LAS VENTAS

Caballero encoge el corazón de Madrid

Cornada gravísima al entrar a matar a 2º de la tarde. Se temió lo peor. Oreja para Colombo barata, que deja dos grandes estocadas. Poco ofreció Eugenio de Mora. Magán devolvió el rigor a Madrid. 
sábado, 12 de octubre de 2019 17:21

Hubo una respuesta de público mayor de lo esperado, dos tercios de plaza. En los tendidos, mucha, pero mucha gente joven. El público quiso triunfalismo pero el presidente José Magán ejerció bien su papel, en cuanto al número a las peticiones de orejas; y pareció, que volvió el rigor a Madrid. Esperemos que no sea cosa de un día, y perdure...

Volvía Gonzalo Caballero a vestirse de luces en Madrid tras su grave percance sufrido en San Isidro tras entrar a matar. Los únicos que se acordaron de aquello, fueron los aficionados del 7. Estuvo dispuesto y con ganas, pero a la hora de entrar a matar, los corazones de los asistentes se pararon. Realizó la suerte y se quedó al hilo del pitón, y el toro le propició una cogida que desde primer momento se notaba que era muy gorda. Directo a la enfermería y pasaron más de dos horas y media hasta que supimos algo de su estado. Momentos muy tensos, con muchísimos nervios que se vivieron en la puerta de la enfermería y posteriormente, en los aledaños de la plaza cuando los cuerpos de seguridad desalojaron la plaza. Desde aquí, desearle la más pronta y mejor recuperación posible. Fuerza Gonzalo Caballero. 

Con el corazón aún encogido, Jesús Enrique Colombo lidiaba al mejor toro de la tarde. Lo hizo todo a favor del toro, cosa que es de agradecer, pero no fue capaz de ligar, templar, mandar y someter la embestida del animal. Entró a matar con un volapié de una ejecución perfecta, haciendo la cruz. Solo eso, valió por la oreja, porque estuvo por debajo de su contrincante. En el quinto de la tarde, sufrió una tremenda voltereta en el tercer par de banderillas al querer hacer un quiebro. Paliza que lo dejó muy conmocionado. Aun así, quiso mantenerse en el ruedo. Tampoco hubo un muletazo decente ante el rajado y manso quinto. Tiró la muleta para entrar a matar, pero se quedó a medio camino, al llegar a la cara del animal pareció arrepentirse, y pinchazo. Después, recetó otra gran estocada. Hubo petición mayoritaria, no rotunda, que el usía José Magán denegó de forma acertada. ¡NO SE PUEDE ABRIR LA PUERTA GRANDE SIN DAR NI UN MULETAZO!

Eugenio de Mora tuvo que matar tres toros. Todos de ellos se dejaron, sin ser gran cosa, pero pudo sacarle mucho más de lo que hizo. Despegado y fuera de sitio prácticamente toda la tarde; aunque en el sexto de la tarde, el que tocaba en turno a Gonzalo Caballero, dejó lo más destacable de la tarde con el capote.

Ficha del festejo:

Eugenio de Mora, silencio con pitos al toro en el arrastre, silencio y silencio tras aviso

Gonzalo Caballero, herido al entrar a matar (oreja)

Jesús Enrique Colombo, oreja con ovación al toro en el arrastre y vuelta al ruedo tras petición

 

 

 

TORO A TORO

Última corrida de toros del año en Las Ventas, pero no festejo, que será mañana. Tarde apetecible de toros, con una temperatura más que agradable donde el viento sopla ligeramente. 

Arranca el paseíllo y se vislumbra una entrada superior a lo que esperaba, cercana a los tres cuartos de entrada, con mucha gente joven en los tendidos. 

Suena el Himno Nacional, ovación en la plaza. Al acabar, atronadores los aplausos. ¡Qué bonita es nuestra fiesta! 

El 7, brinda una ovación a Gonzalo Caballero. Merecida. Y de nuevo, ese tendido tan criticado. Posteriormente, los restos de tendidos se unen a los aplausos. 

Primero de la tarde que da poca oportunidad de lucimiento a Eugenio de Mora de salida. Primer puyazo muy trasero de Marcial Rodríguez, salió suelto y directo al caballo que estaba en querencia y puyazo caído. Pierde las manos en varias ocasiones. En banderillas de nuevo blandea, y yendo a los capotes con las manos por delante. Poco más que destacar en este tercio. Con la muleta, sale muy suelto en los primeros compases. Eugenio consigue una meritoria tanda con un gran cambio de mano. Se cambia la muleta a la zurda, y ahí, en cada pase hacia las tablas el animal salía desentendido y suelto. Muy rajado, sin permitir hacer nada al manchego. Se marcha a por la espada para recetar una estocada media trasera y contraria. Pitos para el toro, silencio para el matador.

Hace segundo debía tarde un "toro" muy escurrido, sin remate. Protestado de salida. Sale Gonzalo Caballero a recibirlo con el capote sin dejar nada destacable. En el caballo dos puyazos caídas y de castigo mínimo. Al quite Colombo por chicuelinas personales y ajustadas. Cumplieron sin más en el tercio de banderillas. Brinda al Doctor García Pradós. Inicio por alto, ajustado, con un remate decente. Le da distancia al toro, que tiene una embestida algo brusca, pero a la que acude cuando se le llama. En las primeras tandas, algo de desajuste. Con al natural, algo mejor, donde parece que el toro también responde de una manera positiva. Se cruzó de pitón a pitón, pero con medios pases. Se marcha a por la tizona, pero antes de entrar a matar, receta unas manoletinas. Cogida muy aparatosa a Gonzalo Caballero que se quedó en el mismo pitón en el momento de realizar la suerte. Oreja... Silencio al toro y oreja que le lleva la cuadrilla a la enfermería.

Con el nudo en el cuerpo sale el tercero de la tarde. Colombo lo recibe templado con el capote dejando una media y un gran remate. Blandea también, muy flojo, sin fuerza alguna. Dos picotazos leves de Gustavo Martos. Banderillea el colombiano, donde el mejor fue el último par y el toro se arrancó, en todos los pares con muchísima velocidad. Montera en mano se cruza el ruedo para dejarla en la misma puerta de la enfermería, gran detalle torero. En los medios le llama y el toro responde, bien el Colombo. Coloca muy bien la cara por cada pitón. Es toro de cuatro muletazos y el de pecho. Vuelve una y otra vez al cite de largo del matador. Le falta templar al diestro la embestida de "Pomposico I", donde va mejor por el pitón derecho. Eso sí, le dió todas las ventajas al toro, en los mismos medios toda la faena. Se tiró a matar de verdad, ejecutando bien la suerte, haciendo la cruz, perfecto. Aunque estuvo por debajo del toro por momentos, la estocada merece premio. Ovación al toro y oreja para Colombo

Más serio, con más pitones el cuarto de la tarde. De momento, Eugenio de Mora, inédito con el capote. Dos entradas al caballo, pero varios fueron los ajugeros que le hizó Álvaro Rodríguez. En banderillas, poca lucidez po parte de la cuadrilla. En los inicios con la muleta embestida muy brusca y atemperada. Le cuesta al toledano acoplarse al animal. Antes de coger la muleta con la mano izquierda, dejó el mejor muletazo hasta el momento llevando al toro muy largo y bjaabdi la mano. Muchas teclas que tocar tiene el toro, pero que Eugenio no está entendiendo, falta de acople, de temple, de seguridad. Aunque, tampoco es que fuera fácil el toro. Al natural, también por debajo del animal, sin nada reseñable. Estocada casi entera, baja. Silencio para ambos.

Turno para Jesús Enrique Colombo con "Gañanito II", que lidia el toro que iba a cerrar plaza. Con mucha alzada, y le falta algo 
de remate en los cuartos traseros. En el capote se quiere colar por dentro en varias ocasiones. Primer encuentro donde el toro al sentir la vara huyó. Siguiente puyazo delantero, no está mal picado. Obliga el presidente a una tercera entrada, en este caso acertada porque en el primer encuentro no hubo castigo. Tampoco es que hubiera mucho castigo en esa última entrada. En banderillas dos pares mejores colocado que en su anterior. En el tercero, quiso hacer un quiebro, lo citó tarde y tremenda paliza que se llevó. Muy conmocionado, mareado. Brinda al público y parece que no está en condiciones, además cojea. Inició por derecho, y el toro coloca la cara de maravilla, mientras que Colombo retuerce su figura. En la siguiente tanda, el toro se cuela por dentro igual que hizó con el capote, y parece que cambia la embestida. Desarmó al matador y el toro nuestra mucho peligro. Se paró por completo, en las cercanías de los pitones siguió el diestro. Manoletinas para cerrar. Se tiró a matar sin muleta, en el segundo lo hizo él todo, y perfecto. Sin puntilla. Petición de oreja denegada, bronca al presidente. Pero ha estado muy bien negando el premio. Vuelta al ruedo para Colombo. Silencio para el toro.

Salió el último toro del año en Madrid "Gañanito I". Lo recibió con manos bajas, relajado y con una buena media para cerrar el salido capotero. Mientras tanto Colombo se marchaba a la enfermería. De nuevo, un tercio de varas con un castigo muy leve. En banderillas esperó. En las primeras tandas, falta emoción, embestida muy parada, sosa. Cambió por completo, ya que en el capote apuntaba otra cosa. Como se suele decir, Eugenio de Mora, citando fuera de cacho. En la segunda tanda al natural, bajó más la mnaoby respondió algo mejor, pero sigue faltando emoción. Se raja. Otra tanda con la derecha sin ajuste, y a por la espada. Descalabro con la espada, entrando a matar en siete ocasiones saliéndose de la suerte. Con el descabello, dos golpes tuvo que usar. Silencio para ambos.

Parte médico de Gonzalo Caballero

 

 

Fotos: Bartolomé Bernal

 

5
1
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
20%
Bronca
20%
Tristeza
40%
Incertidumbre
20%
Indiferencia

Otras Noticias