VALENCIA

Destellos de buen toreo

Emilio de Justo hizo el toreo caro pero perdió la puerta grande por su deficiente uso de los aceros. Román sorteó el peor lote y dejó destellos de su buen hacer frente al primero de su lote. Se lidió una corrida de Montalvo con tres ejemplares con posibilidades
sábado, 27 de julio de 2019 18:06

Reaparecía Román tras la gravísima cornada que sufrió en la feria de San Isidro, y lo hacía en un mano a mano con Emilio de Justo que no había podido reaparecer en Valencia por Fallas de la lesión de muñeca que se había producido en Vistalegre. Cartel de gran interés para los aficionados que, por momentos, vibraron con las actuaciones de ambos diestros. Hubo toreo de muchos quilates de Emilio de Justo y emoción en la entrega de Román, que pechó con el peor lote de una corrida de Montalvo de la que saltaron tres ejemplares con posibilidades.

¡Qué buen torero es Emilio de Justo!, rumoreaba la plaza apenas habían transcurrido un par de tandas de muletazos. Y era verdad. Después de un algodonado y sentido quite por verónicas, Emilio toreó con la franela de forma exquisita en una primera faena basada al natural y ayuna de parafernalias. Toreo fundamental de temple sublime con el toro cosido a la bamba de la tela. Las series no pudieron resultar más largas porque el buen ejemplar de Montalvo no permitía más sometimiento, pero la emoción del toreo bueno estuvo presente de principio a fin. Pero de Justo tuvo que descabellar hasta en nueve ocasiones después de una estocada en lo alto y la posibilidad de trofeos se esfumó.

Protestó el segundo de su lote en el inicio de trasteo consiguiendo alcanzar las telas de Emilio de Justo en alguna ocasión. Pero el extremeño logró corregir el defecto a base de consentir y tragar. Así, el animal acabó embistiendo más largo de lo que en principio parecía posible. Y el toreo mayúsculo volvió a hacerse presente. La fulminante estocada dio paso a la concesión de una oreja de ley.

¡Qué buen torero es Emilio de Justo!, siguió rumoreando la plaza en las postrimerías de su paso por Valencia. Embistió con cierta violencia el último de su lote, pero el temple volvió a ser la clave de su éxito artístico, que no numérico. Otro quehacer de natural torería, de muletazos acompasados, de trincherillas de cartel, de prestancia en las formas y verdad en el fondo que volvió a malograr por su fallo a espadas.

No acababa de ir metido en la muleta el segundo, que se acostaba por el pitón derecho y que incluso desparramó la vista. Lo fue lidiando Román, sin pretender ligar los pases en principio, y acabó convenciéndole de que siguiese los engaños. Labor emocionante por encima de otras virtudes. Todo el mérito para el valeroso torero, que consiguió protagonizar una labor siempre a más que echó a perder con los aceros.

Fue devuelto por inválido el segundo de su lote, y el sobrero, del mismo hierro, fue un mastodonte de 610 kilos que manseó descaradamente en varas, apretó hacia los adentros en banderillas y le costó desplazar y generosa anatomía en el tercio final. Román intentó provocar sus embestidas sin éxito, así que pronto desistió.

Rebrincado, embistiendo de forma descompuesta. Así acudió el sexto a los cites de Román. Después de hacer sonar el estribo en el tercio de varas, el de Montalvo topaba más que embestía. El seco tornillazo que pegaba al final de cada muletazo impedía cualquier atisbo de lucimiento, y todas las esperanzas del diestro valenciano se esfumaron de inmediato.

 

Ficha del festejo:

27 de julio de 2019, plaza de toros de Valencia. 3ª de la Feria de Julio. Más de media entrada. Toros de Montalvo, el 4º lidiado como sobrero, bien presentados. Bueno el 1º, complicados 2º y 6º, manejables 3º y 5º, desrazado el 4º.

Emilio de Justo: palmas tras dos avisos, oreja con petición de la segunda y vuelta al ruedo.

Román: palmas tras dos avisos, silencio y silencio.

Cuadrillas: Se desmonteraron José M. Pérez y Morenito de Arles tras banderillear al 3º.

Incidencias: Román brindó su primer toro al ministro en funciones José Luis Ábalos, que abandonó la plaza a la muerte de este ejemplar.

 

Fotos: Jacobo Silvestre

 

4
1
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
100%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia