inicio
Darío Juárez - 16/04/2016

Y llegó el día en que tenía que romper la feria, 13 de abril. Victorino lidiaba en Sevilla tras sus buenas sensaciones el pasado año, dejando un ejemplo claro y argumentado de lo que tiene en su casa con Mecanizado; el mejor toro de toda la feria.

Por su parte, llevó a Sevilla una corrida en el tipo de este encaste y para ese coso. Agradable por delante dentro de lo que puede agradar a un torero la cara de un Albaserrada, baja de estatura, larga y de muy buenas hechuras en su mayoría.

En tercer lugar hizo honor y presencia a una tierra prometida (...) ´Galapagueño´. Un cárdeno entrepelado, capicúa de kilos, 555, con muy buen desarrollo del comportamiento en todos los tercios de la lidia y en la muleta, y una gran entrega al servicio del aficionado y en beneficio de Paco Ureña. El cuál lo supo entender con reciprocidad de la verdad y mucho talento. Dos orejas encandilarían su inicio de la tarde.

Parecía que la tarde rompía para adelante y sin improperios no hizo otra cosa. Manuel Escribano, tras una apagada respuesta con su primer toro, se quiso meter a la Maestranza en un bolsillo e irse, capote en mano, hacia la puerta de chiqueros a esperar a ´Cobradiezmos´. 

Algo bello y que tras aparecer por el túnel de los toriles maestrantes, se vio a un rey vestido de seda. A un Señor Toro, con un trapío de múltiples paladares y que aunque se paró por timidez de primeras, le saludó muy gustosamente con una larga cambiada al que iba a ser su compañero y su examinador.

Apareció el caballo y el cárdeno de Victorino quiso entrar de largo en su primera vara pero se freno y entró de dos carreras. Aún así, qué manera de empujar el peto y lo mejor de todo, a su salida, le profetaba al tendido lo que iba a pasar. 

Un Boeing 747 realizaba operaciones encubiertas en el coso del Baratillo y su piloto listo para el despegue.

Sin brindis ni despedida a nadie, avión y piloto se fueron juntos a los medios. Manuel le quería adaptar las rutas por las cuáles debía de ir en la muleta. Cuatro años largos dando forma y belleza a su nuevo ejemplar, su ingeniero Victorino, gozaba desde la cabina de control del aficionado situado en la barrera con esa bravura inconmensurable que tenía aquel toro. Series por la derecha, por la izquierda, por arriba alguna vez…

Pero todo por abajo. Un animal que desde que saludó en capotes, humillaba de una manera descomunal, barriendo el albero e incluso doblaba las pezuñas de las manos porque no podía descolgar más. A todo ello se le unía la bravura y el fondo que tenía, lo que le hacía único. Vaya recital de la casta estaba dando el de Las Tiesas, ejemplificando que el patrón oro es el toro y que ni excusas de despachos, ni círculos viciosos ni improperios sin talante, jamás derrocarán lo que significa el toro bravo de verdad. Porque sin él no son nadie.

De seguido, Escribano abandonado por completo, se puso a torear totalmente relajado. Tenía delante a un Don Juan, un loco enamorado de todo lo que se movía, como si fuera un amigo haciendo que te enviste. Sin salirse de la suerte en ningún momento, profundizaba con su clase los muletazos y estaba conquistando a la Maestranza. Cuando cambió el acero, la petición de indulto empezó a brotar a unas velocidades de vértigo. Era evidente: ese toro tenía que ser para las vacas. Y así fue. El presidente emocionado, sacó el pañuelo y sonrió. La Fiesta había vuelto a crecer, La Fiesta había vuelto a sonreír, La Fiesta se había vuelto a levantar.

Todo era gozo, ilusión, alegría, amor por una pasión y mucha emoción. Las relaciones a tres nunca son buenas excepto en el caso del toro,con el torero y el aficionado.

Son los principales y únicos pilares que sustentan esto, en diferentes proporciones cada uno, y que a su vez, siempre un hecho como puede ser el indulto de este toro, nos haga sacar pecho sin ningún pavor, de por qué se le llama amor lo que sentimos por este precioso animal.

 

@dariojc21

  Votar:  
Resultado: 4,4 puntos4,4 puntos4,4 puntos4,4 puntos4,4 puntos   7 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.