inicio
José Luis Rodríguez García - 29/04/2016

Escribí que el día de San Jorge iría a Zaragoza  a ver los toros según el cartel y, llegado el momento, se anunció que David Mora, por haber sufrido lesión en un tentadero sería sustituido por el matador Juan del Álamo. Lo lamenté.

La crítica de la corrida ya ha sido publicada por quienes  ayudan a pulir defectos de los toreros y a veces tienen que hacer  equilibrios sobre el alambre que va de la generosidad a la exigencia.

Lo mío es  un comentario, apunte de una tarde que ya es pasado.

De entrada he de decirles que esperaba más asistencia en La Misericordia, con buenos ojos deseaba haber calculado media plaza, pero dicen que éramos menos. Lo siento, pues aunque no se cortó ninguna oreja, los que no estuvieron se perdieron en un día de dragón  (mítica y portentosa bestia en el Reino de Aragón y Cataluña), verla viva y con cuernos.

El que abrió plaza,  un pavo, de nombre Infante, negro bragado de 605 Kg., hubiera cumplido seis años en Octubre de este año.

Joselito Adame es valiente, de eso no hay duda, pero esa tarde lo fue aún más. La lámina de aquella res no tenía nada que envidiar a ningún dragón, por desmesurado que lo describan en las leyendas. Se empleó en el caballo y se lo puso difícil al mejicano. Uno, desde contrabarrera, lo observaba y recordó aquello que los toros en la dehesa parecen grandes y después en la plaza devienen chicos. Este Infante debió ser grandón en el campo y resultó dragón en el ruedo. Vamos, que el caballero charro no le pudo cercenar la rosa de su oreja, y tampoco en el quinto, de nombre Rábano. Se marchó Adame sin trofeos y sin que terminara el festejo porque al día siguiente toreaba en México. ¿Dónde quedó el encanto de aquellos viajes en buque que duraban una eternidad y  contaba Juan Belmonte? 

Juan del Alamó lo intentó con los dos y nos quedó la sensación de que no se acopló con Hortelano ni con Zamberón.

Ya en el segundo comencé a barruntar que Jiménez Fortes sería el Caballero San Jorge y con su espada cortaría las rosas de Negrero  e Higueron, pero no, fueron arrastrados con sus apéndice, y eso que Fortes hizo todo lo que pudo, y no faltaron lances de mérito.  El 6º pronto cambió a marrajo y la lidia duró un suspiro.

Lo bello de Fortes, además de enfrontilarse y echarse las telas a la espalda, fue que  para conmemorar el día más literario del año, deposito un libro y dos claveles, uno rojo y otro blanco sobre arena, junto a su montera (el cuervo negro, que decía Alberti).

El libro merecía homenaje, tras cuatro siglos sigue siendo un best seller, innecesario dar el título y mentar al autor.

No, no fue, pues, la  tarde soñada (todas las tardes de toros se sueñan antes) pero resultó agradable estar junto a los aficionados maños, amables, acogedores, que disfrutan con el quinto, el de la jota, sea bueno o malo el burel, música y palmas, que la fiesta son muchas cosas, y una de ellas es la alegría.

 Salí de la plaza con el paladar meloso, me invitaron unas señoras a degustar unos dulces que allí llaman lazos y están emborrachados en mistela.

Y no les cuento lo de la matraca anti taurina  que fueron a montar el circo, con permiso de la Autoridad y en los mismos aledaños del coso, molestando a quienes en los restaurantes circundantes estaban comiendo o tomando un refresco: Gritos, insultos, canciones y música muy por encima de los decibelios autorizados para la salud humana. Nadie defiende a los humanos.

 

  Votar:  
Resultado: 4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos   12 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.