inicio
El de Valencia de Alcántara se rompió la tibia y el peroné de su pierna derecha el pasado domingo en Las Ventas al pisarle un novillo al que recibía a porta gayola de espaldas
J.C.M. - 28/06/2016

El novillero extremeño Juan Carlos Carballo vivió el pasado domingo en la plaza de Las Ventas las dos caras del toro. La dulce, cortando una oreja a su primer novillo, sobrero de Benjamín Gómez, y la amarga cuando al recibir a su segundo a porta gayola, de espaladas, el animal le pisó causándole una fractura limpia de tibia y peroné. Arriesgó en busca de una puerta grande que fuese el pasaporte a una temporada inolvidable en víspera de tomar la alternativa el año próximo, pero la apuesta al todo o nada esta vez salió mal. Con ganas de volver, con la ilusión intacta y a lomos de esa seguridad en sí mismo que le hace ser un tipo único, sueña con coger de nuevo la muleta y volver a Madrid a terminar lo que hace un par de días se dejó a medias.  

¿Cómo estás de la lesión en la tibia y el peroné?

Con muchas molestias y a base de calmantes. Todo esto lleva su tiempo y no me marco un día para volver a empezar, prefiero ir despacio y sin prisas.

¿Y de ánimo?

Regular pero no queda otra que tirar para adelante porque esto ya ha pasado y no queda otra.

¿Te han dado plazo aproximado de recuperación?

Me han dicho que un mes y medio pero no hay seguridad porque estoy pendiente de que me pongan otra escayola y sobre todo ver cuando empiezo con la rehabilitación.

¿Cómo recuerdas lo sucedido?

Lo recuerdo muy bien porque vi venir lo que iba a pasar. Estaba en la porta gayola de rodillas y saltó, pero en vez de hacerlo como todos hacia delante cayó hacia abajo, justo en el mismo sitio. Yo estaba mirando hacia arriba y vi como caía con las pezuñas en la pierna y cómo ocurrió. Noté rápido que no me podía levantar.  

Imagino que tras cortar una oreja al primero y recibir al segundo a porta gayola de espaldas, ibas a por todas, a por la puerta grande.

La verdad es que sí. Pero así fue toda la tarde, con mucho esfuerzo porque yo sabía a dónde venía y a lo que me enfrentaba y esa oreja tenía que estar ahí pero por desgracia o por bien, que nunca se sabe, pasó esto.

¿Te arrepientes de haber arriesgado?

Siempre hay que arriesgar y dar lo máximo y esto son cosas que suceden. Uno tiene que darlo todo para luego verse donde está.

Hablemos de algo positivo, el primer toro, tu primera oreja en Las Ventas, ¿cómo te sentiste en la lidia y qué sentiste al recibir el trofeo?

Era un sobrero de Benjamín Gómez, muy destartalado y alto. En el caballo no quería peto y se iba. La cuadrilla se lo puso complicado porque venía esperando y por dentro. Se le vio tal y como fue después pero yo percibí que tenía algo, tenía esa cuarta para tirar adelante con él. Tuvo dos o tres tandas buenas, robándoselas poco a poco, bajándole la mano en el inicio de faena. Pasaba la muleta porque no se entregaba, siempre iba a su altura, buscando. Fue muy emotivo porque cortar una oreja en Madrid me ha servido mucho moralmente y para estar en boca de todos los profesionales y de todo el mundo y sobre todo para mí es un aliciente. Estoy deseando volver a Madrid y estar conectado de nuevo, volver a entrenar con la misma ilusión por hacer el paseíllo en Las Ventas y hacerlo igual o mejor que antes.

Cuando hablamos contigo la semana pasada tenías julio y agosto más o menos planificado, irte consolidando como novillero con la idea de tomar la alternativa en 2017. ¿Imagino que este es un grave contratiempo?

Como te comentaba nunca sabes si va a ser para bien o para mal. No tengo fijado un día concreto para volver de nuevo porque ya tuve en su día problemas de rotura de huesos y por no curarlo bien me acabó pasando factura y no quiero que me pase ahora cuando además es en agosto y septiembre cuando más novilladas hay en el calendario. Quiero recuperarme bien y si estoy para agosto, fenomenal, si no pues para un poco más adelante. Han pasado cuarenta y ocho horas del percance y ya tengo ganas de coger la muleta pero ahora esto es lo que toca.

¿Qué compromisos pierdes entonces?

Me pierdo Moraleja (Cáceres) y las francesas, el 31 de julio en Hagetmau y quizá Parentis el 7 de agosto porque aunque me han estimado la recuperación en mes y medio y se puede apurar algo con la ayuda del fisioterapeuta pero está muy en duda.

 

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.