inicio
Ureña ovacionado en su segundo, Morante la doble cara de la moneda
Inma León - 24/09/2016
Pagés
Pagés

Hay que ver lo que una simple letra puede cambiar el significado de una palabra, una 'p' y una 'c' las diferencian en este caso y en el toreo siempre están presentes la actitud, la manera de estar dispuesto, y la aptitud, por la capacidad que tiene que tener el matador, y yo siempre pienso que por muy capacitado que esté uno la actitud es la que te empuja y en una tarde de toros, que el animal colabore claro está. En este caso los de Alcurrucén dieron escaso juego y Sevilla se quedó sin ver a Morante ni tampoco los buenos momentos por los que están atravesando las carreras de Ureña y del torero de Espartinas.

Y en esta tarde de veranillo de San Miguel, con altas temperaturas, el toro más colaborador le tocó en suerte a Javier Jiménez, que clararmente viene pidiendo paso tras la importante temporada que está haciendo. No ha dudado en ningún momento ante ninguno de sus dos toros. Importante estuvo con 'Clarinete', el tercero, con el que se  fue a los medios lanceándolo con buen gusto y muy por encima de él para intentar sujetarlo. Tras brindar al público,no se lo pensó dos veces con la franela y se fue casi a los medios con pases por alto sin desaprovechar ni un instante para intentar sacar todo el rédito al animal,que dio buen juego haciendo sonar la música.Así lo hizo, sobre todo con la zurda, por donde lo llevó largo, a pesar de que cada vez se quedaba más corto, subiendo la faena con mucha suavidad y empaque con vistosos detalles. Tenía la oreja en la mano pero mató a la segunda y dio una vuelta al ruedo.  Al sexto bis de la ganadería de El Tajo,el titular fue devuelto por falta de fuerzas, lo lanceó por verónicas intercalando chicuelinas y una revolera resolutiva. Buen puyazo el del picador Agustín Romero 'hijo',que precedió a un pique de quites entre Morante y Jiménez. El primero por chicuelinas, protestado y aplaudido, sin rematar, y el otro por suaves delantales tampoco sin remate ante la poca fijeza del toro. Buen par el del 'Lipi' que saludó. Ya con la muleta Jiménez lo sacó de tablas y mientras lo tanteaba sufrió una feísima voltereta, de la que milagrosamente salió con un varetazo en la pantorrilla, momento en el que el animal echó el freno. A partir de ahí, todos fueron sustos.

Ureña quiso aprovechar por todos los medios la sustitución de Roca Rey pero fue un querer y no poder sobre todo con la capa. Con ninguno de sus dos oponentes pudo lucirse. Eso sí su decisión le salía de las órbitas de sus ojos e intentó templar la bravucona embestida del primero de su lote, que cada vez acudía con menos celo, con menos clase y con la cara por las nubes. Se atascó con la espada, le sonó un aviso y mató con el descabello a la segunda. El quinto solo se sentía cómodo en los terrenos de sol, a los que huía cada vez que podía. No pudo Ureña lucirse con el capote,al que embistió con violencia,y Javier Jiménez hizo el quite por chicuelinas para el toro. Hasta el sol se fue el de Lorca a buscar al de Alcurrucén, con el que lo intentó por todos los medios con escaso resultado, siendo la más vistosa la última tanda de naturales, reconocida por los tendidos con una cariñosa ovación.

Como decía... Sevilla se queda sin ver a Morante, un pedazo de torero al que le sobra aptitud pero a en el que a veces la actitud brilla por su ausencia. Es verdad que hoy tampoco ha tenido suerte con el lote, yo soy de las que pienso que "lo que Dios da, Dios quita", y que es capaz de concentrar en un solo quite, en este caso el del perdón al toro de Jiménez, los pitos y los aplausos, la cara y la cruz, pero jolines...es que da rabia y lo dejo ahí sobre todo cuando desde el tendido una voz dice tajantemente 'Cállate, que torea Dios'. Otras vez será. Sus toros no le han permitido lucirse con la capa, como nos tiene acostumbrados, y es verdad que con el primero mostró actitud arropado por su público, insisto aptitud le sobra... El toro tenía muy poco espíritu y Morante lo intentó llevar cosidito por los dos pitones con los riñones encajados, dejando en la retina muletazos de intensidad en una faena intermitente que no llegó a tomar altos vuelos por el poco juego del toro. El cuarto no le dio opción y culminó su faena entre pitos y silencios después de iniciarla por abajo y ponerse la cosa cuesta arriba tras los muletazos de tanteo ante un animal con poco que rascar. La actitud y la aptitud...Mañana más y, ojalá, mejor.

Ficha del festejo:

Plaza de toros de La Maestranza.- Sevilla. Toros de Alcurrucén para los diestros Morante de la Puebla, Paco Ureña y Javier Jiménez. Tres cuartos de entrada largos. Se guarda un minuto de silencio por el fallecimiento de Alipio Pérez Tabernero.

Morante de la Puebla, ovación y pitos

Paco Ureña, silencio tras aviso y ovación

Javier Jiménez, vuelta al ruedo y silencio

Así se lo contamos TORO A TORO

FOTOGALERÍA

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   1 Voto

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
SPC C2C Soluciones Integrales SPC C2C Soluciones Integrales

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.