inicio
Jorge Arturo Díaz - 28/05/2015

La plaza de Las Ventas tiene muchas puertas. Pero tres de mayor connotación: Grande, Cuadrillas y Arrastre. No cuento la del Rey cuyo protagonismo es circunstancial.

La primera, del triunfo, une directamente la explanada con el ruedo. La segunda, de muerte, accede al patio del destasadero. La tercera, de ilusiones, da entrada a los toreros.

Pero aparte de tales obviedades, también les da entidad el tipo de gente que congregan en la hora preámbulo de las corridas. Multitudes de diverso tipo.

Frente a la grande, flanqueada por taquillas, esculturas, quiscos de golosinas y suvenires, una masa común, variopinta; viejos y nuevos aficionados, gente de los pueblos, turistas, noveleros, reventas...

En arrastre, que además abre los tendidos caros, las oficinas, el set de televisión, y la sala de prensa, merodea el notablato; ropa de marca, toreros en traje de calle, figuras del pasado, apoderados, empresarios, ganaderos, periodistas…

Y en cuadrillas, curiosos, fans, cazadores de autógrafos y selfies, repartidores de abrazos y besos, aplaudidores vocacionales, fotógrafos…

Por supuesto las cosas que se oyen al pasar son también de calibre y contenido distinto. Ayer hice el recorrido y oí...

En la primera, a Enrique Ponce que llegaba: ¡Guapetón aguanta un año más!

En la opuesta: ¡Hoy a hombros torerazo!

Y en la del medio: ¿Quieres algo para hoy? El mejor puesto de la plaza, fila 6, andanada de sol, cincuenta euritos.

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   1 Voto

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.