inicio
El torero francés que se postula como triunfador de San Isidro, nos atiende más tranquilo para hablar de su triunfo con Jabatillo y de lo que viene por delante
Rafa Navarro - 29/05/2015
Sebastiancastella.net
Sebastiancastella.net

El miércoles desorejó a un toro de vuelta al ruedo y tras sus dos actuaciones en este San Isidro se postula como más que posible triunfador del ciclo madrileño. Un Castella renovado este 2015 que aún no ha tocado techo. Después de hacer la faena de la Feria y tocar el cielo de Madrid, hablamos con Sebastián Castella para valorar su momento, su triunfo y lo que viene por delante.

Ya en frío, ¿eres consciente de lo que hiciste el miércoles y de la dimensión que diste?

Sí, en parte. Uno después de muchos años va buscando eso y claro que sé lo que hice. No he vuelto a ver ningún vídeo pero lo viví en primera persona.

¿En qué momento de la faena te diste cuenta de que era de lío gordo?

En el momento del inicio de faena cuando rematé esa primera serie, salí de la cara del toro y vi a veinticuatro mil personas en pie ovacionándome, ahí vi que podía ser de lío gordo. 

Lenguadito, Jabatillo…¿a rematar con Adolfo?

La ilusión ahí está, hay que tener los pies en la tierra y sé que no va a ser fácil ver la plaza tan entregada como el miércoles.

Cuando una torero en el nivel superior que está Castella decide venir tres tardes y una de ellas la de Adolfo, ¿viene con esa dispoción porque sabe que es su momento?

La disposición es importante por supuesto, sino es mejor ni hacer el paseíllo. Hay que tener una mentalidad de hierro y en este momento me apetecía. Es el momento adecuado, cada uno conoce su situación, yo conozco la mía y sé dónde estoy. Mi ilusión y mi meta son otras y es el momento adecuado por apostar ahora. Me apetecía, estoy pasando mucho pero tengo muy claro lo que puedo hacer. He apostado y estoy preparado.

Dices que buscas otras metas y otros objetivos, ¿este Castella va a más?, ¿no hemos visto techo?

Es lo que busco, en el toreo el repertorio es muy amplio pero si sigo teniendo la suerte de que me toquen esos toros con esa manera de embestir y ciertas cualidades, es el toreo que busco, es el toreo eterno, el toreo que uno siempre sueña. De verdad te digo que toreé en Madrid como cuando los niños juegan al toro, como cuando eres un chaval sin caballos y embisten de manera tremenda. Un chaval que lo hace sin saber porqué lo hace y lo he conseguido de nuevo, fue algo tan rotundo, cuajar a un toro así es lo que todo torero busca. Esa intensidad, esa verdad, esa plasticidad, ese toreo, esa cadencia…todo lo que se reúne en una faena de ese calado es lo que buscamos. Después cada uno pone lo que tiene.

Don Eduardo Lozano dijo ayer en Burladero el mérito que tuviste de entender a ese gran toro y estar a la altura. No sé si has podido hablar con ellos para expresarles tu gratitud por ese Jabatillo. Si quedaba alguna rencilla tras la ruptura de apoderamiento con los Lozano, imagino que después del miércoles quedaría todo perdonado por ambas partes.

No hemos hablado, nos encontraremos por ahí pero yo también agradecido. Si no hay un ganadero que cría un toro con esas cualidades, no puede haber esas obras de arte como la del miércoles en Madrid, agradecidos a ellos también. Ahora no es el momento de hablar de esas cosas, cada uno siguió su camino y ya está.

Ya vimos desde comienzos de año a un Castella diferente que apuntó grandes maneras desde Fallas. ¿Por qué ahora este nuevo Castella? ¿Cómo ha influido la figura de Martínez Erice en el cambio?

Un Castella diferente no, sigo teniendo la misma cara y sigo siendo el mismo, diría un Castella rebuscado en su toreo que ha evolucionado. Las ilusiones cada año son distintas, se cogen caminos nuevos, se empiezan historias nuevas, se conocen personas nuevas que te van aportando, hay que ser agradecidos porque todo es aprendizaje y no hay que estancarse para crecer. Estoy feliz porque con esos nuevos caminos uno se da cuenta de muchas cosas y uno consigue madurar y evolucionar.

Un torero que ha sido fiel a sus ideales y que en los momentos de unión con otras figuras se ha mantenido al margen. Haciendo balance, ¿no te ha ido mal sólo?

Yo no estoy solo o acompañado, son mis ideales y he cogido mi camino sólo porque no lo veía como otros compañeros. Siempre respetando sus opiniones pero yo opté por mi camino de verdad y pureza. Aunque cueste más trabajo y más tiempo pero  lo más importante es buscar una meta y hacer camino sin mentirte a ti mismo. Cuando se consigue como con la faena de Jabatillo, uno siente un gran placer y que ha dado un gran zapatazo.

Lo que también se vio en la plaza es duelo y competencia. Vimos a un Juli, digamos que "picado" tras que Castella desorejara y no sé si tú lo notaste en la plaza. 

Lo más importante es que haya pique, antiguamente los toreros se pegaban bocados y no había tanto abrazo como ahora. La rivalidad es importante porque gusta, lleva gente a la plaza, el morbo y da alicientes para ir a la plaza. Yo hice lo que tenía que hacer y no miré a los demás. ¿Me preguntas si hubo pique?, pues sí y ojalá haya mucho más a lo largo de la temporada. El espectáculo lo necesita y lo merece y el espectador también. En el toreo cabe el arte, la rivalidad de los toreros, la personalidad de cada uno…

¿Qué supondría para tu temporada y para tu carrera que te convirtieras en triunfador de San Isidro?

Supone mucho aunque haya muchas ferias miradas. Madrid te da fuerzas y lo está demostrando con los toreros jóvenes. Madrid sigue teniendo la fuerza y categoría de Madrid. Este triunfo supone seguir feliz y poder seguir toreando mucho si Dios quiere, yo estoy aquí para eso, para torear, tan sencillo como eso. 

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   7 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.