inicio
Burladero.tv recoge las primeras sensaciones del ya matador de toros Gonzalo Caballero, horas después de doctorarse en Las Ventas.
Paco March - 04/10/2015
Alcolea
Alcolea

De un burladero del callejón de Las Ventas viendo torear a un compañero y amigo (López Simón) a ocupar su puesto la tarde siguiente y, de paso, tomar la alternativa. Ahí es nada. Y eso le ocurrió a Gonzalo Caballero. No han pasado ni cuarenta y ocho horas y el nuevo matador de toros nos atiende recién llegado al domicilio familiar. La mesa espera; y después al Vicente Calderón que juega su Atleti. “Me siento muy feliz por haber convertido en realidad mi sueño de ser matador de toros en Las Ventas. En estos meses he ido rechazando proposiciones para tomar la alternativa en otras plazas y, aunque haya llegado de esa forma inesperada, esa parte del sueño ya está cumplida. Sin embargo el no haber podido redondear mi actuación en el primer toro, en el que como en toda la tarde sentí el apoyo de la afición de Madrid, por el fallo con la espada me deja un sabor amargo y más rabia todavía”.

¿Qué ha cambiado en tan pocas horas?: “No sé si la vida, pero parece que todo se había juntado…lo que logró Alberto (López Simón) el día antes, coger su sustitución con la amistad que nos une… Es como si estuviera escrito, que el destino, muy caprichoso, lo tuviera todo preparado y por eso, como te decía, el no haber matado como debía a mi primer toro me da mucho coraje. Y es que, de haberlo hecho, sí que podría haber cambiado todo por completo”.

Una de las cosas, diría que virtudes, que distingue a Gonzalo Caballero es su independencia, su autenticidad en la plaza y fuera de ella y, también, una mentalidad fuerte que le ha permitido llegar hasta aquí (y lo que se adivina) sin ceder un ápice en sus convicciones. Tampoco lo que digan de él parece preocuparle demasiado. “De lo que dice la prensa de la corrida de ayer aún no he leído nada y tampoco crea que lo vaya a hacer. Prefiero quedarme con las sensaciones y emociones vividas en la plaza y la respuesta y el cariño de la gente. Las ovaciones al salir de Las Ventas, el verme obligado a parar y saludar tres veces antes de abandonar el ruedo, no lo cambio por nada”.

El destino, antes invocado y tan presente. “Tomar la alternativa sin que te lo esperes, sin vestidos preparados, sin espadas porque las tenía rotas de la última novillada…lo que menos imaginas es algo así y, afortunadamente, salió todo bien. Era un sueño recurrente, de todas las noches, la alternativa en Madrid, todos los toros que me hacía de salón eran pensando es ese día y por eso cuando llegó fue como algo natural; aunque luego lo piensas con algo más de serenidad y sí piensas que ha sido una locura. Pero una bendita locura, aunque no pudiera refrendarlo como me hubiera gustado”.

Desde el 2012 a este final de temporada de 2015, del debut con caballos (en la Maestranza, Feria de Abril) a matador de toros, una camino nada fácil luchado y ganado, interrumpido por percances, cornadas y despachos no siempre abiertos a los méritos en el ruedo. Y, en ellos, tres valores que conforman su tauromaquia: valor, personalidad y búsqueda de la pureza. “Así es. Eso es lo que busco y en lo que trato de basar mi toreo. Ayer salí con confianza, el hecho de estar sin apoderado, el cerrar la contratación tú solo, Saber que haces las cosas para ti, que no tienes que rendir cuentas con nadie. El saber que eres tú quien lleva la barca por el Atlántico te hace torear, expresarte, con tranquilidad”.

Precisamente sobre el Atlántico no navegará pero si volará Gonzalo Caballero para encarar una temporada americana que, ahora, debe cambiar de parámetros. “Así es, con Manuel Herrerías ya teníamos previstas algunas novilladas que ahora ya no podrán ser. Por la diferencia de horario aún no hemos podido hablar pero ya se irá viendo”.

La Feria de Otoño de Madrid de 2015 no lo anunciaba pero el caprichoso destino, la kábala mágica del toreo, puso a Gonzalo Caballero en el trance más decisivo de su vida. Aceptado el reto, ganada la apuesta (la espada se cruzó para el triunfo no para el unánime reconocimiento) ahora ya (casi) todo está en su mano. Y en su espada, matador

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   3 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.