inicio
Daniel Herrero - 02/11/2015

Vivimos tiempos de cambios en los que parece que todo lo que sea volver la vista atrás es un error. Parece absurdo e incluso ridículo tratar de remontarse al origen de las cosas para poder comprender el porqué de su existencia, o para intentar analizar su trayectoria y ver con objetividad y perspectiva, si éstas son positivas o si verdaderamente deben cambiar. Digo esto porque en la sociedad actual parece estar de moda el cambio; da igual si es para bien o para mal, si tiene fundamento o si por el contrario es ilógico, lo importante es cambiar y romper con lo anterior, porque nos creemos que así evolucionamos y esto no siempre sucede así.

En nuestro país es frecuente ver como cuando un partido político releva a otro en el poder lo primero que hace es cambiar todo lo que se había hecho anteriormente por la simple razón de que lo han hecho otros y en consecuencia, como estos “otros” tienen ideología distinta, está mal hecho, y por tanto, para mejorar hay que cambiar; pero como digo, esto no siempre es así.

Y es que, muchas veces, las cosas deben cambiar para evolucionar, de acuerdo, pero la esencia de las mismas debe perdurar. Por ejemplo, en nuestra sociedad, los valores morales y éticos que han hecho que seamos un pueblo libre y democrático jamás deberían perderse ni ser alterados por ningún político; independientemente de cual sea la tendencia de sus ideas. Esto que parece algo obvio y fácil de entender en pleno siglo XXI, no se está produciendo por parte de la señora Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid; que con su idea de prohibir y desalojar la Escuela de Tauromaquia de Madrid se está cargando de un plumazo la libertad, el respeto y el derecho a la formación de muchos jóvenes. Hay ciertos valores, como los mencionados anteriormente, que cuesta mucho que una sociedad los adopte como suyos y se identifique con ellos, por eso cuando esto sucede es un auténtico logro y la sociedad avanza; sin embargo cuando estos se pierden la sociedad, como colectivo humano, retrocede. Y es triste decirlo, pero la señora Carmena, elegida de forma democrática, cuando prohíbe, es decir, cuando recorta libertades, está haciendo que los ciudadanos madrileños retrocedan como seres racionales que viven en sociedad.
 

  Votar:  
Resultado: 3,6 puntos3,6 puntos3,6 puntos3,6 puntos3,6 puntos   11 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.