RAMÓN CELMA

"No podemos permitir que se nos ignore por prejuicios superficiales"

El diputado del Partido Popular en las Cortes de Aragón defendió con vehemencia la tauromaquia el pasado viernes. Su apasionado discurso se ha viralizado en las redes sociales y Burladero, de la mano de José María Vivas, ha hablado con él en exclusiva
domingo, 17 de mayo de 2020 10:07
domingo, 17 de mayo de 2020 10:07

Todavía resuenan en las Cortes de Aragón las palabras pausadas y rotundas de D. Ramón Celma portavoz de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Partido Popular, que con su alegato, que incluso tildaría de "alegoría" a favor de la tauromaquia, ha sido capaz de "desconfinar" el orgullo tauromaco y poner a cavilar a algunos de los que día tras día intentan desprestigiar la Tauromaquia. La necesidad de apoyos políticos e institucionales es fundamental y Celma y el Partido Popular de Aragón han salido del burladero, para realizar una faena que lejos de quedarse en aliño, es el principio de una batalla a la que todos tenemos que sumarnos.

 

¿Cómo y por qué surge la idea de ese texto y su lectura en las Cortes?

En una época en la que la fiesta de los toros resulta tantas veces incomprendida, pienso que se hace desde un profundo desconocimiento de la realidad y de las raíces de esta fiesta.

En la fiesta de los toros se dan dos elementos únicos: por un lado su profundidad cultural, y por otro su carácter popular, que muy bien lo definió Federico García Lorca cuando decía que “la fiesta de los toros es el espectáculo mas culto del mundo”, y refiriéndose también a que se trataba de un espectáculo popular.

El esfuerzo que hoy en día se está haciendo por acercar la cultura, y los museos, a la sociedad no es necesario que se produzca en el mundo de los toros, porque nació así, como cultura popular.

Podemos remontarnos a la época de los grabados de Goya, pero si nos acercamos a nuestro tiempo todos recordamos y tenemos en nuestra mente la imagen de Picasso en una plaza de toros, de Hemingway, de Charles Chaplin y de toda una serie de personas del mundo de la cultura que no se han querido perder este espectáculo, esta fiesta.

Y por eso he querido recordar con este discurso cuál es la verdadera realidad y las raíces del toreo, y conseguir con eso que de una vez por todas superemos una serie de complejos que tenemos ante ella.

Por desgracia me consta que hubo caras de incredulidad.

Es cierto, pero como he dicho las achaco al desconocimiento.

Considero parte de mi labor política saber transmitir la verdadera realidad de las cosas, y por eso quise trasladar la trascendencia de la tauromaquia, donde como en cualquier ámbito artístico hay muchos matices más allá de lo que se aprecia a primera vista.

Si conseguimos trasladar la trascendencia del toreo, el valor del toro bravo, su incalculable valor medioambiental y su gran aportación económica, conseguiremos que se aprecie en toda su realidad. 

Es una exposición acertada, cercana directa y sobre todo pausada demostrando que no hace falta gritar para llevar la razón.

La labor política conlleva  en determinados momentos alzar la voz y poner el acento en una serie de temas importantes para nuestro país, pero siempre desde el respeto, y como decía D. Antonio Machado, hay que saber dialogar, preguntando primero y escuchando después. Por eso intento que los que desconocen la fiesta de los toros, al menos escuchen a los que la aman. Se trata de defender la libertad, algo que está en la esencia del Partido Popular. 

Y sobre todo convincente, ¿crees que surtirá efecto, o tendrá algún movimiento positivo?

El mundo del toro está repleto de gente muy sacrificada, trabajadora y acostumbrada a entregarse al cien por cien en su día a día. Esos valores tendrán que verse reconocidos, estoy seguro.

Son momentos difíciles, y por eso van a comenzar una ola de movilizaciones que tendrán consecuencias positivas.

No podemos permitir que se nos ignore por prejuicios superficiales. La tauromaquia está en la esencia de nuestro país y tenemos que defenderla.

Desde luego mi partido y yo estaremos -como siempre- para defender esos ideales. 

Parafrasear a Ortega y Gasset y Lorca acerca la cultura a la tauromaquia, pero por desgracia eso se ha convertido en una táctica, cuando siempre ha sido una realidad, que ambas van y han ido de la mano.

Hablar de cultura y tauromaquia es sinónimo. No todo el mundo que pasa por el Museo Guggenheim en Bilbao es capaz de entender e interpretar todas las obras de arte que allí hay pero las respeta y se dice a sí mismo: “algo habrá detrás de ese cuadro que yo no alcanzo a entender”. Este mismo respeto se merece la tauromaquia.

Sencilla, contundente y acertada la definición de corrida de toros de Chaplin que presentaste: alegría, color, tragedia, valentía e ingenio.

Se trata de palabras que uno siente por dentro a lo largo de la temporada cuando va viendo faenas, toros, plazas, toreros… Y como le decía, los genios lo expresan mejor que nadie. Es el caso de Chaplin.

Y sobre todo eso último, el ingenio, tenemos que desarrollarlo para sacar adelante todo frente a los ataques, ¿por dónde debe pasar la táctica de defensa de la tauromaquia?

En los últimos tiempos han surgido fundaciones y asociaciones que lo están haciendo muy bien; también los medios de comunicación que siguen informando a pesar de las dificultades.

Para mí la clave está en la unión de todos y en seguir el esfuerzo didáctico; y que cada uno desde nuestra posición hagamos todo lo posible por seguir trabajando por la fiesta, que no pensemos que otro trabajará por nosotros.

"Si fuese animal, me gustaría ser toro bravo", es un argumento habitual, pero es cierto que no es postureo y que los taurinos lo decimos de verdad.

Absolutamente. Muchas personas cambiarían de posición si pasasen una temporada con los criadores de toros de lidia.

Sólo ellos son capaces de cuidar, junto a mayorales, veterinarios, etc, con ese mimo impresionante un animal que vive en frontera de lo real y lo mitológico. 

Porque parece que no quieren verlo, su cargo por ejemplo aúna por razones políticas, Agricultura, Ganaderia y Medio Ambiente, muy importante y ligado este último (medio ambiente) a la tauromaquia y a su importancia en los ecosistemas y la vida.

El valor medio ambiental de todo lo que rodea al toro de lidia es de un peso inigualable.

Resulta apasionante hablar del campo y de los animales con los ganaderos. Desprenden cariño y amor auténtico.

El contexto medioambiental en el que se cría el toro de lidia es una de nuestras principales banderas si de verdad nos importa el cambio climático.

Y todos esos aspectos inmateriales y espirituales,  es lo que tenemos que ayudar a que perdure en nuestra Historia.

El próximo martes se presenta un PNL Proposición no de Ley, presentado por su partido, ¿qué pide exactamente?

Desde el Partido Popular estamos presentando iniciativas en todas las instituciones y van en la misma línea: Las explotaciones de ganado bravo necesitan un plan de liquidez urgente para atravesar estos momentos. Solo en Aragón hay mas de 8.000 cabezas de ganado bravo, en su mayoría destinadas a festejos populares. No se puede permitir que se excluya a la tauromaquia de las medidas favorables en materia económica que ha aprobado el Gobierno de España.

No se puede agraviar a un sector que supone un impacto económico para nuestro país de 4.500 millones de euros, con una aportación al Estado de 140 millones de euros en concepto de IVA al año. Con la paralización de los festejos se calcula que los ganaderos de toros de lidia van a tener pérdidas por un valor de 77 millones de euros.

Además resulta injusto e incoherente que se hable del cuidado del medio ambiente y se desprecie en esta situación de crisis a un sector de producción extensiva y autóctona, con graves consecuencias en la pérdida de biodiversidad y en el tejido rural.

La tauromaquia está muy necesitada de apoyos y uno de ellos y fundamental son los políticos, pero por desgracia es una especie en extinción el político/aficionado.

Hay muchos más de los que parece, y de todas las tendencias políticas.

En mi partido hay muchos. Uno de mis mejores amigos, el Diputado nacional por Cáceres, Alberto Casero, es un gran exponente. O el propio Presidente de mi partido en Aragón, Luis María Beamonte, es un gran aficionado. En el Partido Popular siempre ha habido un fuerte compromiso por la tauromaquia y así lo ha demostrado el presidente Pablo Casado, o el Secretario General Teodoro García Egea en muchas ocasiones.

Pero como he dicho, la fiesta de los toros es de todos, y por eso me alegra ver a personas de  de todos los colores políticos en los tendidos.

Ahora que lo necesitamos, tengo la esperanza que todos unidos salgamos en defensa de nuestra fiesta.

El otro día te escucharon los compañeros políticos en las Cortes y ahora aquí desde Burladero tienes el micrófono para que te oigan los aficionados, ¿qué les dirías?

Que es el momento de realzar los valores de la fiesta de los toros, y de saber enseñarlos con la fuerza que nos da una tradición arraigada desde hace siglos en cada rincón de España.

Estoy seguro de que si todos cumplimos con nuestro papel, desde nuestra posición, conseguiremos que la fiesta de los toros siga teniendo la importancia que siempre ha tenido en nuestra sociedad.

Soy optimista. Porque veo la entereza de la gente del mundo del toro. Tenemos la ayuda de tantos aquí abajo; y también la del cielo. Que Dios reparta suerte.

 

8
1
62%
Satisfacción
12%
Esperanza
12%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
12%
Indiferencia