inicio
La novillera Conchi Ríos hace un repaso por su trayectoria profesional y habla de su vuelta a los ruedos en nuestro país.
Lucía Fuente León - 05/08/2015
Bartolomé Bernal
Baltasar Gálvez
Redacción

Lo primero de todo, ¿te has sentido alguna vez discriminada en este mundo por ser mujer?

La verdad es que he tenido muchísimo respeto hacia mis compañeros y hacia toda la gente del mundo del toro, y por ahora he obtenido el mismo respeto.

¿Cómo decidiste ser torera?

Todo empezó con unos quince años cuando fui a una corrida de toros. Me acosté pensando una cosa y me levanté pensando otra. Fue viendo al maestro Enrique Ponce torear en Murcia una tarde en la que se indultaron dos toros; ahí fue donde algo despertó en mí y decidí que yo quería hacer lo que estaban haciendo esos toreros.

Después de tu debut con picadores entraste y triunfaste rápido en las principales ferias del país, ¿qué pasó después?

Yo creo que a lo mejor una mala gestión. Después de Madrid lo ideal, y lo que yo quería, era tomar la alternativa; pero ya había cosas cerradas para el año siguiente y no podía fallar a mi apoderado.

Además fuiste muy castigada por las cornadas.

11 cornadas, bastantes para ser novillera. Después de lo de Madrid tenía que dar un nivel muy alto y también es verdad que maté novilladas de muchos encastes, diversos y complicados; pero yo tenía que dar el nivel que se esperaba la gente de mi.

Para un novillero salir por la puerta grande de Las Ventas es un estímulo y una oportunidad, ¿a ti te sirvió para algo?

Para mí fue una recompensa a todo el trabajo que estaba haciendo; además venía de una cornada muy importante de trece días antes. Fue algo maravilloso y algo muy importante también al hacer historia. Pero la verdad es que no me vino bien para lo que yo quería, que era tomar la alternativa, ahí no se cumplió mi objetivo.

Y después de todo este tiempo, ¿cuántas veces has pensado en este tiempo tirar la toalla?

Pues en estos últimos dos o tres años que no he podido vestirme de luces en España, muchas veces.

Sin embargo, después de mucho tiempo sin torear en España, vuelves a coger los trastos en nuestro país.

Había perdido muchas veces la ilusión y la fe de las personas pero la vida te demuestra que no, que cuando menos te los esperas te cae un ángel del cielo y para mí ha sido Ángela (su apoderada). Es alguien que me comprende y lucha por mí y por lo que yo realmente quiero, que es algo muy importante. El hecho de ser mujer también es muy importante porque hay una conexión y un entendimiento brutal, que nunca había tenido. Yo he hecho muchas cosas en las plazas y ella tiene muchas amistades y cosas y hemos conseguido pisar plazas de aquí.

¿Cómo te encuentras personal y profesionalmente en este momento?

Estos parones lo que te hacen es madurar mucho. Son etapas muy duras en las que piensas muchas veces en tirar la toalla y dedicarte a otra cosa; pero luego ves que no eres feliz si no es toreando. Es muy duro tener que plantearte que a lo mejor no puedes vivir de esto. Ahora lo que tengo que hacer es tener muy claro el objetivo y no bajarme del tren.

¿Cuál es el principal objetivo para este año?

Este año estamos empezando con festivales porque llevo mucho tiempo sin poder torear nada. Lo que tengo que hacer es ir cogiendo otra vez sitio, eso sí a pasos agigantados porque cuando uno lo siente evoluciona más rápido. Luego también torear las novilladas que puedan ir saliendo y sobre todo un temporada importante en América, siempre buscando la alternativa.

  Votar:  
Resultado: 4 puntos4 puntos4 puntos4 puntos4 puntos   6 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.