DAVID DE MIRANDA

“He salido del anonimato. Ahora toca demostrar qué puedo llegar a hacer”

El diestro onubense se ha convertido por méritos propios en una de las grandes revelaciones de la temporada 2019. Afronta el futuro lleno de ilusión y preparado para hacer frente a una mayor exigencia
domingo, 22 de diciembre de 2019 12:13
domingo, 22 de diciembre de 2019 12:13

Es una mañana fría y de viento, pero eso no le impide ejercitarse. El torero onubense nos cita en su centro de entrenamiento y se aprecia que David de Miranda ha tocado todos "los palos". Estoques, capote, muleta, carretón… Todo ordenado tras su uso. No deja nada al azar. Nos reserva un tiempo de su descanso y se acomoda. Dice estar listo para dar cuerda al reloj en sentido contrario y echar la vista atrás.

 

David, la temporada 2019 ha sido poner un punto y aparte en tu trayectoria.

Sí. Ya hemos puesto punto y final a esta temporada 2019 y mi mente se encuentra en lo que viene, en el calendario de 2020. Lo hago muy emocionado, ha sido un invierno muy importante; de crecimiento, de evolución y todo eso hace que el futuro se afronte con esa ilusión que me hace crecer en mi día a día.

Un punto de inflexión como se suele decir.

Por supuesto. Ha sido la temporada de salir del anonimato, de darme a conocer. En definitiva, de dar un paso adelante. Pienso que, cada temporada, los toreros tenemos que ir creciendo, ir dando pasos al frente. Es cierto que con el triunfo de Madrid conseguí dar ese paso necesario para poner el nombre de David de Miranda en los oídos taurinos, pero ahora toca pelear para que mi carta salga a la mesa, ya que somos muchos los toreros que componemos esa baraja.

Sabemos que es un torero autoexigente. Evalúe la temporada bajo su punto de vista.

Bueno, está claro que siempre queremos más. Ha sido una temporada muy bonita después del triunfo en Las Ventas y eso me ha abierto las puertas de muchas ferias. Ha habido un poco de todo. Las temporadas taurinas son muy largas y cada torero tenemos unas circunstancias. Personalmente venía de aquel percance que me mantuvo por tanto tiempo alejado del albero, casi un año, y todo eso lleva su correspondiente tiempo de recuperación. Madurez, responsabilidad y aprendizaje serían los vocablos perfectos para calificar esta temporada.

Todo el mundo conoce la proeza de Madrid, pero ¿cómo fueron los instantes previos al éxito? El hotel, el trayecto a la plaza...

Madrid comienza mucho más atrás que el mismo día de la corrida. Son bastantes jornadas con la mente puesta en Las Ventas; entrenamientos enfocados en esa tarde (…). Es una fecha marcada a fuego en el calendario taurino y, sinceramente, se pasa mal. Personalmente en el hotel me gusta estar solo, para concienciarme de la responsabilidad que tengo delante, y aún más cuando está en juego tu profesión. Hoy día en el toreo las oportunidades que se dan se pueden contar con los dedos de una mano. De ahí la importancia de aprovechar las ocasiones que se presentan. Esa tarde tocaba tirar la moneda y puse todo el empeño en ello.

¿Se ha visto recompensado todo el esfuerzo del día a día? O aún falta algo más en su palmarés para estar satisfecho.

El toreo es una vocación, un sentimiento. Una forma de vivir. El toreo es grandioso, pero se compone de momentos duros también. Salir por una puerta grande reconforta el trabajo que realizas, está claro. Pero luego está la otra cara, las adversidades, las malas faenas. Todo eso, en su conjunto, hace que este mundo sea tan magno. Sin embargo, más allá de las orejas, sentir que en el ruedo todo sale como lo planeado, sentirte a gusto, torear con el alma; son momentos que también quedan en el recuerdo.

¿Piensa que David de Miranda debería de haber protagonizado más carteles dado su nivel de toreo? O se te ha recompensado adecuadamente.

Los toreros siempre queremos estar acartelados en faenas importantes. Con esto me refiero a que los carteles estén rematados de figuras notables. Pero pienso que el camino hay que construirlo poco a poco, ganándose el pan de cada día. Por ejemplo, a mí me llamaron de Pamplona o Bilbao y, claro, lo de Madrid fue muy reciente y pensé que esto de la tauromaquia es para tomárselo con precaución. No era momento de poner mi nombre en cosos taurinos con tanta repercusión. Decidí que esta temporada me lo tomaría con calma y así lo hice.

Respecto al dilema de anteponer la profesionalidad a la naturalidad o viceversa, ¿qué opina?

El toreo se debe al público y éste otorga una clara demanda por que la naturalidad del torero impere en la faena. Y no solo por parte del aficionado; en mi caso me gusta intentar torear lo más natural posible y alejarme de lo técnico. Venimos de tratar de acercar nuestro toreo al perfeccionismo e incluso el animal así lo requiere, pero pienso que es momento de volver al toreo antiguo, a esa naturalidad y sencillez. Obviamente es una asignatura que se consigue con el paso del tiempo, pero para eso trabajo.

 

 

Tanto es así que Talavante, en esa naturalidad inmersa, llegó a cantar al astado al compás de su toreo. ¿Con qué nos sorprendería David de Miranda?

A mí, si Dios me dio unas gotitas de arte, fueron para el toreo y no para el cante. Bueno, sí es verdad que siempre trato de improvisar e innovar técnicas que practicamos en el campo pero que aún no han visto la luz en los cosos taurinos.

Corre el rumor de su vuelta a Las Ventas el próximo Domingo de Resurrección con Daniel Luque y Juan Ortega. Ganadería Puerto de San Lorenzo.

También ha llegado esa noticia a mis oídos, pero no hay nada confirmado. Espero y creo que volveré a Madrid esta temporada que entra, aunque, como ya te digo, son solo especulaciones lo que se dice.

¿Le gustaría con una ganadería onubense en un escenario relevante?

No es algo que corra prisa. Sí que lo tengo marcado en mi carrera como un deseo a cumplir, pero será cuando lo considere oportuno y crea que es el momento adecuado. No hay que precipitarse con este tipo de gestas. Es una responsabilidad añadida y, si pensamos en Cuadri, por ejemplo, con ese encaste peculiar y diferente, pues requiere un entrenamiento y una táctica concreta. Esto hace que se necesite una base que ahora mismo no tengo. Por eso considero que es un aspecto a tratar en un futuro.

¿Ya hay fecha de inauguración para la nueva temporada?

Si Dios quiere y a falta de confirmación en los carteles, será el próximo 8 de febrero cuando comencemos la nueva temporada en Valdemorillo. Es bonito que el teléfono comience a sonar a la par que mi nombre se de a conocer. Será una temporada importante para madurar y seguir creciendo donde Madrid ocupará una parte importante en mi cabeza.

¿Cómo ha acabado la temporada en el aspecto físico?

Bastante bien, la verdad. Es más, tenía ganas seguir. Con cada corrida veía evolución en mi toreo, seguía descubriendo cosas nuevas y esa evolución ha hecho que me encuentre en una forma que me hace sentir muy satisfecho.

¿Cómo afronta David de Miranda la temporada 2020 anímicamente?

Pues imagínate. El año pasado por estas fechas no tenía hablado nada y, gracias a la temporada tan bonita que se nos ha presentado, tenemos abiertas varias puertas que hacen de la nueva temporada una nueva oportunidad para aprovechar las ocasiones y dar el 100% en cada pase.

Objetivo para 2020: ¿Puerta del Príncipe?

Sería un sueño. Dejando a un lado Madrid y su importancia, Sevilla me quita el sueño y ojalá se den todos los factores para pisar el albero de La Maestranza., ya que no todos los toreros llegan a faenar en este coso. Ya sería un privilegio poder hacer el paseíllo este año, así que imagínate cortar 3 orejas y salir a hombros. 

 

9
2
0%
Satisfacción
75%
Esperanza
25%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia