inicio
Paco March - 14/03/2016

Es caprichoso el azar, cantaba Serrat. Casualidad o no, lo cierto es que esta temporada 2016 que acaba de echar a andar anuncia de nuevo en los carteles un apellido ilustre, Esplá, con denominación de origen Alicante. Y por partida doble, además.

Sí, regresa (por una tarde) el maestro Luis Francisco para decorar y torear (caso único) la Goyesca de Arles, en septiembre y el 11 de junio su hijo Alejandro se las verá en solitario con seis toros de distintas ganaderías en la plaza de la localidad murciana de Cieza. El  20 de junio de 2010  Luis Francisco, que había completado su última temporada el año anterior dejando para la historia la faena a "Beato" en Las Ventas, volvió a vestirse de luces en su plaza de Alicante para dar la alternativa a Alejandro y decir adiós,  al tiempo que se abría para éste un futuro que, más de cinco años después, aún está por escribir.

Apenas ha toreado Alejandro en estos años, la última corrida fue en Alicante, en agosto de 2014 y algunos festivales. Un ostracismo que, sin embargo, no le ha hecho arrojar la toalla, al contrario, como demuestra su aceptación del reto en Cieza.

Atiende Alejandro Esplá la llamada telefónica de Burladerotv en un alto en la ruta hacia Coria, la localidad cacereña en que se encuentra una de las fincas de  Victorino Martín, donde en un par de horas tentará vacas de lo que el ganadero de Galapagar tiene de procedencia Galache-Urcola. Y la primera pregunta no puede ser otra que el cómo y el porqué de ese desafío con seis toros en solitario: "A partir de que entra un apoderamiento nuevo, Ibertauro, que además se hacen con la plaza de Cieza, que es la primera que van a gestionar, me proponen ese desafío que supone mucha responsabilidad. En mi mano estaba haber dicho que no,  pero no sólo lo acepté sino que supone una gran ilusión".

Al reto de por sí  mayúsculo de torear (que es lo que hay que Tacer antes de matar, claro) en solitario seis toros, se une en el caso de Alejandro el escaso bagaje ya comentado: "Yo sé que estoy preparado para afrontarlo, en todo este tiempo he seguido entrenando de salón y en el campo como si tuviera veinte contratos firmados por delante. No han llegado las corridas que yo pensaba pero estoy convencido que con la ilusión y las ganas que lo cojo voy a suplir ese hándicap. No verte anunciado hace que cueste el día a día de entrenos y por eso ahora,  ante esa perspectiva, la ilusión está a tope, la mentalización es mayor y la preparación es aún más intensa. Además, por lógica, si no toreas los ganaderos te tienen un poco olvidado y es más difícil que te abran las puertas para los tentaderos. Pero ahora, con esto, esa situación ya se está empezando a corregir".

Si de ganaderías hablamos, la elección de los seis hierros ( El Tajo y La Reina, Luis Algarra, Guadalest, Sancho Dávila, Madroñiz y Luis Albarrán) responde a cierto criterio: "Son encastes que conozco bien y además, pese a lo que comentábamos antes, son ganaderos que siempre me han atendido y han tenido la consideración de echarme animales y vendría a ser una forma de compensarles por su buen trato".

Toreo de salón, campo, Alejandro intensifica su puesta a punto física, técnica y mental teniendo como compañero de fatigas, a su lado,  nada menos que a su padre, el maestro alicantino,  metido también en la vorágine con la vista puesta en Arles: "Lo de que esté conmigo mi padre es un aliciente añadido y una ventaja".

Y es que Luis Francisco Esplá, en todo este tiempo, ha seguido la peripecia de Alejandro desde una relativa distancia pero  muy atento: "Él siempre ha estado ahí. Te puedo comentar, por ejemplo, que cuando en estos años hemos llamado a la empresa de Las Ventas para intentar la confirmación de alternativa la primera pregunta que me hacían era ¿pero tu padre qué dice? y mi respuesta siempre era la misma, la verdad, que me apoyaba. Luego, por una cosa o por otra, nunca se ha podido dar y ojalá este año, como consecuencia de lo que ocurra en Cieza, pueda haber ocasión,  que la temporada en Madrid llega hasta octubre, Feria de Otoño incluida. Estoy aquí, sigo en esto con toda mi fuerza, con mis nuevos apoderados,  y eso vale también para el resto de plazas.  Desde la dignidad, soy consciente de que habiendo toreado tan poco no puedo exigir según qué, pero estoy convencido de que esta temporada voy a ir a muchos sitios".

La familia Esplá tiene en 2016 doble motivo de preocupación (también de alegría), con padre e hijo en los ruedos. Al respecto, Alejandro comenta socarrón: "Yo creo que a mi padre lo estoy puteando. Desde que él anunció que volvía y yo ahora con lo de los seis toros, lo que he hecho es encerrarme en la finca con él. Pero llevamos ritmos distintos. Yo a las 8 de la mañana ya le estoy llamando a la puerta para ir a correr pero su contestación siempre es la misma: tú corre, corre, que yo entreno a partir de las 10. Toda la familia lo ha encajado muy bien, estamos todos muy ilusionados, es nuestra vida. De hecho, a mi padre y como él mismo ha comentado, lo veo como si hubiera revivido. Entrenamos a tope, como si también él tuviera una temporada completa. Además como va a ser en Arles y  tiene especial predilección por Francia, aún está con mayor motivación".

Hablando de Francia, que muchas veces ha servido de refugio y lanzadera de algunos toreros sorprende que el apellido Esplá, tan justificadamente venerado allí, no haya supuesto para Alejandro torear en sus plazas, más aún cuando, como novillero, ganó el "capote de oro" en la Feria de la Vendimia de Nimes: "Como matador de toros aún no me han visto en Francia, aunque de novillero sí toreé con éxito en algunas plazas. Pero está demostrado que hay que hacer cosas, sonar, para que te llamen y si no toreas..."

Antes de llegar al 11 de junio en Cieza , Alejandro Esplá tiene cerrados un par de festivales, el 26 de marzo en Hervás (a beneficio de la pequeña Valeria, de cuatro años, que sufre una grave enfermedad que requiere un costos tratamiento) y el 23 de abril en El Ejido, mientras espera que se concrete alguna fecha más para vestirse de luces. Coincide además para que eso ocurra este año, como ya apuntó el final de la temporada anterior, una tendencia a abrir carteles a las novedades emergentes. Emergente aún no, claro, pero novedad (por lo poco que ha toreado en estos cinco años de alternativa) sí que es Alejandro Esplá: "Lo de no estar visto es, en ese aspecto,  una ventaja y el día, que puede ser en Cieza,  que llegue un triunfo gordo todos dirán ¡uy, y ese ¡dónde estaba?!. Y eso es lo que creo que va a suceder este año".

El 23 de mayo de 2008, Alejandro Esplá toreó por primera vez en público. Lo hizo junto a su padre Luis Francisco, que conmemoraba en la singular plaza de toros de Almadén sus 30 años de alternativa, vestidos ambos de calle, con traje, corbata y sombrero (como lo hicieron las cuadrillas) , ante los amigos y un cuarteto de jazz que puso la banda sonora.

Ahora, ocho años después, Alejandro Esplá sigue alimentando el sueño y la cita es en Cieza, en "La Deseada".

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   2 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.