inicio
Jorge Arturo Díaz Reyes - 04/06/2015

Viajo. Cuando puedo escoger destino descarto países que practican la barbarie de no dar corridas de toros, sino solo asesinarlos en infames mataderos.

En Europa no paso de España y el sur de Francia. Portugal no. Es peor que en cualquier parte. Burlan al toro, se lucen con él y luego, le saca del ruedo, lo llevan a un lugar oculto e indefenso y a escondidas le liquidan.

Prefiero las ferias. Por la concentración de festejos, y desde hace muchos años, la de San Isidro en Madrid. Justifica la romería, el esfuerzo del viaje, su costo e implicaciones. La prefiero por todo, su toro, su público, su rigor, su trascendencia, su cultura taurina, y claro por su número de corridas. Treinta y una. ¿Donde más?

Venir de América donde debemos consolarnos con un sucedáneo de la fiesta, un remedo, no pocas veces una caricatura, es una fuga en busca de la verdad, lo sacro, las razones del credo.

Por eso, entre todos los riegos asumidos, el mayor, el más peligroso, el más temido es el de la frustración. Desde luego no la frivolidad aquella de que las corridas no salgan “buenas”, no. Algo más hondo, que ofenda la devoción y demerite todo.

Miedo a llegar y encontrar el templo asediado por el fariseísmo, los principios en juego y el rito desvirtuado. Esta vez he vuelto a sentir algo así, con enojo e indignación, y hasta he gritado ¡No, no no! Por fortuna en la última semana me ha resarcido la presencia de algunos toros. Hoy no. Madrid siempre.

 

 

 

 

  Votar:  
Resultado: 4 puntos4 puntos4 puntos4 puntos4 puntos   4 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.