inicio
Diecisiete años después de haber tomado la alternativa, haber tocado el cielo y volver a los infiernos, Francisco Javier Sánchez Vara sigue siendo el mismo torero de sus inicios, decidido, ambicioso y dispuesto a triunfar a toda costa.
Maxi Mollá - 05/05/2017

Nació el 18 de julio de 1980 en Guadalajara, se proclamó triunfador de la escuela taurina de Madrid en 1995, debutó con picadores en el alicantino municipio de Benidorm un 13 de julio de 1996, tomó la alternativa con el toro “Alpito” de la ganadería de Soto de la Fuente, de manos del Maestro Luis Francisco Esplá el 30 de agosto del 2000, en Sacedón (Guadalajara), para confirmar tres años después, el 7 de septiembre del 2003 en la monumental plaza de toros de Las Ventas,de manos de Domingo Valderrama y con astados de Alonso Moreno.

Joven y con un amplio historial marcado por el hierro de las ganaderías duras. ¿Dónde y cuándo empieza todo, Torero?

-Mi padre, Isidro Sánchez, fue novillero y posteriormente banderillero, esto debió marcar mi firme decisión de ser torero.

Pero no fue hasta el año 1990, que contando yo con diez años y una fuerte decisión paso a formar parte de la Escuela Taurina de Madrid.

Tras la alternativa, pasa a formar parte del escalafón superior dentro del denominado grupo A, con una amplia cantidad de actuaciones, para poco a poco disminuir en festejos. ¿Qué es el causante de este descenso de Sánchez Vara?

-Fueron 5 los años que pertenecí al grupo A (del 2004 al 2009), eran unos tiempos en los que se daban muchísimas corridas de toros en España y esto facilitaba los números.

Después, el descenso de espectáculos anuales, nos arrastra a todos. 

Si, los números no engañan y tras ser torero de Madrid, y dar la cara en todos tus compromisos en el coso capitalino, se te cierran durante un lustro las puertas de esta plaza.

-Así es, cinco años es mucho. En este mundo a algunos los castigos nos duran mucho, mientras que otros no reciben castigo alguno. Lo importante es que la afición siguió confiando en mí y cuando en el 2015 tuve la oportunidad le corté una oreja de mucho peso a un toro de “Saltillo”. Repetí en el 2016, ante la denominada por algunos medios de comunicación como la peor corrida de la historia en Madrid, también con los de Saltillo. Se hizo un esfuerzo grande y expusimos muchísimo, ¿total para qué?, para verte fuera del San Isidro del 2017. No lo creo justo, mi única exigencia para ser anunciado en el San Isidro del 2017, fue ir con la corrida más dura, o con la que nadie quisiera, pero nada, ni con esas

Y, Tras cambiar de apoderado, ¿Cuál es el planteamiento de temporada para este 2017?

-El año 2015 corté la oreja de Madrid, y en el 2016, vi como pasaba el año y no acudía a plazas con responsabilidad, se esfumaba la repercusión y la oportunidad de volver a entrar en plazas grandes, más, teniendo en cuenta que no pongo exigencias de cara a lidiar ningún tipo de encaste.Por eso, para este año, cuento con Carlos “Zapaterito”, son muchos los años que nos conocemos y siempre hemos tenido una química especial. Su ilusión, entrega y ganas de luchar, son sus virtudes. Virtudes, que siempre he precisado que tuviese la persona que este a mi lado.El planteamiento de la temporada es duro, saber de inicio que sigues en el punto de partida y que debes volver a empezar, y torear en plazas sin repercusión es duro,pero a la vez emocionante y lleno de ilusión.La temporada la inicié en Aljavir, cortando la única oreja de la feria a un complicado astado de Alberto Mateos. Tras esta, Almoguera y Lominchar.

Perdona que te detenga, Almoguera y Lominchar, donde en 24 horas cortas 8 orejas 2 rabos e indultas a 2 toros de Oliveira Irmaos, (Pinto Barreiros).

-Fueron mi segundo y tercer compromiso del año y se quitaron apenas 24 horas. El domingo 30 de abril, fue Almoguera (Guadalajara), en una corrida Mixta compartiendo cartel con Andy Cartagena y Jesús Duque. Tras haber obtenido dos apéndices de mi primer astado, me sentí a gusto y confiando ante el quinto de la tarde,“Apagado”, un toro que exhibió las virtudes de bravura, nobleza, repetición, prontitud, humillación y movilidad. Me pude sentir y correrle la mano con templanza y profundidad. Para el lunes 1 de mayo, la cita era en Lominchar (Toledo), una corrida mano a mano con el valenciano Jesús Duque, y cuatro toros de la misma ganadería de Oliveira Irmaos con la que fuimos anunciados el día anterior.  Al primero de la tarde le corte nuevamente los dos apéndices auditivos, y en tercer lugar salió “Fumado”, que presentó las mismas credenciales y virtudes que “Apagado”, Bravura, nobleza, repetición, prontitud, humillación y movilidad. Me volví a sentir, y pude disfrutar, a la par de lograr la gesta esta, de indultar dos toros en 24 horas.

Francisco, Pero ahí no termina todo, explícanos que más curiosidades rodean estos dos indultos.

-Bueno, “Apagado” y “Fumado”, son hijos de un mismo semental. Son hijos de “Bandalho”, Un semental muy contrastado en esta ganadería que murió hace tres años, después de dejar su legado en esta ganadería lusa.Se unen una serie de casualidades que hacen de estos dos indultos un hito único. Dos toros, un semental, una ganadería y un torero y 24 horas.

Este hito, habrá marcado la presente temporada y supongo que, en el futuro de Sánchez Vara, ¿ha recibido muchas felicitaciones y ofertas tras los indultos?

-Muchas son las felicitaciones recibidas. Las ofertas siguen siendo las mismas, el hecho de que se produjesen en plazas menores resta importancia al hecho, pero estoy muy feliz de haber tenido la suerte de ser la persona que logra este hito. Con esto, me siento con más fuerza y motivación si cabe para seguir llamando a la puerta de Madrid y que se me escuche.

¿Qué le espera a Francisco Javier Sánchez Vara después del día de hoy 3 de mayo de 2017, para la temporada 2017?

-Me espera Vauvert, Arles, Ceret, Brihuesca, Casa Ibáñez, estas son las fechas que tengo hasta el momento y en lo que me centro, pero estoy seguro que los éxitos en estas harán crecer el número de contratos.

Después de los éxitos, de haberse jugado la vida tarde tras tarde y de ser un torero contrastado, ¿Qué cree que le ha faltado o en lo que no se han fijado los grandes empresarios para que usted este hoy anunciado en las grandes ferias?

-Soy una persona poco conformista y autoexigente, me crecí de la mano de dos fenómenos como son, Joaquín Bernardó y Ángel Teruel, ambos me enseñaron el respeto y el compañerismo entre los toreros, pero también me enseñaron a que en la plaza hay que ser el mejor, que en la arena no hay amigos y que hay que estar por encima de toda tarde tras tarde. Me siento maltratado por algunos profesionales, veo un movimiento en contra de mi persona, han intentado tapar mis logros con falsedades fuera de la profesión, a los toreros se le mide en la plaza y ahí no temo a nadie, el mayor enemigo que tenemos los toreros es la envidia, no se puede llegar a la cima a espera de los fracasos de los demás, hay que llegar por méritos propios, hay que triunfar y estar mejor que el compañero tarde tras tarde y no confundir envidia con competencia. Pero estoy tranquilo y confiado, contra los hechos no se puede luchar y el tiempo pone a cada cual en su sitio.

¿Cuáles son los objetivos que te marcas para la presente temporada?

-Voya aprovechar lo que tengo y no añorar lo que no tengo. Voy a triunfar todas las tardes o por lo menos voy a tratar de hacerlo

¿Y Cuales son los objetivos de futuro?

-Que mis hijos y mi familia vivan bien, que no tengan problemas y si los tienen que yo los pueda solucionar. El toro, el toreo y lo que me plantee esto, es cosa mía. En definitiva, que tanto mi gente como yo seamos felices.Me gustaría despedirme haciendo saber que detrás del torero hay una persona humilde y normal, a la que no le gustaría ser prejuzgado, ni que se opacara mi entrega a la profesión con mentiras. Así como agradecer, a mi mujer, a mis hijos, a toda la gente que me apoya y está conmigo, a los muchos ganaderos que me abren sus casas y me dejan tentar y a Carlos “Zapaterito”, por creer en mi e inyectarme ese extra de motivación e ilusión.

Claro y directo, Francisco Javier Sánchez Vara en lo personal es un hombre sencillo, que le gusta disfrutar de su familia, que ama el campo, que no entiende la vida si no es en torero, que se pirra por un cocido de su mujer mojado con agua, que no es muy lector, pero que el libro de Gabriel García Márquez “Crónica de una muerte anunciada” consiguió engancharle y que tiene como modelo y referente a seguir, al malogrado Francisco Rivera “Paquirri”.

  Votar:  
Resultado: 4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos   5 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.