inicio
Darío Juárez - 21/05/2016

"De sobra sabes que eres la primera, que no miento si juro que daría, por ti la vida entera. Por ti la vida entera".

Con esa impronta hace el paseíllo Alejandro Talavante cada vez que torea en la plaza de Madrid. Una realidad categórica e impuesta por el bravo alarde de la verdad. Una utopía del engaño que no se convierte en fructífera ni por asomo. Técnica depurada, trazos de pincel fino, colocación imprópera. Los terrenos que pisan sus manoletinas hacen envidiar a las altos hornos de cómo puede haber tanta temperatura en un palmo de arena. La templanza y la esperanza. Ser el único que apostó por todos sus toros malos o con teclas, de cambiar el pensamiento a 24.000 personas.

Figura del toreo. La concordia con el toro y el buen hacer de sus telas a la hora de dialogar con él. Sin comprimir sentimientos, sin dejarse ni olvidarse nada en el hotel. Esto es una figura del toreo de época. 

Valor, perseverancia, inquietudes, miedos no fingidos, solidaridad y honradez.

Todas estas características complementan a un hombre libre, a un ser que no se amedrenta ante nada ni nadie. Alguien que ha aprendió a ganarse esa categoría que atesora y conservarla hasta día de hoy. Sin engaños, constante y fiel a sus principios, no ha hecho otra cosa más que no dejar el lápiz y seguir trazando esa línea, la cuál, su ascenso no ha dejado nunca de parar.

Perseguidor de sueños, no supura ni se toma un café con la nostalgia. Vive el momento y se crece con el dolor. Nada acata de improperio, sólo entiende de alegría y aprendizaje.

Ese niño que allá por el 2000 en su Badajoz, se aburría y refunfuñaba en los toros. Bendita paciencia la de su abuelo que le pidió que aguantara un toro más. Le tocaba a José Tomás. Su futuro lo tenía delante de sus ojos y que aquel recuerdo de ese torero que le regaló su capote y que no volvería a tener una conversación con él en mucho tiempo, sería el único culpable de las cornadas que porta el mapa de su cuerpo. Esa es la auténtica y absoluta convicción, de arrebato de grandeza.

En cualquier caso, los espejos aunque viven de reflejos, se acaban rompiendo. Eso empuja al beneficio del origen de la personalidad de un torero.

Pistolero de emociones, del anticulto y el talante, no hay torero con más crédito que Alejandro Talavante.

 

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   4 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.