inicio
Interesante entrevista al diestro Andrés Roca Rey que el próximo domingo 6 de noviembre reaparecerá en Acho
Carlos Bueno - 02/11/2016
Redacción
Redacción

El próximo domingo 6 de noviembre reaparecerá Andrés Roca Rey después de los percances sufridos Málaga y Palencia el pasado verano. En menos de dos semanas dos cogidas que no le marcaron con la huella de las cornadas pero que, sin embargo, le borraron parte de la huella que dejan las vivencias. Así, perdió recuerdos de una etapa de su vida en la que, a pesar de ser su primera temporada como matador y con sólo 19 años, ilusionó a los aficionados más puristas y a los espectadores más escépticos.

Tras un tiempo de parón, entrenaste duro físicamente y hace un par de semanas volviste a ponerte delante de un animal bravo en el campo ¿Qué sensaciones tuviste?

- Contento de sentirme activo, de vivir como quiero vivir, toreando. Después de dos meses muy duros, sin poder hacer lo que deseaba hacer, perdiéndome ferias en las que quería estar, volver a torear me hizo muy feliz.

Hace poco regresaste de Estados Unidos, donde te trataron del traumatismo craenoencefálico y la conmoción cerebral que sufriste a causa de las volteretas de Málaga y Palencia.

- Después de las cogidas no me acordaba de muchas cosas, tenía lagunas en mi vida. Fueron momentos feos, muy preocupantes, por eso decidimos que me atendiesen en una clínica especializada de Miami. Allí, además me detectaron problemas de estabilidad y de visión. Y una cosa muy importante, me indicaron que desistiera totalmente de torear porque ante cualquier golpe o movimiento brusco con la cabeza podía quedarme "dormido". Por eso tuve que estar un mes de reposo absoluto, sin torear siquiera de salón.

¿Y todo eso se ha subsanado?

- Yo me siento fuerte físicamente. Estoy bien, creo.

¿Crees?

- Al menos toreando en el campo he tenido buenas impresiones y nada me ha indicado que fuese a volverme a ocurrir algo parecido.

La prueba definitiva en la plaza ya se acerca.

- Se me ha hecho muy largo, pero al fin reaparezco el próximo día 6 en Lima mano a mano con El Juli.

Y sólo cinco días después inauguras la plaza Acrópolis de Puebla en Méjico mano a mano con Luis David Adame. ¿Qué te motiva más, torear con las figuras consagradas o con los jóvenes como tú que aspiran a llegar a lo más alto?

- A mí lo que me motiva es torear. Cada compañero es especial y rivalizo con todos, con quienes en algún momento me ganan la partida, no con uno sólo. Pero para mí cada tarde es una nueva meta por alcanzar, con independencia de con quien haga el paseíllo.

¿Quieres decir que tu máximo rival eres tú?

- Para ser alguien importante en cualquier actividad de la vida el rival ha de ser uno mismo. Yo, cuando estoy delante de un toro no pienso en mis compañeros sino en mí, en jugarme la vida, en cómo hacerlo mejor y en sentirme bien haciendo lo que me gusta.

El pasado 21 de octubre cumpliste 20 años. Debutaste sin caballos en 2013, con caballos en 2014 y tomaste la alternativa a finales de 2015. Esta ha sido tu primera temporada como matador. ¿No tienes la sensación de que tu carrera está yendo muy deprisa?

- Es cierto que todo ha ido muy rápido. Pero lo cierto es que afortunadamente todo ha salido muy bien. Los días clave no he fallado. Ha sido cuestión de esfuerzo y también de suerte.

No has fallado cualitativamente ni cuantitativamente. ¿Si no hubieses cortado tantas orejas estarías en la misma situación?

- El toreo es ante todo un arte, no se puede medir en orejas, pero al principio son muy importantes para hacerse un nombre y funcionar como torero. Si no hubiera salido a hombros tantas tardes mi carrera no hubiese ido tan rápida, seguro.

Y directamente en los mejores carteles de todas las ferias. ¿Has notado la presión de la responsabilidad?

- Por supuesto. Me he visto en las plazas más importantes junto a matadores que hasta hace muy poco eran mis ídolos, y lo siguen siendo. Eso me obliga a estar a la altura, a no fallar. Y también pensar que hay gente que ha ido a verme a mí y que quiere que cada vez esté mejor. Pero no me supone ningún peso, al contrario, me gusta esa presión y pienso que es bueno sentirla porque me ayuda a progresar como torero y como persona.

En la primera crónica que te hice para burladero.tv, todavía en tu época de novillero, contaba una faena vistosa presidida por las buenas formas, hablaba de tu buen gusto, de tu valor, de tu determinación, de tu firmeza, de dos volteretas sufridas… Son conceptos que hoy en día se repiten en tus actuaciones. ¿Qué Roca Rey es el que quieres mostrar?

- Va todo unido. Yo siempre intento dar mi máxima verdad como la siento. Trato de entregarme absolutamente ante cualquier circunstancia. Me entrego al toro, al público y a mí mismo. Por eso, si el toro no se deja torear con el gusto que yo quisiera, intento hacer cosas que la gente no espera aún cuando no estén dentro del concepto que más me gustaría mostrar.

El próximo domingo Andrés Roca Rey vuelve a los ruedos para hacer eso que, en palabras suyas, le parece "tan bonito, tan especial y que tanto me llena": torear. Sin duda ese era su destino, ser torero y disfrutar siéndolo, y convertirse en uno de los revulsivos del escalafón en un momento crucial para la tauromaquia, y reilusionar a los aficionados, y llenar las plazas, y… y sólo cabe desear que su reaparición en Lima, además de que sea un éxito, constate que su recuperación ha sido total y que este joven peruano sigue con la ambición intacta, con el buen gusto de siempre y con el mismo valor que le llevó a ocupar de inmediato un lugar de privilegio entre las preferencias de los aficionados.

  Votar:  
Resultado: 4.3 puntos4.3 puntos4.3 puntos4.3 puntos4.3 puntos   6 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
SPC C2C Soluciones Integrales SPC C2C Soluciones Integrales

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.