inicio
Fernando Bergamín Arniches - 02/03/2016

"Si hay una plenitud de pasión, no puede haber un principio de reflexión" (Pascal)

Nos decía Ortega y Gasset, que la realidad se diferencia del mito, en que no está nunca "acabada". Y no puede estarlo, porque sencillamente la realidad, lo que muchos llaman realidad… no existe.

La pasión mítica de José Tomás ya la encontramos en su sola presencia, en su toreo y concepto vivo y mortal del mismo. Una pasión que se sostiene en el límite frágil y poético de la imaginación. Una pasión, que como nos dejó dicho José Bergamín "no quita conocimiento, lo da..." Conocimiento contrario a todo lo "aprendido" que nos llega a través de la intuición, emoción que nos alcanza de manera natural y estremecedora, para ver y sentir, para entender… la obra de creación. Lo opuesto a toda reflexión realista.

Al hablar de José Tomás, ha sido siempre para mi imprescindible, recordar también de manera viva, la presencia inolvidable de Manolete, cuya razón de ser en el toreo, fue la ética. En estos dos toreros… Manolete y Tomás, este mismo sentir, los hace figuras esenciales y únicas, cada uno en su época. Siendo -casi opuestas- sus formas toreras, su concepción ética del arte de torear es la misma.

Ponerse en una distancia y un sitio donde ningún otro torero lo había hecho ni entonces ni ahora. Sin quitarse nunca de ese lugar, pasara lo que pasara. Pero es fundamental señalar al llegar a este punto, que esa actitud significaba en ellos lo contrario del "encimismo", horrendo y falso de muchos toreros actuales llamados "valientes" que convierten esta forma en una gran trampa… En cuanto a la quietud, no fue ni lo es en Manolete y José Tomás una manera de tancredismo. Nos dice Ramón Gaya: "Manolete…no podía ser un Don Tancredo...(Don Tancredo era lo contrario de una persona, de un ser, puesto que era una estatua…) pero la inacción de Manolete estaba llena de vida, de espíritu, es decir, llena de persona". Y es desde luego, el mismo caso de José Tomás. En los dos, un sentido ético de estar, casi como un "mandato" a seguir en el misterio de lo que el toreo tiene de vida… y de muerte.

Cuando llegaba la cogida… en Manolete, cuando llega hoy en Tomás, en mi tal vez arbitrario juicio, lo veo como el único momento en el que la "diabólica" e inexistente realidad…asoma su rostro maldito y rompe en segundos, el rito de la creación torera. Busca incluso la vida del creador. Que la entrega conciente y apasionadamente. Manolete... José Tomás, dos mitos del toreo, que vienen del misterio. Quieren ser Orfeo y Euridice a la vez… "los que hablan de la naturaleza y regresan de la muerte", como ha escrito Gustavo Martín Garzo en un reciente y brillante artículo.

Naturalmente que esa forma de entender el toreo, esa ética de Manolete y José  Tomás, afirma y no niega mi admiración y pasión por las figuras del toreo que he tenido la suerte de ver y sentir "hacer y decir" este arte por caminos tal vez opuestos y en épocas muy distintas, pero siempre dentro de la verdad, del genio, de la gracia, de la naturalidad…y sentimiento de torería.

Tenemos ejemplos recientes en el mismo México, que no supo o no quiso entender a José Tomás en la Plaza Monumental llena… como no sucedía desde hace más de veinte años, el 31 de enero pasado. Un Morante de la Puebla que semanas antes, allí mismo,  toreó en plenitud de arte y belleza. La verdad es que nos quedan muy pocos… poquísimos toreros en este tan incierto y difícil presente, del que pensamos que lo mejor será -en el toreo como en la vida misma- seguir las palabras de Shakespeare: "una cosa sobre todo: sé fiel a ti mismo".

 

Para Aitana March, Paco March y Víctor Vázquez...Apasionados no reflexivos del toreo y la vida

 

 

  Votar:  
Resultado: 4,5 puntos4,5 puntos4,5 puntos4,5 puntos4,5 puntos   10 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.