inicio
Jorge Arturo Díaz Reyes - 14/04/2015

Las dos últimas temporadas en el Centro de Espectáculos Macarena de Medellín, han arrojado pérdidas por mil millones de pesos colombianos (unos 380.000 Euros).

El 14 de febrero, en medio de clamor, pancartas y ruegos de continuidad, el presidente de la empresa "Cormacarena", Santiago Tobón, renunció, aduciendo la negativa de los propietarios, Corporación (Hospital) San Vicente de Paúl “Corpaúl”, a seguir prestando su escenario multiusos para la fiesta brava.

De inmediato estos respondieron que no había tal. Que seguían disponibles también para el toro, pero que ni la recién acéfala empresa por 21 años arrendataria ni otra lo habían solicitado.

Mientras tanto, los aficionados paisas desesperan sin ver futuro. Buscar chivos expiatorios es tan fácil y ladino como echar cortinas de humo con el argumento cómplice de que no hay culpable, que todos lo somos.

Cormacarena durante la mayor parte de su tiempo fue próspera y exitosa. Mantuvo la fiesta frente al asedio antitaurino, feroz a todo nivel, declarado y encubierto. Resistió hasta dónde pudo. Hay que reconocerlo. No sucumbió por cobardía. Pero quizá sí por equivocación. Al final escogió mal el terreno y dio ventajas a los enemigos, que ahora celebran.

Escoger el terreno propicio es premisa para todo general victorioso. Dicen que Napoleón, lo equivocó en Waterloo, barrizal que atascó su artillería. Santiago también lo hizo en Medellín. Tenía una auténtica plaza de toros, la cual a medio camino fue convertida por sus aliados esnobistas en un búnker sombrío, poco torero donde atascó la afición y terminó siendo derrotado.

Cierto, no fue la única razón, otras hubo, pero el desastre comenzó a fraguarse allí, en el 2004, con esa transexualización en un "Centro de espectáculos", que ahora da 60 diversos al año, de los cuales sólo siete taurinos; los únicos a pérdida. !Claro! Ya no es una plaza de toros.

En Cali, quienes aplaudieron tal cirugía piden imitarla, más radical. Que la plaza también sea techada y multiusos, que para ello altere su título de patrimonio cultural, venda sus terrenos y en ellos "levanten un bello centro comercial".

El extravío de identidad cunde por Colombia. La Macarena convertida en otra cosa, la Santa María secuestrada en riesgo de metamorfosis, y Cañaveralejo en capilla. No podríamos culpar a quién se siente ajeno en su sexo y de pronto quiera transformarlo. Pero sí a quien intente operarnos a todos.

  Votar:  
Resultado: 4.6 puntos4.6 puntos4.6 puntos4.6 puntos4.6 puntos   9 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
SPC C2C Soluciones Integrales SPC C2C Soluciones Integrales

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.