inicio
José Luis López Marín - 20/02/2015

Acabo de leer el comunicado de Morante de la Puebla, en el que anuncia que este año tampoco vendrá a Sevilla. 'Por medio de la presente, y dirigiéndome a la afición de mi tierra no tengo por más remedio que decirles, muy a mi pesar, que por segundo año consecutivo no torearé en Sevilla'.

Treinta y dos palabras y menos de tres líneas, es lo que el torero de La Puebla ha necesitado para dejar con un palmo de narices a los aficionados sevillanos.

Treinta y dos palabras y menos de tres líneas, son el argumento que José Antonio ha esgrimido para decir no a Sevilla y menospreciarla. No sé qué ha pasado, ni que le ha hecho cambiar de opinión en unos días, ya que él mismo había pedido una rectificación pública de los empresarios, para que las aguas volvieran a su cauce, y esta se produjo unos días después, mas tarde realizó unas declaraciones afirmando que a Sevilla había que darle una segunda oportunidad. Todo marchaba con normalidad y las negociaciones se iniciaron sin problemas aparentes, incluso se había visto en el campo, el ganado que iba a lidiar. Todo lo que ha ido solicitando parece que se la ha concedido. La semana pasada, en esa cadena de ofrecimientos, se le llegó a ofrecer la opción de hacer cinco tardes el paseíllo en La Maestranza, algo que en la historia ha estado al alcance de muy pocos toreros.

¿Que habrá sucedido para que en solo unos días, el torero cambie de opinión, y lo de segunda oportunidad, para Sevilla se quede en nada de nada? …o no ha sido el torero quien ha cambiado de opinión. No quisiera pensar en cosas que se están comentando en los mentideros taurinos, sobre las intenciones del nuevo grupo hispano-mexicano de utilizar la presión de sus toreros para hacerse con la plaza de Sevilla, no lo sé, y me da pena pensar que Morante de la Puebla se pueda prestar a esta estratagema, pero aun a sabiendas que los dineros son necesarios hasta para el que más lo tiene, no lo son todo, y menos para un torero nacido a la sombra de la Giralda, al que la afición sevillana ha mimado, querido y esperado durante mucho tiempo, es posible que demasiado.

Pero ¡cuidado! porque el amor está muy cerca del odio, y puede ser que los aficionados se cansen de esperar al que tan poco le está dando, y del que recibe más desprecio que cariño en los últimos años, ya que al margen de treinta y dos palabras y menos de tres líneas, los únicos argumentos que José Antonio Morante Camacho ha ofrecido a sus, hasta ahora, incondicionales sevillanos, han sido una faena de dos orejas en 2007 y dos de una oreja en los años 2009 y 2010, demasiado poco si se tiene en cuenta que desde que corto las dos orejas en 2007 al toro de Núñez del Cuvillo. Ha lidiado casi 50 toros y lleva más de 5 años sin dar una vuelta al ruedo maestrante.

¡Ojala! recapacite, pero Morante lo tiene muy complicado con Sevilla y va a tener que apechugar con lo que venga, ya que ahora va a resultar muy difícil responsabilizar a la empresa de la falta de sensibilidad del torero.

Que Dios reparta suerte, amigos.

Artículo publicado en ABC.ES

  Votar:  
Resultado: 3,8 puntos3,8 puntos3,8 puntos3,8 puntos3,8 puntos   12 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.