inicio
Manuel Viera - 09/11/2016

En tres días comenzará la Temporada Grande de toros en La México con una ilusionante cartelería en la que la nueva empresa gestora de la plaza, encabezada por los empresarios Alberto Bailleres y Xavier Sordo, le ha dado un nuevo interés al mezclar a las primeras figuras mexicanas y españolas con la  juventud emergente de ambos países dispuesta a escalar, en el más inmediato futuro, la cima de los respectivos escalafones de matadores. Pero ¿será posible cambiar el guión del toro establecido desde hace años en el embudo de Insurgentes?  

El toro, que ha sido un conflicto en La México en pasadas temporadas, también se le ha de dar credibilidad con la necesaria presencia y seriedad. Porque el espectáculo que se ha venido ofreciendo careció de mínimo interés. A muy poca gente le apasionó. A casi nadie ¿Verdad, Gastón Ramírez Cuevas? Porque no fue más que una versión sin sentido del rito en la plaza. Ese animal, de abecerrada y pobre cabeza, ha sido un desprestigio para el que lo torea y un engaño para el que paga. Una realidad que irrumpió en el ruedo, demasiadas tardes de corrida, arrojando el descrédito a la lidia.

Allí, y acá a través de la televisión, produjo vergüenza presenciar funciones, vicarias y distorsionadas, a las que no se le concedían importancia. Más, aún, porque de ellas formaban parte lo más representativo del toreo mexicano y español. Insólito proceder de quien lo acepta porque con semejante idiotez minimiza su concepto. Lo empobrece. Lo arruina con la bochornosa exhibición de esa materia inmóvil, insignificante y manipulada. Precisamente por esto no se entiende aquel retroceso a lo trivial, quizá, porque en esos vislumbres y fogonazos de arte se hallaba la asumida ridiculez del toro que, en su nula seriedad, recreaba la escasez de verdad de todo lo que se le hacía.

El atisbo de cambio en la presencia del utrero en el finalizado ciclo de novilladas picadas en el coso Insurgentes induce a la esperanza. Sería un absurdo que en la primera plaza de México siguieran lidiándose sucedáneos. Y lo hagan tanto grandes toreros de allí como de aquí. Bailleres y su socio han de tomar conciencia de pasados sinsentidos. Se aprecia el giro en las combinaciones de una notable programación. Ahora que no sea el toro el que contamine la excepcionalidad del toreo de los que, en anteriores temporadas, jugaron a que todo quedase en nada. Un toreo especialmente emocionante que hubiera alcanzado la cumbre de la veracidad si se hubiese dicho y hecho con el toro.

  Votar:  
Resultado: 4.8 puntos4.8 puntos4.8 puntos4.8 puntos4.8 puntos   16 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
SPC C2C Soluciones Integrales SPC C2C Soluciones Integrales

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.