inicio
El reloj de Las Ventas toca en punto. Son las 7 de la tarde en Madrid. Por delante, una novillada de Montecillo. Y Pablo Aguado, que viene a terminar lo que empezó aquella tarde del 26 de marzo. Ya arranca el paseíllo. Vamos a verlo...
Paula Mendieta - 21/05/2017

Ya es hora. Ya es hora Aguado. Ya tocan las 7 de la tarde. Ya es hora de ver algo en Madrid. Ya es hora, ¿no?. Cuando suenen clarines y timbales, cuando se unan las ilusiones y los miedos haciendo el paseíllo. Cuando la respiración se acelere y no se controlen los nervios. Cuando te santigües y dibujes una cruz en el albero. Ya será la hora. La hora de que fijes tu mirada durante unos segundos a chiqueros, esperando a que salga el que tanto amas para que te embista la vida. Y será la hora de que miles de ojos estén pendientes de ti, porque te esperan. Y entonces será la hora de terminar lo que empezaste esa tarde del 26. Ya es hora, ¿no? Ya es hora en Madrid de hacer magia, de crear emoción con ese capote. Ya es hora de que el toreo deje paso a la poesía porque eso sí que es torear en Madrid, Aguado.

El toro no perdona un solo error y eso, solo lo saben bien quienes han probado el hule en una plaza de toros. Concretamente la tarde del 26 de marzo. Cuando el reloj de Las Ventas daba las seis y media. Media hora antes, Pablo. La cara o cruz del toreo. Fue la tarde de querer darlo todo y salir con nada. De pegar fogonazos. De dejar la miel en los labios. Sencillamente, dejar las ganas de toros.

Pero eso ya ha pasado. Ahora es tú momento. Es el momento. Ya son las 7 en punto para terminar lo que empezaste: “Me encuentro perfectamente. A la semana estaba ya mucho mejor de los dolores de cabeza que me daban por las noches. Anímicamente estoy con la ilusión y responsabilidad que conlleva ir a San Isidro”.

Disposición, oficio y clase son los detalles que nos dejó. Y se fue para Sevilla. Dejándonos con aquel primer toro de la tarde, que permitió. Pero el lunes vuelve. El lunes tiene todo por delante. Coger al toro por los cuernos y responder a Madrid. Y me pregunto, ¿volverán esos destellos?: “Es un privilegio torear en San Isidro pero nos jugamos mucho. Madrid te lo da o quita todo”

Si empezamos a hacer un balance de lo que llevamos de feria, lo podríamos catalogar como: Ni querer ni poder. Aburrida, sin fundamento. Sin emoción. Cuando hay toro no hay torero. Cuando hay torero no hay toro. Y así pasamos las tardes de San Isidro. Poca cosa hemos visto. Alguna muñeca prodigiosa. Alguna embestida de notoriedad. Pero poco más y sin más.

Montecillo se cita en Madrid la tarde de Pablo. La del 22 de mayo. Entonces, ya es hora, ¿no? Pablo nos da esperanzas pese a no haber matado nunca una novillada suya. Sus sensaciones parecen ser buenas. Pero falta algo en Madrid. Falta casta, bravura. Lo que realmente hace falta es que los toros embistan: “Pues no he matado nunca una novillada suya, pero es una ganadería caracterizada por la movilidad, y eso, es fundamental para triunfar en Madrid. Tengo muchas esperanzas en ella porque todos los años le embiste algún novillo en Madrid”.

Y por último en Madrid se busca triunfar. Maldita palabra la de triunfo, los quebraderos de cabeza que da. ¡Y encima con la que está cayendo! Esa con la que tantos sueñan. Y por supuesto y por encima de todo en Madrid. Y ahora yo pregunto, ¿Triunfar es sinónimo de oreja?. No lo creo. Tenemos faenas de ensueño sin orejas. Y faenas de orejas sin ensueño. He aquí lo sobrevalorado que está el asunto, ¿no creeis? El triunfo es más que eso. Más que cortar oreja y cuestionarnos si es o no es merecida. Repito, es mucho más que eso, ¿no?. El triunfo es independiente a todas estas cuestiones. Es magia. Es temple. Es saber estar. Es cuajar la faena perfecta. Es escuchar olés. Son pelos de punta. Es emoción. Es ese muletazo que se te queda en la retina. Es el recuerdo que vuelves a vivir una y otra vez: “El triunfo en Madrid son lógicamente las orejas. Pero hay algo más allá con la que soñamos todos los toreros, que es ser torero de Sevilla y Madrid”.

Pablo, ya son las 7 de la tarde. Ya tocan en punto. Regálanos toreo. Regálanos triunfo. Con o sin oreja en Madrid.

 

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   2 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.