inicio
José Luis Rodríguez García - 25/01/2016

En ciudad de España en la que están prohibidos los toros, a 26 de Enero de 2016.

Sra….:

Esta carta debería ir dirigida a una concreta persona y a destino cierto, pues existen y es la opinión de la aquí no identificada la que motiva este dolido billete; por lo que es muy posible no lea la misiva y hasta convencido estoy de que si, casualmente la leyera, no serviría de nada. Es anti taurina y observa el típico comportamiento militante, imagino que próximo a vegano, contra los toros.

Se trata de una profesora de ESO (educación secundaria obligatoria), que imparte enseñanza a un curso de adolescentes que, desde que se enteraron que van a viajar  a Sevilla, donde permanecerán tres días, cada hora que pasa se les hace un siglo.

En una de las clases se habló del programa de lo que podrían hacer a orillas del Guadalquivir y muy pronto se percataron los alumnos que Sevilla no se ve en tres jornadas, pero es  tiempo que bien administrado les cundirá para ver lo más representativo y genuino, sin olvidar el Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán, lo que inmediatamente fue aceptado por unanimidad.

Se invocaron monumentos, edificios emblemáticos, museos, parques, ambientes, calles típicas, comercios, instituciones, en fin, una larga lista, pues Sevilla posee una Catedral que nada tiene que envidiar a Nuestra Señora de París, de la que dijo Azorín era un mundo, y que cosas elogiosas no se habrán dicho del Real Alcázar, Patrimonio de la Humanidad. Vamos, que las chicas y chicos en el aula ya se veían navegando por el Guadalquivir y tomando fotos de la Torre del Oro y comiendo "pescaíto frito" en la Calle Sierpes, y ya, en pleno delirio de entusiasmo turístico un joven del curso, que tiene un abuelo taurino y le ha hablado en alguna ocasión de la Plaza de Toros de Sevilla, de su Museo Taurino y del entorno con esculturas, solicitó la palabra para preguntar:

Profe, ¿iremos también a ver la Maestranza?

- No. Los toros es una actividad que no valoro positivamente. No me gustan.

El muchacho se quedó cortado y en la clase se hizo un silencio. Ese instante detenido para entender el mensaje desde la autoridad docente. La contundente respuesta dio por zanjada la subyacente y deseada visita por el alumno a la Plaza de Toros y su Museo.

¿Qué se esconde bajo esta anécdota?

Seguro que más razones que las que a simple vista cabe apreciar, pues como dijo Josep Pla en su Cuaderno Gris, la realidad de la vida está en las anécdotas y a veces yo creo que se amaga en ellas.

Para mí la más relevante es que si el abuelo del mozo le habla de toros es porque desea que el muchacho goce del conocimiento que le transmite y porque para él los toros encierran valores humanos que podrán o no ser compartidos por la Profesora, pero que merecen ser respetados.

Es hora de decir sin ambages que frente a los toros se advierte una corriente de intolerancia creciente que está mermando el derecho a la difusión de la tauromaquia, su práctica y la propia existencia.

El otro día viendo Tendido Cero me pareció un verdadero milagro que en la Glorieta de Salamanca se celebrara un festival taurino en el que vimos añojos bravos jugados por niñas y niños, algunos de menos de 7 años de edad. ¡Qué contraste con Barcelona! La Monumental clausurada y hace poco allí se ordenaba retirar de la vía pública fotos de toreros.

Me acordé de la Profesora y pensé que para ella los padres salmantinos deben carecer de valores.  

En fin, doy por seguro que si la Profesora fuera con sus alumnos de viaje a Roma figuraría en el programa la visita al Coliseo Romano. Sin embargo les veta visitar y conocer los interesantes y bellos recuerdos de un arte mediterráneo que se conserva con mimo en la Real Maestranza de Caballería, Corporación nobiliaria que se remonta a la Reconquista, y que es cultura, con perdón, señora Profesora.

Cordialmente,

 

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   12 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.