inicio
Román cayó herido en el único que mató y Curro Díaz impregnó sus faenas de su personal sello
Inma León - 08/04/2018
@maestranzapages
@maestranzapages

Arrancó fría la tarde en Sevilla con la sombra de la muerte de don Ángel Peralta con la que se hizo el silencio, un gran caballero de La Puebla en todos los sentidos que ayer hizo su último paseíllo hasta el cielo. Una tarde desapacible pero de las que gusta el cartel, salvada por la profundidad y la hondura al natural de Pepe Moral con unos naturales llenos precisamente de eso, de honestidad ,y por el sello personal de Curro Díaz, y más desapacible aún por la cornada de 15 centímetros en la zona tibia que recibió Román de su tercero, el único que mató. La corrida de Las Ramblas, muy bien presentada,ha sido interesante sobre todo por el juego del cuarto y quinto.

El de Los Palacios le cortó una oreja a ese quinto que salió en cuarto lugar, un animal que,aunque no se empleó en los primeros compases, sí dejó entrever su buen fondo. Comenzó con el péndulo en los medios y fue sobándolo, sobándolo hasta a la mitad de la faena cuando, con una extrema suavidad al natural, le pegó cinco o seis en dos tandas que hicieron que el público entrara en calor. Hondos, largos y con mucho temple, como el que tenía el toro. Sonó la música cuando nadie la esperaba,se cambió al derecho consiguiendo también lucimiento y la última tanda por el izquierdo fue aún mejor, con cuatro naturales, uno de ellos sublime. Así, a pesar de que la estocada cayera atravesada y tirara del descabello, los tendidos se tiñeron de blanco y Anabel Moreno le concedió una oreja. Para muchos,ha saldado su deuda que arrastraba desde la corrida de Miura del año pasado en la que la moral de Pepe empujó la Puerta del Príncipe, que cerró un espadazo bajo a cal y canto.

Con su segundo Pepe Moral empezó con fuerza con dos ajustadas largas de rodillas,pero el toro fue al peto por compromiso y a la muleta embistió defendiéndose y mirando a las tablas. De hecho fue ahí,en su terreno, donde fueron más lucidos algunos muletazos en dos tandas,pero poco más pudo hacer y el público le pedía que no lo hiciera. Ante el sexto menos aún, desarrolló peligro y en la muleta Moral abrevió.

El gusto de Curro Díaz por Sevilla y viceversa es evidente. El cuarto fue un toro bravo, alegre y con buen son con el que el de Linares inspiró a la banda que se arrancó con Suspiros de España. Curro se entonó en los primeros compases destacando algunos derechazos elegantes, con cadencia, y preciosos remates con su sello de la casa, pero faltó fuelle, ligue y continuidad en una faena de más a menos hasta que el animal terminó aplomado. La estocada cayó baja y la petición no fue tan unánime como para la oreja y dio una vuelta al ruedo. Con su primero también se inspiró Díaz,un torero insisto del gusto de Sevilla, pero tampoco pudo rematar una faena intermitente,por el molesto viento y el calamocheo del toro, pero plagada de estéticos trincherazos y derechazos con mucho sabor. Mató con una efectiva estocada y dio la vuelta al ruedo no del gusto de todos, como cuando llueve.

Román no ha empezado con buen pie la temporada,ya que tras reaparecer ayer en Toledo de la cornada de Valencia, ha caído de nuevo herido en el albero maestrante al pegarle el astifino tercero una cornada de 15 centímetros en la región pretibial en la pierna izquierda y un varetazo en el glúteo. El animal salió abanto y siempre quiso terrenos de sol,no obstante en la muleta se vino arriba en las dos primeras tandas en las que Román se entonó,pero el toro por el izquierdo empezó a tirar la toalla y llegó la cornada y el frío del pitonazo a los tendidos.
 

Ficha del festejo:

Plaza de toros de Sevilla. Segunda de abono en la que se han lidiado toros de Las Ramblas,bien presentada y de distinto juego,destacando el cuarto y el quinto.

Curro Díaz: vuelta al ruedo y vuelta al ruedo.

Pepe Moral: silencio,oreja y silencio,en el que mató por Román.

Román: fue herido en su primero.

Saludaron en banderillas Raúl Martí y Hazem ‘El Sirio’ tras tres habilidosos pares al tercero.

Parte médico de la cornada: Cornada en cara antero-externa de miembro inferior izquierdo, región pretibial, en una extensión de 15 cm, con dos trayectorias, una ascendente y otra posterior, que lesiona musculatura pretibial, alcanzando espacio posterior, donde lesiona estructura vascular venosa. Hemostasia de lesión venosa. Ante la imposibilidad de constatar con certeza la lesión arterial, y aun comprobando pulso arterial distal, se traslada para realización de pruebas complementarias. Pronóstico grave.

FOTOGALERÍA

 

 

TORO A TORO

1º “Despitado” abrió plaza ‘Furtivo’, que fue recibido por Curro Díaz sin mucho lucimiento pues siempre salía con la cara por arriba y con un molesto calamocheo. Con la tarde fría y con mucho viento, Curro Díaz impregnó con su sello el comienzo de la faena, por abajo y con estéticos trincherazos a un toro que iba a su muleta rebrincado pero que transmitía en sus telas dejando algunos derechazos con sabor en una faena intermitente. Se desinfló pronto, se vio podido y se apagó. Mató con una efectiva estocada y dio la vuelta al ruedo.

Pepe Moral recibió a ‘Oxigenado’ con dos ajustadas largas de rodillas y lo lanceó por verónicas. El toro fue al peto por compromiso y a la muleta embistió defendiéndose y mirando a las tablas. De hecho fue ahí, en su terreno, donde fueron más lucidos algunos muletazos en dos tandas pero poco más pudo hacer. Mató a la segunda con una estocada desprendida, tras un pinchazo y un descabello. Fue silenciado.

Román topó con ‘Triguero’,un toro abanto que se dolió en el caballo en el que aguantó, y que siempre quiso los terrenos de sol. Saludó en banderillas Raúl Martí tras dos habilidosos pares. En la muleta el animal se vino arriba, el valenciano brindó en los medios y le aguantó las dos primeras tandas en las que Román se entonó. Sin embargo por el izquierdo, el toro empezó a tirar la toalla pero antes le hizo un feo y le pegó una aparatosa voltereta en la que resultó herido y fue llevado a la enfermería. Cabe recordar que Román reapareció ayer en Toledo tras la cornada de Valencia.

4º Corrió turno Pepe Moral y toreó al quinto  ‘Orgánico’, un animal que tampoco se empleó en los primeros compases pero sí se le veía fondo que después sacó. Comenzó con el péndulo en los medios y fue sobándolo ,sobándolo hasta a mitad de la faena cuando con mucha suavidad al natural, le pegó cinco o seis en dos tandas que hicieron que el público entrara en calor. Hondos, largos y con mucho temple, como el que tenía el toro. Sonó la música cuando nadie la esperaba, se cambió al derecho consiguiendo también lucimiento y la última tanda por el izquierdo fue aún mejor, uno de los naturales sublime. La estocada cayó atravesada y tiró del descabello. Los tendidos se tiñeron de blanco y Anabel Moreno le concedió una oreja.

Curro Díaz lidió al cuarto ‘Taquillero’ y tampoco pudo lucirse con el capote por donde iba mejor por el derecho.En el caballo y en banderillas el toro desarrolló alegría. Sonaron los suspiros de España y Curro se entonó en los primeros compases destacando algunos derechazos elegantes y con cadencia y preciosos remates con su firma pero faltó fuelle y continuidad hasta que el animal,con buen son, terminó aplomado. La estocada cayó baja y la petición no fue tan unánime como para la oreja y dio una vuelta al ruedo

6º El sexto ‘Fuerte’ desarrolló peligro durante la lidia y en la muleta Moral abrevió con él. La espada cayó tendida y se atascó con el descabello. Silencio

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   2 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.