inicio
El Cordobés, Padilla y Encabo salen a hombros después de cortar un total de nueve orejas
Fermín Trujillo.- Vídeo. Burladero.tv - 16/08/2015
Fermín Trujillo
Fermín Trujillo


Segunda y última de feria en Leganés, plaza que de la mano de Jorge Arellano ha recuperado el buen gusto por el toreo. Ayer rejones de primera y hoy un cartel de buen nivel. De ese que gusta a la gente por el espectáculo y valor que ofrecen El Cordobés y Padilla, aderezado por la presencia del diestro madrileño Luis Miguel Encabo, maestro y forjador de futuras figuras. Unos y otros ya veteranos en estas lides y en festejos de cierto nivel. Buen lavado de cara para un municipio que en su día apostó fuerte por la tauromaquia y que últimamente sufría cierta dejadez, auspiciada por anteriores gobiernos municipales...para variar dirán ustedes.

Bien Manuel Díaz, metiéndose de lleno al público en el bolsillo, alargando quizá en exceso ambas faenas. Derecho tiene a que se le perdone todo, cariñosa la gente con él. Impecable y valiente Padilla, triunfador de la tarde, con cuatro orejas en el zurrón, gran espectáculo el que siempre ofrece, sin más exigencia que el calor de la gente. Y aromas de buen torero que sigue destilando Encabo, conocedor de la profesión como viejo zorro del desierto (bien, evitando el cambio de toro en su primero pese a las protestas del público), un placer reencontrarse con él siempre.

El día en el que se conmemora el trigésimo noveno aniversario de la muerte del rey del rock, Elvis Presley, hoy en Leganés, años después, podemos afirmar que "los viejos rockeros nunca mueren".

El Cordobés templó al primero con más eficacia que brillo. Salió con brío pero dio sensación de ir perdiendo fuerza con las primeras carreras. Entró una vez al caballo en el cambio de tercio, sin recibir excesivo castigo. Estuvo el diestro muy por encima de un animal que sólo tenía una velocidad. Faena desarrollada en tablas, en un mismo espacio de terreno, muestra del poco recorrido del astado; sin nobleza y con la embestida alta. Tan sólo tenía sustancia por el pitón derecho. Olvidándose de su oponente, El Cordobés fue fiel a sí mismo: molinete, remate en redondo, salto de la rana y cierre con serie de manoletinas, implicando siempre al respetable. Faena alargada en exceso, que escuchó un aviso. Estocada desprendida y entera algo tendida en el segundo intento. Oreja por aclamación popular. Con el cuarto estuvo de nuevo sobrio el diestro con el capote, escuchando de nuevo el cambio de tercio durante su ejecución. Entra fuerte en el cambio de tercio, bien administrado el castigo. El animal, como los anteriores, llegó desfondado a la muleta. Manuel tiene ya muchos "corte" y sabe cómo moverse con estos animales y en estos lares. Poco a poco, como hormiguita en verano, fue sacándole a un animal sin energía algo de lustre, especialmente por el pitón derecho. Mérito de sacar petróleo de un pozo seco. Respeto a los adornos, los habituales que tan bien domina. Alargó ya la faena en exceso al calor de un público que le tiene en estima. Ganada a pulso. Escuchó de nuevo un aviso, previo a tres pinchazos y una entera tendida. El toro que andaba sin resuello, acabó aturdido de tanta serie de muleta, cara circunspecta.

Padilla recibió al segundo de rodillas con una cambiada. Tanda de verónicas, cerrada con chicuelina y una revolera. Entró una vez al caballo con brío, estando a punto de voltearlo. Impecable en banderillas, unas al violín. Uno de los pares los puso el maestro Encabo. Buena faena de muleta, que inició por doblones, al menos hasta que el animal se diluyó. Noble, embestida alta, se mostró regular por ambos pitones. Muy sobrio el gaditano, entregándose sin límites con un animal que le permitió lucirse y que acabó desfondado perdiendo las manos. Bandera blanca. Buenos remates para terminar. Estocada entera algo caída. Dos orejas y el respetable a sus pies. Al quinto lo recibió con una tanda de verónicas, rematadas con una media. Lo recibe con una cambiada de rodillas. Entró al cambio de tercio una vez, sin apenas castigo, en previsión de lo visto con los anteriores animales. Bien con las banderillas, par al violín habitual. El animal inició la faena sin fuerzas pero pleno de nobleza, embestida alta. Tremendo respeto de Juan José por el animal, al que supo sacar el suficiente rédito durante el tiempo que anduvo con ímpetu, sabiéndole exigir lo justo. Con la dosis habitual de adornos y valentía que siempre atesora, cerró una faena, midiendo los tiempos con maestría. Media estocada tendida, el animal se resistió a caer muerto, devolviéndole al diestro el respeto recibido. Le costó un aviso pero se ganó una puerta grande de justicia. Dos orejas.

El tercero fue bien recibido por Encabo, con una tanda de verónicas rematadas con una media. Entró con brío al caballo una sola vez. Con algún problema de visión, el astado dio una voltereta y en los adornos finales de capote quedó tendido en el albero. Bien con las banderillas, devolvio a Padilla la gentileza del segundo toro. Animal complicado, estuvo el diestro muy por encima de él. Tuvo que tirar de oficio, llevándolo a su terreno. En cada muletazo supo exigirle en su justa medida, a un animal sin fuerza, sin alma, soso. Tiró de oficio, no alargando la faena ni un segundo más. Cerró con una serie de manoletinas, rodilla y desplante final. Sendos pinchazos y estocada entera tendida. Oreja. El sexto fue quizá el de más brío. Lo recibió Encabo con una bella tanda de verónicas terminadas con una revolera. Entró una vez al caballo, abortado de inmediato el castigo, que nos quedamos sin toro...Cierra capote por chicuelinas. Excelente en banderillas, en plena forma el maestro. De nuevo Encabo hizo gala de su veteranía y buen hacer. Lidió el animal que más humillaba, noble. Con paciencia le sacó buenas tandas por el pitón derecho. Áspero por el izquierdo, le fue ganando terreno al astado hasta dejarlo sin gota alguna, no exigiéndole lo que no debía. Bien medidos los pocos adornos que la faena permitía (farol incluido). Pinchazo y entera tendida. Dos orejas...premio al saber hacer del maestro.

 

Ficha del festejo:

Leganés (Madrid). Segunda de feria en Leganés. Plaza de toros La Cubierta, de tercera categoría, con capacidad para 8.500 espectadores. Algo más de media entrada, en tarde calurosa (30 grados, humedad relativa 25%). Toros de Torrealba (divisa blanca y rosa) para los diestros Manuel Díaz, "El Cordobés", Juan José Padilla y Luis Miguel Encabo.

"El Cordobés", oreja y oreja

Juan José Padilla, dos orejas y dos orejas

Luis Miguel Encabo, oreja y dos orejas

 

FOTOGALERÍA

 
 

  Votar:  
Resultado: 3,7 puntos3,7 puntos3,7 puntos3,7 puntos3,7 puntos   3 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.