inicio
Carlos Bueno - 22/11/2016

Su objetivo no es estar presente en las grandes ferias y competir de tú a tú con los hierros de mayor renombre. Eso ni puede ni quiere hacerlo. La suya es una ganadería modesta situada en una zona con gran tradición de toro para la calle pero escasa crianza de bravo para la plaza. Aún así su coqueta finca dispone de las instalaciones necesarias para manejar con comodidad a los animales y disponerlos en los cercados más oportunos.

Se llama Pedro Jovaní y es de Castellón. Sus erales, procedencia Guateles-Jandilla, no se anuncian más de media docena de veces por temporada y, afortunadamente para Pedro, cada vez que han saltado al ruedo el éxito ha sido el resultado habitual. La claridad de ideas y la selección impresa por Jovaní ha sido el secreto de los reiterados triunfos de la divisa en sus 16 años de vida. Aún así el ganadero tiene los pies en el suelo y no ansía locuras utópicas que podrían alejarle del gozo que saborea en los llamados festejos menores.

Afirma con rotundidad que tiene la explotación para disfrutar de lo que ama, la naturaleza, el toro y el toreo. "Yo y mis amigos", enfatiza puntualizando que si sólo fuese para satisfacción propia no seguiría adelante. Debe ser por eso que Pedro siempre está rodeado de buenas compañías, amistades que le echan una mano con entusiasmo y aficionados que saborean el campo con una felicidad difícil de explicar.

Quizá ese afán de hacer partícipes a los demás del deleite que supone estar junto al toro en libertad, propicie que el ganadero tenga las puertas de su casa abiertas de par en par para atender a sus invitados con inusitada cortesía. Yo lo he podido comprobar en primera persona, y de ahí este pequeño homenaje a un luchador altruista que invierte en el toro gran parte de su vida y de los beneficios que le tributan sus negocios panaderos.

En La Fonteta, la finca donde pastan sus 240 animales, Pedro mima especialmente a los que esta temporada deberán mantener el nivel alcanzado hasta ahora por sus hermanos. Entre ellos ha apartado un puñadito de machos que pronto cumplirán los tres años y que espera lidiar como utreros. Sería su primera novillada, su gran ilusión, algo que su trayectoria bien merece. Los astados tienen unas hechuras extraordinarias y el comportamiento de sus antecesores avalan la apuesta.

Pedro sueña con que llegue ese día mientras se desvive con todo aquel que se acerca a visitarle. "Lo primero es lo primero", afirma refiriéndose a que lo esencial para él es compartir su pasión con los demás. Es muy probable que Jovaní se sienta liberado de la presión que otros hierros de primera línea tienen y que eso le dé una libertad de la que pocos colegas pueden disponer. Si a esa relativa tranquilidad profesional le añadimos su categoría personal, nos encontramos ante un verdadero "señor" feliz con lo que ha conseguido y dichoso de que los aficionados se contagien de su entusiasmo.

Es imposible saber cómo acabará resultando el juego de su camada, pero todo indica que volverá a ser triunfal. Estén atentos al hierro de la "J" que se lidia a nombre de su hija, porque el señor ganadero ha comunicado que, en adelante, y como regalo a su sucesora que acaba de cumplir 20 añitos, sus novillos se anunciarán como Aida Jovaní, otra entusiasta del campo, del toro y del caballo. Por gente como ellos, alejados de intereses mercenarios, la tauromaquia siempre valdrá la pena. 

  Votar:  
Resultado: 4.6 puntos4.6 puntos4.6 puntos4.6 puntos4.6 puntos   8 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
SPC C2C Soluciones Integrales SPC C2C Soluciones Integrales

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.