MÁLAGA

"Fandango" y tres orejas que nadie recordará

Una para López Simón y dos para David de Miranda; Román sin suerte en su lote
domingo, 18 de agosto de 2019 18:12
domingo, 18 de agosto de 2019 18:12

Las expectativas estaban por las nubes, a pesar de la pobre entrada que registraron los tendidos de La Malagueta para presenciar el cartel más joven de la feria de Málaga y a la ganadería que dio la sorpresa en la pasada Feria del Toro de Pamplona, La Palmosilla. Ésta fue quien puso la nota destacada de la tarde con un toro sobresaliente como fue el cuarto, quien mereció más por parte de su torero, de nombre “Fandango” y ovacionado con fuerza en el arrastre, dentro de un conjunto del que se esperaba más. 

López Simón, cortando una al primero y dando una vuelta por su cuenta en el cuarto, y David de Miranda obteniendo sendas orejas de su lote, apenas caerán en la memoria de una afición desaparecida de una Malagueta cuyo nivel quedó nuevamente en entredicho. Completaba el cartel Román, quien se topó con lo peor de la tarde en la segunda y última corrida de un liviano desafío ganadero. 

El serio primero se metía por dentro en el capote de López Simón. No terminó de humillar en la muleta del torero, que estuvo voluntarioso y guardando las distancias consiguiendo arrancar algunos muletazos sueltos que tuvieron el eco justo en el tendido para que una vez que matase de estocada desprendida le fuese concedida una oreja de muy poco peso. El cuarto, un serio cinqueño de nombre “Fandango” tuvo mucho motor delante un López Simón desencajado. Apretó en el caballo montado por Ángel Rivas quien dejó un buen primer puyazo sobre el lomo castaño del animal tras una muy buena ejecución de la suerte. El torero brindó al público la muerte del toro poco antes de comenzar la faena de rodillas consiguiendo conectar desde un primer momento con los tendidos, a pesar de ello la cosa fue decreciendo debido a que el madrileño no terminó de encontrar su sitio, a pesar de que el toro tuvo duración y transmisión hasta los últimos compases de faena. Acabó muriendo con la boca cerrada en el mismo centro del anillo tras una estocada desprendida. Antes dejó media estocada suelta y un pinchazo. Dio una vuelta al ruedo por su cuenta. 

Román, debutante como matador de toros, no tuvo suerte con el lote de menos posibilidades de la tarde. El negro listón que hizo de segundo no terminaba de definirse en los primeros tercios. Román, inédito con el capote en toda la tarde, aprovechó la inercia de su oponente, con un punto de mansedumbre, para comenzar su faena por bajo y llevárselo poco más allá de las rayas. Ahí realizó una faena que tuvo dos primeras series de gran emoción por la fiereza en las embestidas de un toro que se fue muy a menos. Muy meritorio el esfuerzo que realizó en los últimos compases de faena cuando el toro estaba prácticamente parado. Pinchó dos veces sin soltar tras dejar una estocada casi entera. Saludó una ovación. El quinto, otro serio toro, no terminaba de humillar y echaba la cara arriba en cada encuentro que tenía con la muleta de Román. El valenciano tan solo pudo justificarse estando en la cara del toro, realizando un importante esfuerzo e intentando arrancarle algún muletazo. Mató de estocada muy atravesada. Volvió a saludar una ovación. 

Un quite por gaoneras realizado al segundo de la tarde vino a rubricar el buen momento por el que pasa David de Miranda a pesar de su bisoñez. Destacó en sobremanera su quietud a lo largo de toda su actuación en la que tuvo que aguantar alguna que otra mirada de un tercer toro que acabó buscando las tablas. No se dejó nada atrás, desde el saludo con el capote hasta la muleta. El de La Palmosilla tuvo movilidad pero sin terminar de mostrar algún atisbo de bravura, tan necesaria para transmitir al tendido. Con la diestra sacó los mejores momentos ante su primero. Una última tanda por manoletinas puso la parte más emocionante a una faena repleta de corazón. Dejó una estocada desprendida y cortó una oreja. El noble animal que hizo de sexto se desplazaba en la muleta del torero onubense que sacó muy buenos pasajes. Comenzó la faena por estatuarios, prosiguiendo con una serie por la derecha con asiento y poso sobre el albero. Se lo pensaba más por el izquierdo, punteando en cada muletazo. A pesar de ello de Miranda porfió y pudo extraer algún natural.  El público pidió una oreja, un sinsentido, el presidente aceptó y la concedió. 

 

Plaza de Toros de “ La Malagueta”. Quinta de abono. Corrida de toros. Segunda del desafío ganadero. Poco más de un cuarto de entrada. Se lidiaron toros de La Palmosilla, desiguales de presentación, más serios 1o, 4o y 5o. Nobles aunque justos de fuerzas 1o, 3o y 6o. Destacó por su bravura y transmisión el 4o de nombre “Fandango”. 2o y 5o descastados. 

López Simón (caña y oro) oreja y vuelta al ruedo por su cuenta. 

Román (pizarra y oro) ovación con saludos y ovación con saludos. 

David de Miranda (azul noche y oro) oreja y oreja. 

Saludaron Vicente Osuna tras parear al 4o y Raúl Martí tras hacer lo propio en el 5o. Román brindó la muerte del segundo de su lote a Fortes. David de Miranda salió a hombros por la puerta de cuadrillas. 

 

1
1
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia