inicio
El joven novillero José Ruiz Muñoz fue protagonista el pasado mes de agosto por cortar la temporada tras su paso por Madrid. Desde entonces ha permanecido en casa rodeado de los suyos con el objetivo de iniciar la próxima temporada con fuerzas e ilusiones renovadas
J.C.M. - 07/11/2016
Alcolea
Alcolea

Entre los muchos chicos jóvenes que sueñan con alcanzar su sueño de ser matador de toros hay uno que llama especialmente la atención más allá de sus cualidades y valor. José Ruiz Muñoz, un muchacho de Puerto Real, con tan solo veintiún años, lucha desde bien joven por alcanzar ese sueño cargando con el peso de la sangre, descendiente de una de las más grandes figuras que ha dado este mundo, "El faraón de Camas", Curro Romero. Ha pisado el albero de las plazas más grandes de España pero ahora lucha por vencer a su rival más incómodo, sus propios miedos y por ser quien es, José Ruiz Muñoz, sin etiquetas.

En primer lugar, ¿cómo te encuentras a nivel personal tras un año que ha sido durísimo?

La verdad es que ha sido un año bastante complicado y eso ha motivado que cortara la temporada y me tomara un tiempo de reflexión. Ahora tengo las ideas más claras y estoy más centrado con la mente ya puesta en el futuro.

Debutas con picadores en 2014 en Sevilla, completas dos grandes temporadas en plazas como El Puerto, Santander, Valladolid, Sevilla en varias ocasiones, Nimes e incluso citas novilleriles de primer nivel como Arnedo, Calasparra o Villaseca de la Sagra. ¿Qué recuerdas de esa primera etapa?

Ese primer año fue muy bonito pues me vi toreando en plazas importantes y rodaron bien las cosas aunque al final tuve un percance bastante duro en Navalcarnero tanto a nivel sicológico como físicamente pues me tuvo mucho tiempo parado con la recuperación. El año pasado empezó regular con la reaparición en Arnedo y en general no fue bien aunque hubo algunas cosas que me satisficieron como torero. Lo recuerdo todo con cariño, ha sido un inicio de carrera bonito pero duro, dos años intensos en los que he vivido de todo, triunfos, fracasos fuertes y cornadas graves.

Entre tantos buenos recuerdos, como cualquier compañero, viviste alguno complicado. Recuerdo la tarde de Baltasar Ibán en Villaseca y la recuerdo porque estaba en la grada y me impactó  mucho el sufrimiento que a veces padecéis los toreros y el público quizá no entiende o no valora en su justa medida, ¿no?

Fue una tarde difícil de olvidar. Torear no es solo el día de la plaza sino que detrás hay un trabajo diario de muchas horas y uno acude ese día con toda la ilusión pero hay ocasiones en que no sales al ruedo igual ya sea por circunstancias personales o ajenas a ti.  En días así en que no se te dan las cosas como tú quieres hay un público que con razón es duro, porque para eso paga su entrada y tiene derecho a un espectáculo digno y yo en ocasiones como esa de Villaseca no lo he dado. Pero me siento muy orgulloso de otras muchas tardes buenas que he tenido.

Llega 2016, con una fecha muy especial, el 3 de abril, tu presentación en Madrid, ¿cómo viviste ese día?

Madrid me llenaba de pensamientos muy positivos, tenía ganas de que la gente me viera en un buen momento. Hubiera preferido que esa presentación hubiese sido en San Isidro pero no pudo ser. Fue un día muy difícil por la meteorología y la novillada de Hnos. Sánchez Herrero resultó bastante complicada. La maté pero no logré el triunfo que debería haber tenido aunque me fui contento de mi actuación en Las Ventas.

Después Sevilla, en mayo, con susto incluido, una cornada de 15 cm en el muslo izquierdo...

La tarde de La Maestranza fue positiva, me sirvió moralmente en el sentido de verme con ese agujero en el muslo y aguantar en el ruedo; sacarle un par más de tandas al novillo y matarle como lo hice tuvo todo muchísimo mérito. El público no se lo dio en ese momento porque no se había dado cuenta de que llevaba una cornada pero fue una tarde muy satisfactoria para mí.

Estás muy vinculado obviamente a Sevilla donde has actuado cuatro tardes, pero ¿no crees que te haya podido faltar explotar, que la gente viese al verdadero José Ruiz Muñoz?

No he conseguido dar siquiera una vuelta al ruedo y estoy disgustado pero estamos en una época en la que o cortas una oreja o no toreas. Yo he actuado sobre todo en plazas importantes más que en pueblos a donde he ido muy poco y las novilladas han sido muy duras. He basado mi carrera en ello y la realidad es que triunfar con fuerza en esas plazas es muy difícil. Pero han sido tardes, sobre todos las de Sevilla, en las que me he encontrado bien, con un balance positivo aunque no haya habido orejas. Me gusta siempre quedarme con las sensaciones y estas fueron buenas.

Agosto finalmente, vuelta a Madrid. Me comentabas en la previa que tenías ganas de que el público de Las Ventas pudiese ver tu toreo pues en abril lidiaste con un lote complicado. Creo que esa tarde es el detonante de lo que sucede después, ¿qué pasó José?

Di una imagen pésima que no me  gustaría volver a dar en una plaza de toros. Me pudo la presión. El primer toro me desmoralizó por completo porque vi que tenía alguna posibilidad de hacer algo importante pero no me veía capaz de dominar la situación y eso me reventó por dentro. Al segundo ya no quería ni verlo, me sentía mal como persona y no me encontraba bien. Demasiado que tiré para delante y me dije "esto me lo tengo que comer yo y no otro compañero" pero mis sentimientos reales eran de irme de la plaza, lo pasé mal.

Por negativo que pueda parecer yo entiendo que un torero es torero por superar trances como este y es algo que sin duda te hará crecer como persona y profesionalmente. ¿Opinas igual?

Una de las características que define a un torero es el mirar siempre al frente y superar todos los obstáculos y eso es lo que he estado intentando hacer durante este tiempo, fortalecerme personalmente. Rodearme de gente buena que me ayude a mirar hacia el futuro.

Decides cortar la temporada y ya no vas a Calasparra, ¿conociendo cómo sois los toreros, debió de costarte un mundo tomar esa decisión, ¿verdad?

Ha sido de los momentos más complicados de mi carrera. Era decir no a una feria de novilladas como esa que tiene tanta repercusión, cuando no tenía nada más después. Pero yo respeto mucho esta profesión y a la plaza hay que ir a dar el cien por cien y cuando uno no está, no está. Hablé con el empresario y le dije que pusiera en mi lugar a un compañero que pudiese aprovechar esa oportunidad. Creo que fue una buena decisión por mi parte.

¿Te arrepientes hoy de aquello?

No, no estaba en condiciones tras lo de Madrid, fue un golpe fuerte y después de aquello no me veía capaz delante de un toro y en esas circunstancias es mejor quitarse. Decidí tomarme un tiempo de reflexión, para pensar y sobre todo para fortalecerme sicológicamente.

Te aíslas de todo y de todos, ¿cómo has vivido estos meses?

He estado en Chiclana con mi familia y rodeado de buenos amigos pero han sido unos meses complicados sin saber qué iba a pasar después de haberle dedicado y dado mi vida al toro, sin saber cómo iba a reaccionar la gente, con mucho miedo por si esto se había acabado aquí. Hasta que te vas dando cuenta que lo que ha pasado ha sido porque tenía que pasar, que todo en la vida sucede por alguna razón y que si ha sido en Madrid pues ha servido para darme cuenta de muchas cosas. Ahora trato de ser más positivo y corregir los errores pasados que creo que han sido muchos.

¿Qué errores?

La presión me pudo en ese momento tan duro porque ves que van pasando las fechas importantes de la temporada a las cuales les has dedicado tanto tiempo y ves que no pasa nada, que nadie llama. Hay que ser mentalmente muy fuerte para poder aguantarlo. Todos sabemos que ser torero no es fácil y yo a nivel personal estaba muy flojo, me pudo todo, me llegaba el agua al cuello.

¿En qué ha cambiado a mejor el José Ruiz Muñoz de hoy?

Le queda mucho por cambiar, tener más confianza en sí mismo, estoy en un proceso de ir mejorando poco a poco.

José es inevitable hacerte la pregunta, ¿sientes que se te ha exigido más que al resto por ser sobrino-nieto de Curro Romero?

Más que exigirme la gente va a la plaza con una idea sobre mí ya hecha y hay veces en las que la he podido reflejar y otras no. Tengo muchas carencias técnicas que tengo que solventar ya, es fundamental; en ocasiones uno puede tirar de corazón y otras veces te cuesta más pero si tienes un nivel técnico alto puedes suplirlo. El público va buscando una cosa y luego cada uno tenemos nuestras circunstancias y momentos diferentes. Hay un sector de ese público que no lo ha entendido o al que le ha costado un poco esperar y se ha mostrado exigente conmigo desde el primer momento. Cuando corté las dos orejas en Santander en 2014 sólo había toreado dos novilladas picadas y desde entonces se me ha exigido a un nivel altísimo cuando aún estaba por formar.

Hace unos días anuncias tu ruptura con Gonzalo Sánchez, "Gonzalito", supongo que es la forma de empezar una nueva etapa cargada de ganas y con ilusiones renovadas.

Tengo muchas ganas de encontrar a esa persona que como te decía me ayude a mirar hacia delante, que tenga plena confianza en mí y me ayude a tapar esas carencias técnicas que tengo. Busco renovarme y seguir creciendo.

¿Tienes alguna opción abierta para ese nuevo apoderamiento?

Estamos hablando con la gente que ha llamado mostrando interés para ver si cerramos un proyecto que sea ilusionante. No hay que correr, es preferible hacer las cosas despacio y prepararse fuerte de cara al futuro.

Ahora toca estar al máximo físicamente y sobre todo mentalmente para afrontar un año que va a ser complicado pero que si alguien puede afrontarlo ese eres tú.

Tengo claro que la gente va a ser muy exigente conmigo incluso más que antes. Pero ahí estaré para hacerles entrar en razón y demostrarles que quiero ser torero y que nací queriendo serlo.

¿Tienes claro cómo te gustaría planificar el año? Torear mucho, menos pero en sitios más seleccionados...

Me gustaría empezarlo toreando lo antes posible porque tengo ansia por volver a los ruedos. Un artista se tiene que sentir realizado por el público y el año pasado actuando en esas plazas tan importantes y bonitas pero que tienen su lado más complicado, a mí me ha faltado. Necesito sentir ese reconocimiento y la preparación que muchos pueblos te pueden dar para posteriormente llegar a esas plazas y poder estar a la altura que se merecen.

Pienso que tanto Madrid como Sevilla están esperando a un grande como tú y que no les vas a defraudar. Son plazas duras pero que huelen al buen torero que eres. ¿Son tus grandes retos?

Son retos maravillosos que te hacen seguir luchando por esta profesión. Todos soñamos con que llegue un día así y "pegarle" cuatro buenos naturales al toro. Ese es el objetivo y por eso voy a seguir luchando con todas mis fuerzas.

Pues que así sea y que pronto te veamos de nuevo donde tienes que estar, en la plaza toreando. Mucha suerte.

  Votar:  
Resultado: 4.2 puntos4.2 puntos4.2 puntos4.2 puntos4.2 puntos   14 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
SPC C2C Soluciones Integrales SPC C2C Soluciones Integrales

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.