inicio
Lucía Fuente León - 27/04/2016

Ha conseguido, junto a Cobradiezmos, el hito de la Feria de Abril y puede que de la temporada. Manuel Escribano todavía no puede expresar con palabras lo que sintió la tarde del 13 de abril en La Maestranza: "cuando sentí que las primeras petición se veían dije: ‘se indulta seguro’", afirma el sevillano en exclusiva para Burladero. Tiene por delante una ilusionante temporada en la que recorrerá las principales ferias del panorama taurino, pero aun así el de Gerena está muy responsabilizado y asegura que necesitaba que en Sevilla sucediese algo: "necesitaba algo gordo".

 

- Una semana desde el indulto de Cobradiezmos, ¿qué ha pasado por tu cabeza en todo este tiempo?

Pasar, han pasado muchísimas cosas. Tenía otra corrida de toros en Sevilla y tampoco podía hacer muchas cosas más. Si te refieres a todo lo que he podido sentir y pensar de ese día, de esa tarde, de todos los momentos  vividos,… es casi imposible explicar con palabras. Poder torear un toro así, poderlo apretar tan por abajo, poder disfrutar tanto con la embestida además en un marco como La Maestranza,… fue increíble. Ese día se vivieron momentos mágicos y únicos. Pasamos a la historia y estoy feliz por ver un toro tan bravo y tan bueno; con esa forma de embestir y exigente, por fue muy exigente, y de poderlo torear y cuajar como lo cuajé. Es el toreo que trabajo día a día y el que he conseguido muy pocas veces en mi carrera, pero conseguí.

- ¿Pensaste en algún momento que podría ser indultado?

Sabía desde primera hora que iba a ser un toro muy importante, desde que lo vi salir por chiqueros vi que era un toro que iba a cuajar y que iba a embestir; pero nunca pensé que se fuera a indultar porque es algo muy difícil. La verdad es que cuando sentí que las primeras peticiones se veían dije: "se indulta seguro", porque el toro todavía tenía mucho fondo y tenía todavía mucho dentro.

- ¿Y qué fue lo primero que se te pasó por la cabeza al ver La Maestranza entera pidiendo el indulto?

Lo primero eso, que sabía que se indultaba y que lo iba a tener que aceptar el presidente, cosa que hizo fenomenalmente. Después creo que entramos en un tipo de éxtasis, nube o borrachera que ocurre cuando pasa algo importante en la plaza y algo que todos queremos.

- ¿Con qué mentalidad afrontabas tú este compromiso?

Al 100%, como intento hacer en todos los compromisos. Imagínate lo que supone torear en una Feria de Sevilla victorinos y miuras. Además el momento en el que estaba que, aunque el año pasado fue una temporada muy buena, sentía que necesitaba algo gordo y que algo pasara en esta feria. En Valencia pinché los toros, hay muchos nuevos toreros que buscan espacio y creo que no se me está tratando como debería. Por eso lo afronté con unas ganas, una fuerza y una rabia importante y gracias a Dios he tenido suerte.

- La pena fue no poder rematar la feria con la tarde de Miura, ¿qué le faltó a esa tarde?

Que me ayudaran los toros. Yo creo que por mi parte lo puse todo y hubo cosas muy buenas, como poder torear con el capote con lo difíciles que son los Miura en él o banderillearlos aunque un par se me quedase algo bajo en el primer toro. Con la muleta confiaba mucho en el primer toro. Estaba haciendo las cosas muy bien, pero se acabó muy pronto. Me faltó eso, que ayudarán los toros un poco más, porque además la gente estaba muy metida y con muchas ganas de que sucedieran cosas importantes.

- Cuando ese día llegaste a la plaza e hiciste el paseíllo, ¿sentiste una presión especial por lo ocurrido el miércoles, qué tenías una mayor responsabilidad por lo sucedido?

Pues sí, la verdad es que me sentía muy bien y muy orgulloso por lo ocurrido. Me sentía súper capaz. Si tendría que destacar algo de la Feria de Sevilla sería lo capaz,  seguro, fácil y cómodo que me he sentido. Esa tarde tenía ya un triunfo gordo, pero eso no quita que yo afronte con responsabilidad otra tarde más. La verdad es que me sentía muy responsabilizado y que en parte toda la gente que hubo ese día fue gracias a lo que pasó el miércoles y, más que presionado, me sentía responsabilizado igual que si no hubiese pasado nada.

- Hace unos meses dijiste que querías entrar en corridas con otro tipo de hierros y competir con las figuras, ¿esperas que este triunfo te ayude a ello?

Creo que me debe de ayudar y sobre todo, más que cambiar el tipo de corrida de toros, tengo que intentar moverme en todas las facetas del toreo. Ha habido muchos toreros que sus circunstancias les hicieron empezar en un tipo de corridas de toros duras, que no te lo ponen fácil y te dan pocas opciones de lucimiento, y poquito a poco han ido consiguiendo triunfos súper logrados y han ido dando su mayor virtud de todo lo que pueden tener como toreros. Eso es lo que yo busco sin olvidarme siempre de quién soy, de lo que me viene bien y de lo que muchas veces la gente quiere ver de mí.

- ¿Cómo afrontas la temporada, qué tienes por delante este año?

Tenía una temporada muy bonita desde antes del indulto con prácticamente todas las ferias de primera hechas, contaban conmigo para muchísimos sitios. La afronto totalmente feliz y responsabilizado porque es un año en el que puedo conseguir muchas metas. Tengo tres tardes en Madrid, voy ahora a Zaragoza y a Alcalá de Henares, si Dios quiere estaré en Pamplona y todas las ferias grandes: Bilbao, Málaga,… A menos que haya desajustes afronto la temporada de cara a todas las ferias grandes e intentado seguir contestando por todos los triunfos y todas las metas que quiero.

  Votar:  
Resultado: 4 puntos4 puntos4 puntos4 puntos4 puntos   2 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.