inicio
Jorge Arturo Díaz Reyes - 28/04/2015

Las ideas, bien o mal, valen más por quien las expresa que por sí mismas. Ese poder encarecedor es privilegio de notorios (no siempre notables).

¿Cuántas veces la gente, las naciones, la historia, se han despeñado tras las palabras de ídolos del foro fanáticos, criminales, locos? El impertinente Sir Francis Bacon intentó prevenir a la humanidad sobre tal aberración del pensamiento, "idola fori", pero él era más notable que notorio y fracasó.

Por ejemplo, hace algunos años en Colombia hubo un conocido entrenador de fútbol que disculpaba sus derrotas con una cháchara de este corte... “Correr es igual a quedarse parado”, “Perder es igual a ganar”. Tales disparates eran reproducidos con adulación por los periodistas que le ungieron como “filósofo deportivo” y lo citaban sin cesar.

Por supuesto, la buena selección en sus manos terminó yéndose de culo, sin que sus creyentes pudieran entender por qué. Ni falta les hacía. Cuando contra toda súplica renunció, inconsolables lo continuaron con su apóstol. ¡Peor!

Pero la verdad sea dicha, los mediáticos a veces aciertan. O bueno, creemos que aciertan, quizá porque dicen lo que queremos oír y caemos de nuevo al juego sin saberlo. Hace una semana, leí en El País de Madrid esto... (y no es de Vargas Llosa)

"Amo las corridas de toros, he ido a muchas, he leído a Hemingway... Las corridas simbolizan la oscuridad y la luz... me entristece que en Barcelona las hayan prohibido. Es muy estúpido prohibir una tradición que viene del alma..."

Nada original, desde luego. Cosas así las dicen cada rato, personas importantes, menos importantes, aficionados, y hasta cualquier chisgarabís... yo mismo. Pero esta vez me conmoví, me alegré, me justifiqué. No por ellas; por quien las dijo. Claro.

Desde Brasil, una señora septuagenaria, bella, ingeniosa, nacida en Yugoeslavia, creadora de un arte que va más allá del arte, “Abuela del perfomance” reconocida, y según especialistas una de las figuras contemporáneas más influyentes.

Marina Abramovic, quien por cuna, cultura y oficio podría presumirse ajena del rito, quizá contraria, se ha confesado aficionada, y argumentado su significado y libertad. Leyéndola, he reincidido en el idola fori. Que me perdone Sir Francis.

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   4 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.