inicio
Paula Mendieta - 07/03/2017

Acaba de salir del cascarón y ya apunta maneras, su nombre: Ignacio Olmos.

Ignacio Olmos es un joven novillero con picadores de Castilla La Mancha que acaba de cerrar contrato de apoderamiento con el matador de toros Eugenio de Mora. 

Una gran noticia para todos los taurinos y sobretodo para él, que acaba de asimilar y afrontar esta noticia con mucha ilusión  y que va a traer muchos cambios en su carrera profesional. Pero, es consciente Ignacio Olmos de este cambio que va a experimentar tan brusco? "La verdad que intento tomarlo con naturalidad, lógicamente es algo muy importante para mí , pero no obstante mantengo los pies en suelo, y sigo trabajando y preparándome igual que hasta ahora para poder prosperar y mejorar como torero". Ser apoderado por un torero tan reconocido como es Eugenio de Mora es un gran privilegio. Para Ignacio Olmos es mucho más que eso: es su ejemplo a seguir: "Para mi es algo muy importante, y me llena de orgullo el hecho de poder caminar a su lado, no solo ahora, sino desde hace ya bastantes años que lo conozco. He aprendido con él lo bonito de esta profesión y también la realidad y la dureza que en muchas ocasiones aparece. También me ha enseñado a sacrificarme y esforzarme para conseguir las cosas, no relajarme y sobretodo ser constante y honesto con uno mismo".

Evidentemente, Eugenio de Mora ha sido un referente para el joven espada, un apoyo profesional y personal que le ha enseñado todos los valores que requiere esta preciosa profesión: "Como decía anteriormente, para mí es un orgullo y un privilegio el poder convivir y entrenar día a día con un torero de la talla del maestro. Él y su familia me abrieron las puertas de su casa desde que era niño, y él ha sido quien me ha enseñado poco a poco la profesión y todos sus entresijos, y a día de hoy lo sigue haciendo".

Y para quienes no tengan el privilegio de conocer a este joven novillero, Ignacio Olmos nos resume cómo ha sido su carrera profesional hasta día de hoy y cómo se definiría. Un torero que, pese a estar empezando en este mundo, ha aprendido muy rápido y ya está apuntando maneras, los resultados hablan por sí solos: "Mi carrera como novillero sin picadores hasta el debut ha sido lenta y no menos fácil , he pasado por momentos altos y otros más complicados, pero que me han hecho crecer y madurar como torero y como persona. Triunfé fuerte de novillero sin picadores en algunos certámenes, entre ellos 'Soy Novillero' de la televisión autonómica de Castilla La Mancha, y a partir de ahí comencé a navegar poco a poco. Tras un periodo de tres años sin caballos, el pasado Septiembre de 2016 debuté con picadores en Cuerva (Toledo) cortando tres orejas. Toreé días después mi segunda novillada picada en Mora (Toledo) y volví a cortar tres orejas. A esas dos novilladas picadas se le sumaron otras ocho sin caballos que toree al inicio de temporada".

Y le nombro Madrid, punto clave para el éxito: "Lógicamente Madrid es la plaza que pone a funcionar a los toreros, pero antes de comparecer allí hay que acumular un cierto bagaje. Me encantaría ir, cuanto antes mejor, pero primeramente hay que ver cómo transcurren las cosas".  Torear en una plaza tan importante como Madrid conlleva mucha responsabilidad. Madrid es una mezcla de sentimientos a flor de piel, de miedos, de ilusiones y de sueños que se experimenta todo torero haciendo un paseíllo: "Para mí torear en Madrid supone cumplir parte del sueño que todos tenemos cuando empezamos a querer ser toreros, y además en mis circunstancias es una plaza muy necesaria para poder abrirme camino"

Después de saber los triunfos que carga a sus espaldas en tan poco tiempo, nos entra la curiosidad de saber cómo se presenta la temporada de este joven novillero: "Está temporada el objetivo es torear tantas novilladas como sea posible, y tratar por supuesto, de ir a alguna feria de novilladas de relevancia donde mi nombre pueda empezar a soñar. A pesar del apoderamiento con el maestro Eugenio, obviamente él continúa con su carrera y debe defenderla. Por tanto y para eso están ahí mis otros dos apoderados, Ángel Bravo y David Rodríguez, que son dos taurinos de aquí de Toledo. Entre todos trabajamos y tratamos de que mi carrera camine a buen lugar"

Ir de la mano de Eugenio de Mora es todo un privilegio pero compartir cartel con él en un futuro sería algo muy especial: "Por supuesto que me gustaría algún día poder compartir cartel con el maestro, y claro está también, con otros tantos toreros importantes". Un sueño a cumplir del novillero: Eugenio de Mora como padrino. "Para mí sería un sueño que algún día en un futuro el maestro Eugenio me pudiese dar la alternativa, desde luego que si".

Pero está claro que no todo el mundo tiene la oportunidad de seguir los pasos de Ignacio Olmos. La problemática de muchos novilleros al no tener oportunidades de torear ni de ser apoderados está muy presente y eso, desmoraliza. ¿Qué consejo daría Ignacio Olmos a estos novilleros que sufren y luchan por salir de esta situación?: "Que tengan mucha fe y que crean en sí mismos, que trabajen duro y se esfuercen en mejorar. Al fin y al cabo soy consciente de mi situación, y a pesar de todo no lo tengo nada fácil. Pero creo mucho en mí mismo, y no dejo de sacrificarme para poder ser alguien en la profesión".

Le espera un futuro muy apasionante. Un camino difícil el que tiene que recorrer con obstáculos que tendrá que superar. Sembrar trabajo y sacrificio para cosechar éxitos será su lema. Un camino que, a partir de ahora, va a ser un poquito más fácil gracias a la persona más especial que va caminando junto a él, para guiarlo, corregirlo, animarlo pero sobretodo hacerlo crecer: Eugenio de Mora.

  Votar:  
Resultado: 1 puntos1 puntos1 puntos1 puntos1 puntos   1 Voto

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.