos pases cambiados en el centro del platillo inició su segunda labor. Pero el animal se paró de inmediato impidiendo cualquier posibilidad de lucimiento a pesar de los esfuerzos de Castella. Mató de un contundente bajonazo y, aún así, hubo parte del público que pidió la oreja para él.

Ficha del festejo:

21 de julio, Valencia. 2ª de la Feria de Julio. Tres cuartos de entrada. Toros de Núñez del Cuvillo bien presentados y de juego desigual. El 5º fue el mejor, aunque acabó rajándose. Manejables 1º, 3º y 6º. Descastados 2º y 4º.

Sebastián Castella: oreja y saludos tras petición.

José María Manzanares: palmas y dos orejas.

Ginés Marín, que sustituía a Roca Rey: saludos tras petición y aviso y oreja con petición de la segunda.

 

Así se lo contamos TORO A TORO

FOTOGALERÍA

  Votar:  
Resultado: 4,7 puntos4,7 puntos4,7 puntos4,7 puntos4,7 puntos   3 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.