inicio
Redacción - 30/01/2015

El gran Sabina escribió y cantó “que ser valiente no salga tan caro, que ser cobarde no valga la pena”, en una preciosa composición que tituló Noches de boda, canción de amor que en esta ocasión y con permiso del maestro utilizaremos para ilustrar precisamente lo contrario, desamor.

Castellón y la Magdalena aparecen en escena y con ella y su presentación de carteles, queda patente como dicen las estrofas del poema de Don Joaquín, que ser valiente (o artista y triunfador) en este caso ha salido muy caro, puesto que en las combinaciones del presente año se quedan fuera de las mismas toreros que en la pasada edición, mostraron categoría y calidad más que evidente para formar parte de la feria del año siguiente, pero que una vez comunicados los carteles se ha visto que aquellos triunfos quedaron en agua de borrajas.

Bien es cierto que ni a Diego Ventura, Andy Cartagena, El Juli y Javier Castaño, seguramente nadie les dijo que el triunfo en 2014 les valía para confirmar su presencia en 2015, pero los que todavía creemos en los Reyes Magos y en el romanticismo taurino, nos damos cuenta de que ambos son quimeras y que cuando antiguamente los empresarios taurinos repetían un cartel o a un torero en un periodo de una semana en una misma plaza después de un éxito rotundo, en la actualidad un éxito parecido no le vale a un torero ni para torear al año siguiente en el mismo coso.

Cosas del progreso y del sistema que por supuesto nadie obliga a cambiar, pero consideramos que podría ser bueno mantener algo de romance en el mundo del toro, porque evidentemente tanto en Castellón como en el resto de España, los empresarios de cada una de esas plazas pueden hacer y deshacer a su antojo y no tienen compromiso con nada ni con nadie y mucho menos la obligación de poner a los triunfadores de las anteriores campañas en dichas plazas. Pero cuando esto no ocurre, es triste, porque a los aficionados no se les debería privar de ver a un torero, por miles de razones que subsistan y que nada tengan que ver con su capacidad profesional y calidad que atesora en la plaza, que debería ser lo único que se valorara.

La valoración de esta editorial habla de unos toreros y de una plaza y bien podría trasladarse a cualquier plaza de España y cualquier feria lo que indica que es generalizado, pero hablando de Castellón y de Magdalena podemos decir que la empresa ha montado una feria que fuera de estos casos concretos parece que son del gusto de la afición castellonense y que están intentado llevar a esa plaza a un lugar que se merece después de un tiempo de idas y venidas y parece que las figuras y los cartelones mediáticos son su fórmula para reflotar todo aquello. Bienvenida sea la idea y ójala sirva para llevar gente a la plaza y para que los triunfos arrastren en masas al público en 2015 y en adelante.

Y retomando el principio y la canción del maestro jienense, después de esas dos maravillosas estrofas que nos han servido para desarrollar la editorial, continua de la siguiente manera “que no te compren por menos de nada, que no te vendan amor sin espinas...”, pues eso, que bien viene esta canción de amor de Sabina para explicar el desamor taurino.

  Votar:  
Resultado: 4,7 puntos4,7 puntos4,7 puntos4,7 puntos4,7 puntos   23 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.