inicio
Toreaba una matinal sin caballos en Bayona, donde por la tarde lo haría José Tomás. Algunos miembros de la cuadrilla del diestro de Galapagar lo vieron y se lo contaron. Semanas más tarde lo hizo en La Monumental , al tiempo que JT en Nîmes. Y, al parecer, ya en el viaje de regreso a España, el maestro quiso saber cómo le había ido al chaval que tanto impresionó a su gente.
Paco March - 20/02/2015
Redacción
Redacción

Se llama Abel Robles, 24 años, vive, trabaja y estudia en Olot (Girona)y algún fin de semana toma capote, muleta y carretera y viaja hasta Sevilla, a tentar: "Ya lo hice años anteriores y en este he ido una vez a lo de Astolfi y ahora, a primeros de marzo, repetiré allí y también en lo de Carlos Núñez".

Estos viajes, los tentaderos, las novilladas que puedan surgir, los hace siempre con Ramón Alentorn, industrial y aficionado también de Olot que está con él desde sus comienzos. Pero , además, otros dos nombres están muy cerca de Abel: "El maestro Luis de Pauloba y mi amigo y compañero Serafín Marín me ayudan y corrigen en los aspectos profesionales. Tanto Ramón Alentorn, que es quien me busca tentaderos, habla con las empresas y me acompaña en esos duros viajes de ida y vuelta en apenas dos días desde Olot a Sevilla u otros lugares siempre lejos de nuestra tierra, como Pauloba y Serafín, son básicos en mi aprendizaje y evolución como persona y torero y sólo tengo palabras de agradecimiento para ellos".

Preguntado por cómo enfoca el futuro inmediato , el novillero catalán es rotundo: "Más que partir de cero, parto de menos uno. El año pasado fue el de mi debut con caballos, toreé tres novilladas, triunfé en las tres, pero...Me reconforta que tanto por lo que me dicen Pauloba y Serafín y también Ramón Alentorn mi evolución es constante, algo que creo que fue evidente en esos tres festejos de 2014".

El 19 de septiembre de 2011, sólo una semana antes de la última Feria de la Mercé, Abel Robles toreó en La Monumental en el festejo organizado por la Escuela Taurina de Catalunya , cortó dos orejas y fue el triunfador. Ese día sorprendió por su valor estoico y un concepto muy puro: "Cuando salgo a torear mi objetivo es convencer a todos con mis cartas, las mismas de cuando con ocho años iba al campo a entrenar, las que mantuve en mi paso por la Escuela y que se basan en la entrega total, que es la forma de que el aficionado te valore, más allá de gustos".

Su vocación afloró desde pequeño: "Mis amigos no sabían nada de toros pero yo hacía por jugar al toro con ellos, se puede decir que embestía y toreaba a la vez. Después me apunté a la Escuela. Allí empezó todo más en serio y luego llegaron (sobre todo después de la prohibición) los viajes con la Escuela a Francia y distintas zonas de España. También Serafín Marín me llevó al campo siempre que pudo".

Abel Robles trabaja en invierno para luego poder pagar su preparación en el campo: "Lo que gano me lo gasto en los viajes. No tengo nada material sólo la ilusión por ser torero, siempre desde la dignidad". Sigue: "Tal como está esto, acaba pasando que uno se pone ante el toro con la muleta en la izquierda y , al final, no ve la recompensa. Me paso el invierno trabajando, entrenando, soñando y cuando acaba la temporada sólo tienes deudas. Pero la fe en mi mismo no la he perdido".

Te ha llamado algún empresario: "Aquí el único que ha llamado he sido yo y o no responden o lo hacen en sentido negativo. Y es que hay principios a los que no pienso renunciar, los mismos que me han dejado fuera de una novillada a finales de enero. Pero no me resigno, al contrario".

Como catalán, a una última pregunta obligada sobre la posibilidad del regreso de los toros a Catalunya, responde: "Sólo nos queda esperar al Tribunal Constitucional, lo demás son especulaciones. En mi infancia podía ir a los toros en Girona, en Olot, mi pueblo, en Barcelona... La manifestación del otro día en Castellón debería ser un ejemplo y un impulso para que todos nos unamos en la exigencia de que ese fallo del Constitucional llegue cuanto antes y abra la puerta al regreso de los toros a mi tierra".

Así es y se expresa Abel Robles. Con Serafín Marín recuperando su lugar al sol del toreo, una nueva esperanza alimenta a la afición catalana, que resiste. La esperanza en Abel Robles, la fe en él de cuantos lo han visto torear (de momento, más en el campo que en las plazas, pero si hay justicia torera todo se andará) se une a otra esperanza: la de que tanto Abel, como Serafín ( y todos, claro) vuelvan a poder hacer el paseillo en La Monumental.
 

 

 

 

  Votar:  
Resultado: 4 puntos4 puntos4 puntos4 puntos4 puntos   21 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.