inicio
Desfondada fue la corrida, excepto el segundo al que Manzanares le cortó una oreja tras un estonocazo de premio. Hasta un tercero tuvo que esperar Ginés Marín para matar al sexto y Ponce saludó una cariñosa ovación en el cuarto, por eso... por querer y no poder.
Inma León - 20/04/2018

Pesó la tarde de Juan Pedro Domecq, pesó porque no hay nada que desmoralice más que querer y no poder. Querer y no poder porque los animales fueron nobles y tuvieron calidad, pero sin fuerzas, y obviamente aunque la mente de bravo les ordenara embestir su cuerpo no lo hacía. Desfondada fue la corrida, excepto el segundo al que Manzanares le cortó una oreja tras un estonocazo de premio. Hasta un tercero tuvo que esperar Ginés Marín para matar al sexto y Ponce saludó una cariñosa ovación en el cuarto, por eso... por querer y no poder.

Importante fue la faena del alicantino al quinto de la tarde, el único que aguantó más y que fue muy enclasado en el capote y con ritmo. Templadas y mecidas fueron las verónicas y muy bonita la media final. Cumplió en varas y Ginés Marín entró en quites con despaciosas verónicas, acompañándolo con la cintura y sus muñecas. Con la muleta, se lo sacó a los medios Manzanares y comenzó a torear en redondo ante un toro que humilló y que tuvo con recorrido. Lo aprovechó y con la izquierda vino una tanda importante subiendo la faena con la cadencia del cambio de mano que ligó con el de pecho a la otra hombrera, aunque lo mejor del trasteo fue una serie por el derecho muy templado, culminado con unos ayudados a media altura. El quinto tampoco pudo aunque quiso a pesar de que el diestro se la dejó siempre puesta, sin apretarle. Por el derecho consiguió lo más ligado pero no terminó de romper la cosa porque no hubo demasiado acople.

Ponce se ha llevado hoy de Sevilla una calurosa ovación porque tampoco pudo hacer nada con su lote. Abrió plaza ‘Dibujante‘ que salió con muchos pies y al que lanceó con suavidad y relajado, sin embargo en la muleta destacó un natural largo y dos series diestras sin apretarlo. El cuarto siguió la tónica de sus hermanos y también fue soso en las telas. A la muleta, a pesar de ser mimado en el caballo, llegó cogido con pinzas y, aunque Enrique Ponce lo hizo todo con suavidad extrema, llevándolo muy cosido, faltó chispa.

Ginés Marín venía a por todas en su única tarde en Sevilla y, de igual modo, quiso pero tampoco pudo. Su primero fue un mentiroso sin querer engañar que derribó del caballo a Guillermo Marín y que empujó con bravura en el peto y poco más. Se lo brindó a Sergio Ramos, en las dos primeras tandas siguió la inercia de la muleta pero siempre le faltó un tranco y echó el cierre pronto con la calidad dentro. El último fue el hartazgo para todos... hasta un tercer animal tuvo que salir para Ginés Marín al ser devuelto el titular y un primer sobrero por falta de fuerzas. Puso su empeño en hacer faena pero se quedo en eso, en un eficaz espadazo y en un querer y no poder... la tónica de la tarde.

 

Plaza de toros de Sevilla. Con el cartel de 'No hay billetes' se han lidiado toros de Juan Pedro Domecq, nobles pero sin fuerzas y desrazados. El mejor fue el segundo, noble y con calidad.

Enrique Ponce: silencio tras aviso y saludos tras aviso.

José María Manzanares: oreja y silencio tras aviso.

Ginés Marín: saludos desde el tercio y silencio.

Se desmonteraron tras parear Jesús Miguel González 'Suso' y Jesús Díez 'Fini'.

 

 

TORO A TORO

1º Abrió plaza ‘Dibujante‘ que salió con muchos pies y al que Ponce lo lanceó con suavidad y relajado. Pelea en varas y Ponce vuelve a ponerlo con dos verónicas muy templadas. Fue noble el toro pero muy justo de fuerzas. El valenciano abrió la faena con pases a media altura. Dos series diestras sin aperturas y luego otras dos de naturales de los que destacó uno largo. Nunca lo apretó y acortó las distancias. Metisaca y media y sonó un aviso. Silencio.

2º Manzanares ha cortado una oreja al Segundo de la tarde,que fue muy enclasado en el capote y con ritmo con una bonita media al final. Cumplió en varas metiendo la cara abajo y Ginés Marín entró en quites con despaciosas verónicas. Se desmonteró Suso en banderillas. Se lo sacó a los medios Manzanares y comenzó a torear en redondo ante un toro que humilló y con recorrido.Lo mejor vino con la izquierda en una tanda importante. Con cadencia fue el cambio de mano que ligó con el de pecho a la otra hombrera contraria. La faena bajó un pelín y volvió al derecho por el que hilvanó la mejor tanda del trasteo,muy templado.Fue un toro importante y el estoconazo hasta la yema también.Oreja.

3º Bonito y bien hecho salió el tercero de la tarde y en el capote lo quiso todo por abajo. Lo meció bien y a compás Ginés Marín. Empujó con fuerza y bravura en el peto tirando al picador Guillermo Marín sin consecuencias. Saludó Fini tras un buen par a un toro con buen son. Le brindó su muerte a Sergio Ramos. Con la muleta fue a menos. Empezó en los  medios y siempre le faltó un tranco,tampoco le atacó Marín.Importantes fueron dos tandas en las que le corrió la mano pero se apagaba cada vez más el animal,a pesar de que tuvo calidad y no rompió la cosa. Lo pinchó y le dejó media.Ovación.

4º El cuarto fue soso en el capote de Ponce al que lanceó con suavidad. Se quedó dormido en el peto y ya se le vio su falta de casta. A la muleta el noble animal llegó cogido con pinzas. Aprovechó las primeras tandas,no lo agobió y se lo hizo todo con mucha suavidad ,llevándolo muy cosido para que rompiera pero faltó chispa. Le dejó media trasera y utilizó el descabello.Ovación tras aviso y pitos en el arrastre para el animal.

5.Bien presentado estaba el quinto de la tarde.Humilló en el capote aunque salió distraído y Manzanares lo lanceó por verónicas. No se empleó en el caballo aunque se movió más en banderillas. La muleta se la dejó siempre puesta y el animal repitió aunque cada vez menos porque no podía con su alma. Nunca le apretó y por el derecho consiguió los muletazos más ligados. El toro tenía nobleza,le corrió la mano pero no terminó de acoplarse. Terminó en tablas, lo pinchó tres veces y el animal acabó echándose. Silencio tras aviso.

6º Hasta un tercero tuvo que salir para que Ginés Marín matara al último por falta de fuerzas.También flojeó al salir del caballo y Marín lo lanceó por verónicas. Lo brindó al público pero quizás tuvo menos fondo que sus hermanos y poco pudo hacer a pesar de intentarlo por todos los medios. Eficaz con la espada y fue silenciado.

 

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   1 Voto

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.